Percepciones y experiencias del acompañamiento durante el trabajo de parto

¿Cuál es el objetivo de esta síntesis?

El objetivo de esta síntesis Cochrane de la evidencia cualitativa fue explorar cuál es la experiencia de las mujeres, las familias y los trabajadores de salud en cuanto a las mujeres que atraviesan el trabajo de parto y el parto con una persona de apoyo (“acompañante del trabajo de parto”). Un acompañante del trabajo de parto puede ser la pareja de la paciente, un miembro de la familia, un colaborador entrenado (doula), o una enfermera/comadrona. Se recopilaron y analizaron todos los estudios cualitativos relevantes para responder esta pregunta.

Esta síntesis de la evidencia cualitativa se vincula a otra revisión Cochrane de Bohren y colegas de 2017 que evalúa el efecto del apoyo continuo a las pacientes durante el parto. El apoyo continuo mejora la salud y el bienestar para las pacientes y los recién nacidos aunque no se comprenden bien los factores que afectan la ejecución exitosa.

Mensajes clave

Los acompañantes del trabajo de parto proporcionan a las pacientes información, apoyo práctico y emocional, y pueden opinar en defensa de las pacientes. Los acompañantes pueden ayudar a las pacientes a tener una experiencia positiva en cuanto al parto y deben ser compasivos y confiables. Sin embargo, no todas las pacientes que desean un acompañante del trabajo de parto tienen uno, en especial en ámbitos de escasos recursos.

¿Qué se estudió en esta revisión?

Se utilizó el término “acompañamiento durante el trabajo de parto” para describir el apoyo prestado a las pacientes durante el trabajo de parto y el parto. En los países de ingresos altos, las pacientes a menudo son acompañadas por miembros de la familia o una doula. Sin embargo, en los centros sanitarios de los países de ingresos bajos y medios, es posible que no se permita a las pacientes tener una persona de apoyo y podrían atravesar el trabajo de parto y el parto solas.

La revisión de Bohren de 2017 indica que el apoyo a las pacientes durante el parto tiene efectos positivos sobre las experiencias de las pacientes y sobre su salud. Se buscó comprender cómo se sienten las pacientes, las parejas y los profesionales de atención sanitaria en cuanto al acompañamiento durante el trabajo de parto, y qué factores podrían influir en el acceso de las pacientes al acompañamiento durante el trabajo de parto.

¿Cuáles son los principales hallazgos?

Se encontraron 51 estudios, en su mayoría de países de ingresos altos que describían principalmente las perspectivas de las pacientes. Se evaluó el nivel de confianza de cada resultado mediante los criterios GRADE-CERQual. Hubo una confianza alta o moderada en muchos de los resultados. Se indicó cuando sólo hubo poca o muy poca confianza en un resultado.

Los acompañantes durante el trabajo de parto apoyaron a las pacientes de cuatro maneras diferentes. Los acompañantes prestaron apoyo informativo al proporcionar información acerca del parto, superando las brechas de comunicación entre los trabajadores de salud y las pacientes, y facilitando el alivio no farmacológico del dolor. Los acompañantes fueron defensores, lo cual significa que opinaron en defensa de las pacientes. Los acompañantes prestaron apoyo práctico, incluida la posibilidad de estimular a las pacientes a que se muevan, hacer masajes y sostener su mano. Finalmente, los acompañantes proporcionaron apoyo emocional, mediante elogios y reafirmación para ayudar a las pacientes a sentirse en control y seguras y proporcionando una presencia física continua.

Las pacientes que deseaban la presencia de un acompañante durante el trabajo de parto y el parto necesitaban que dicha persona fuese compasiva y confiable. El acompañamiento ayudó a las pacientes a tener una experiencia positiva del parto. Las pacientes sin un acompañante podrían percibir esta experiencia del parto como negativa. Las pacientes tenían perspectivas diversas acerca de querer tener un acompañante masculino presente (confianza baja). En general, los hombres que fueron acompañantes durante el trabajo de parto opinaron que su presencia tuvo una influencia positiva sobre ellos mismos (confianza baja) y sobre la relación con su pareja y el recién nacido (confianza baja), aunque algunos sintieron ansiedad al ser testigos del dolor del trabajo de parto (confianza baja). Algunos acompañantes sintieron que no fueron integrados de forma adecuada al equipo de atención ni a la toma de decisiones.

