Intervención para el tratamiento de la prostatitis crónica y el dolor pelviano crónico en hombres

Pregunta de la revisión

¿Cuáles son los efectos de las terapias farmacológicas en hombres con dolor y malestar prolongado en la zona de la próstata y la pelvis, denominado síndrome de dolor pelviano crónico/prostatitis crónica (SDPC/PC)?

Antecedentes

El SDPC/PC es un trastorno común en el cual los hombres sienten dolor pelviano o tienen síntomas molestos (o ambos) al orinar. Su causa no se conoce y hay muchos tratamientos diferentes para este trastorno.

Características de los estudios

La evidencia se actualizó hasta julio 2019. Se encontraron 96 estudios realizados entre 1983 y 2016 en 8646 pacientes con SDPC/PC, con la evaluación de 16 tipos de intervenciones farmacológicas. Estos tratamientos fueron administrados a los hombres de forma ambulatoria. La mayoría de los estudios no especificaron las fuentes de financiamiento; 21 estudios informaron sobre el financiamiento de compañías farmacéuticas.

Resultados clave

Alfabloqueantes: no existe seguridad en cuanto a los efectos de los alfabloqueantes sobre los síntomas de prostatitis. Los alfabloqueantes pueden aumentar los efectos secundarios, por ejemplo, los mareos y la presión arterial baja. Los alfabloqueantes probablemente producen poca o ninguna diferencia en los problemas sexuales, la calidad de vida o la ansiedad y la depresión.

Inhibidores de la 5-alfa reductasa (5-ARI, por sus siglas en inglés): Los 5-ARI probablemente reducen los síntomas de prostatitis y pueden no estar asociados con más efectos secundarios que los observados en los pacientes que reciben placebo. No hubo información sobre los problemas sexuales, la calidad de vida ni sobre la ansiedad y la depresión.

Antibióticos: los antibióticos pueden reducir los síntomas de prostatitis y probablemente no están asociados con efectos secundarios. Los antibióticos probablemente producen poca o ninguna diferencia en los problemas sexuales y la calidad de vida. No hubo información sobre la ansiedad y la depresión.

Antiinflamatorios: los antiinflamatorios pueden reducir los síntomas de prostatitis y pueden no estar asociados con efectos secundarios. No hubo información sobre los problemas sexuales, la calidad de vida ni sobre la ansiedad y la depresión.

Fitoterapia: la fitoterapia puede reducir los síntomas de prostatitis y puede no estar asociada con efectos secundarios. La fitoterapia puede no mejorar los problemas sexuales. No hubo información sobre la calidad de vida ni sobre la ansiedad y la depresión.

Toxina botulínica A (TBA): la inyección de esta toxina en la próstata puede causar una gran reducción de los síntomas de prostatitis, aunque si se aplica a los músculos de la pelvis, la TBA puede no causar este efecto. Estas inyecciones pueden no estar asociadas con efectos secundarios. No hubo información sobre los problemas sexuales, la calidad de vida ni sobre la ansiedad y la depresión.

Alopurinol: el alopurinol puede producir poca o ninguna diferencia en los síntomas de prostatitis y puede no estar asociado con efectos secundarios. No hubo información sobre los problemas sexuales, la calidad de vida ni sobre la ansiedad y la depresión.

Medicina tradicional china (MTC): La MTC puede reducir los síntomas de prostatitis y puede no estar asociada con efectos secundarios. La MTC probablemente no mejora los problemas sexuales y puede no mejorar los síntomas de ansiedad y depresión. No hubo información sobre la calidad de vida.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia fue baja a muy baja en la mayoría de los casos, lo cual significa que hay mucha incertidumbre en cuanto a los resultados. Los problemas más frecuentes detectados en los estudios incluidos fueron el diseño inadecuado, el tamaño de la muestra pequeño y el periodo de seguimiento corto (generalmente 12 semanas).

Conclusiones de los autores: 

Se encontró evidencia de calidad baja a muy baja de que los alfabloqueantes, los antibióticos, los 5-ARI, los antiinflamatorios, la fitoterapia, la inyección intraprostática de TBA y la medicina china tradicional pueden causar una reducción de los síntomas de prostatitis sin una mayor incidencia de eventos adversos a corto plazo, excepto por los alfabloqueantes, que pueden estar asociados con un aumento de los eventos adversos leves. Se encontraron pocos ensayos con comparadores activos y poca evidencia de los efectos de estos fármacos sobre la disfunción sexual, la calidad de vida o la ansiedad y la depresión. Los futuros ensayos clínicos deben incluir un informe completo de los métodos, incluido un enmascaramiento adecuado, la evaluación consistente de todos los resultados importantes para los pacientes, los eventos adversos potenciales relacionados con el tratamiento y tamaños de la muestra apropiados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El síndrome de dolor pelviano crónico/prostatitis crónica (SDPC/PC) es un trastorno común en el que las dos características clínicas principales son el dolor pelviano y los síntomas de las vías urinarias inferiores. En la actualidad hay muchos enfoques para su tratamiento, tanto mediante intervenciones farmacológicas como no farmacológicas. La puntuación del National Institute of Health - Chronic Prostatitis Symptom Index (NIH-CPSI) es una medida validada usada comúnmente para medir los síntomas del SDPC/PC. Se consideró una disminución del 25% de la puntuación inicial del NIH-CPSI o una reducción de seis puntos como DMCI.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las terapias farmacológicas para el síndrome de dolor pelviano crónico/prostatitis crónica.

Métodos de búsqueda: 

Se realizó una búsqueda exhaustiva mediante CENTRAL, MEDLINE, Embase, PsycINFO, CINAHL, registros de ensayos, literatura gris y resúmenes de congresos, sin restricciones en el idioma de publicación ni en el estado de la publicación. La fecha de la última búsqueda para todas las bases de datos fue julio 2019.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados. Los criterios de inclusión fueron los hombres con un diagnóstico de SDPC/PC. Se incluyeron todas las intervenciones farmacológicas disponibles en comparación con placebo o en comparaciones directas.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la elegibilidad de los estudios, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos. La calidad de la evidencia (CdE) se evaluó según los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 99 estudios únicos en 9119 hombres con SDPC/PC, con evaluaciones de 16 tipos de intervenciones farmacológicas. A menos que se indicara lo contrario, las comparaciones se basaron en el seguimiento a corto plazo (menos de 12 meses). La mayoría de los estudios no especificaron las fuentes de financiamiento; 21 estudios informaron sobre el financiamiento de compañías farmacéuticas.

1. Alfabloqueantes: (24 estudios, 2061 participantes). No se conocen con certeza los efectos de estos fármacos sobre los síntomas de prostatitis en comparación con placebo al momento del seguimiento a corto plazo (diferencia de medias [DM] en la puntuación total del NIH-CPSI -5,01; intervalo de confianza [IC] del 95%: -7,41 a -2,61; 18 estudios, 1524 participantes, CdE muy baja) y al momento del seguimiento a largo plazo (DM -5,60; IC del 95%: -10,89 a -0,32; cuatro estudios, 235 participantes, CdE muy baja). Los alfabloqueantes pueden asociarse con una mayor incidencia de eventos adversos, como mareos e hipotensión postural (cociente de riesgos [CR] 1,60; IC del 95%: 1,09 a 2,34; 19 estudios, 1588 participantes; CdE baja). Los alfabloqueantes probablemente producen poca o ninguna diferencia en la disfunción sexual, la calidad de vida y la ansiedad y la depresión (CdE de moderada a baja).

2. Inhibidores de la 5-alfa reductasa (5-ARI): (2 estudios, 177 participantes). La finasterida probablemente reduce los síntomas de prostatitis en comparación con placebo (puntuación del NIH-CPSI, DM -4,60; IC del 95%: -5,43 a -3,77; un estudio, 64 participantes; CdE moderada) y puede no estar asociada con una mayor incidencia de eventos adversos (CdE baja). No hubo información sobre la disfunción sexual, la calidad de vida ni sobre la ansiedad y la depresión.

3. Antibióticos: (6 estudios, 693 participantes). Los antibióticos (quinolonas) pueden reducir los síntomas de prostatitis en comparación con placebo (puntuación del NIH-CPSI, DM -2,43; IC del 95%: -4,72 a -0,15; 5 estudios, 372 participantes; CdE baja) y probablemente no se asocian con una mayor incidencia de eventos adversos (CdE moderada). Los antibióticos probablemente producen poca o ninguna diferencia en la disfunción sexual y la calidad de vida (CdE moderada). No hubo información sobre la ansiedad o la depresión.

4. Antiinflamatorios: (siete estudios, 585 participantes). Los antiinflamatorios pueden reducir los síntomas de prostatitis en comparación con placebo (puntuaciones del NIH-CPSI, DM -2,50; IC del 95%: -3,74 a -1,26; 7 estudios, 585 participantes; CdE baja) y pueden no estar asociados con una mayor incidencia de eventos adversos (CdE baja). No hubo información sobre la disfunción sexual, la calidad de vida ni sobre la ansiedad y la depresión.

5. Fitoterapia: (siete estudios, 551 participantes). La fitoterapia puede reducir los síntomas de prostatitis en comparación con placebo (puntuaciones del NIH-CPSI, DM -5,02; IC del 95%: -6,81 a -3,23; 5 estudios, 320 participantes; CdE baja) y puede no estar asociada con una mayor incidencia de eventos adversos (CdE baja). Es posible que la fitoterapia no mejore la disfunción sexual (CdE baja). No hubo información sobre la calidad de vida ni sobre la ansiedad y la depresión.

6. Toxina botulínica A (TBA): La inyección intraprostática de TBA (1 estudio, 60 participantes) puede causar una gran reducción de los síntomas de prostatitis (puntuaciones del NIH-CPSI, DM -25,80; IC del 95%: -30,15 a -21,45), mientras que la inyección de TBA en el músculo del suelo pelviano (1 estudio, 29 participantes) puede no reducir los síntomas de prostatitis (CdE baja). Ambas comparaciones utilizaron una inyección de placebo. Estas intervenciones pueden no estar asociadas con una mayor incidencia de eventos adversos (CdE baja). No hubo información sobre la disfunción sexual, la calidad de vida ni sobre la ansiedad y la depresión.

7. Alopurinol: (dos estudios, 110 participantes). El alopurinol puede dar lugar a poca o ninguna diferencia en los síntomas de prostatitis y los eventos adversos en comparación con placebo (CdE baja). No hubo información sobre la disfunción sexual, la calidad de vida ni sobre la ansiedad y la depresión.

8. Medicina tradicional china (MTC): (7 estudios, 835 participantes); la MTC puede reducir los síntomas de prostatitis (puntuación del NIH-CPSI, DM -3,13; IC del 95%: -4,99 a -1,28; CdE baja) y puede no estar asociada con una mayor incidencia de eventos adversos (CdE baja). La MTC probablemente no mejora la disfunción sexual (CdE moderada) y puede no mejorar los síntomas de ansiedad y depresión (CdE baja). No había información sobre la calidad de vida.

Las razones más frecuentes para disminuir la CdE fueron las limitaciones de los estudios, la inconsistencia y la imprecisión. Se encontraron pocos ensayos con comparadores activos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save