Las doulas a menudo se reunieron con las pacientes antes del parto para desarrollar empatía y manejar las expectativas. Las pacientes pudieron desarrollar vínculos cercanos con sus doulas (confianza baja). Las pacientes nacidas en otros países en ámbitos de ingresos altos podrían apreciar el apoyo de las doulas comunitarias para recibir atención culturalmente competente (confianza baja).

Los factores que afectan la ejecución incluyeron la falta de reconocimiento de los trabajadores de salud y de las pacientes de los beneficios del acompañamiento, la ausencia de espacio y privacidad, y el miedo al mayor riesgo de infección (confianza baja). Se creyó que el cambio en las políticas para permitir el acompañamiento y considerar las brechas entre la política y la práctica era importante (confianza baja). Algunos profesionales fueron resistentes al uso de acompañantes o no estaban bien entrenados en cómo utilizarlos lo cual podría dar lugar a conflictos. Los acompañantes no profesionales a menudo no fueron integrados a la atención prenatal, lo cual puede causar frustración (confianza baja).

Se compararon los resultados de esta síntesis con los programas/enfoques de acompañamiento evaluados en la revisión de Bohren de la efectividad. Se halló que la mayoría de estos programas no parecieron considerar estas características clave del acompañamiento durante el trabajo de parto.

¿Cuál es el grado de actualización de esta síntesis?

Se realizaron búsquedas de estudios publicados antes del 9 de agosto de 2018.

Conclusiones de los autores: 

Existe confianza alta o moderada en la evidencia que contribuye a varios de estos hallazgos de la revisión. La investigación adicional, en especial en ámbitos de ingresos bajos y medios y con diferentes grupos de profesionales de atención sanitaria, podría fortalecer la evidencia en cuanto a los resultados de confianza baja o muy baja. Antes de implementar el acompañamiento laboral, los investigadores y programadores deben considerar los factores que pueden afectar la implementación, incluyendo el contenido de la capacitación y el tiempo para los proveedores, las mujeres y los acompañantes; la estructura física de la sala de trabajo; la especificación de roles claros para los acompañantes y los proveedores; la integración de los acompañantes; y la medición del impacto del acompañamiento en las experiencias de cuidado de las mujeres. La investigación de la ejecución o los estudios realizados sobre el acompañamiento durante el trabajo de parto deben incluir un componente cualitativo para evaluar el proceso y el contexto de la ejecución, con objeto de interpretar mejor los resultados y compartir los resultados entre los contextos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El acompañamiento durante el trabajo de parto se refiere al apoyo prestado a una mujer durante el trabajo de parto y el parto y puede ser proporcionado por una pareja, un miembro de la familia, un amigo, una doula o un profesional sanitario. Una revisión sistemática Cochrane de las intervenciones de Bohren y colegas, estableció la conclusión de que tener un acompañante del trabajo de parto mejora los resultados para las pacientes y los recién nacidos. Por lo tanto, la presencia de un acompañante durante el trabajo de parto se considera un aspecto importante para mejorar la calidad de la atención durante el trabajo de parto y el parto. Sin embargo, su implementación no es universal. La ejecución del acompañamiento durante el trabajo de parto puede ser obstaculizada por la comprensión limitada de los factores que afectan la ejecución exitosa entre los contextos.

Objetivos: 

Los objetivos de la revisión fueron describir y explorar las percepciones y experiencias de las mujeres, las parejas, los miembros de la comunidad, los profesionales de la salud y los administradores, y otras partes interesadas clave con respecto al acompañamiento durante el parto; identificar los factores que afectan la implementación exitosa y la sostenibilidad de este acompañamiento; y explorar cómo los hallazgos de esta revisión pueden mejorar la comprensión de la revisión sistemática Cochrane relacionada con las intervenciones.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en las bases de datos MEDLINE, CINAHL y POPLINE K4Health en busca de estudios elegibles desde su inicio hasta el 9 de septiembre de 2018. No hubo restricciones de idioma, fecha ni lugar.

Criterios de selección: 

Se incluyeron estudios que utilizaron métodos cualitativos para la recopilación y el análisis de datos; se centraron en las percepciones y experiencias de las mujeres, las parejas, los miembros de la familia, las doulas, los proveedores u otros interesados pertinentes en relación con el acompañamiento durante el parto; y procedían de cualquier tipo de centro de salud en cualquier ámbito a nivel mundial.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizó un enfoque de análisis temático para la extracción y la síntesis de datos, y se evaluó la confianza en los resultados mediante los criterios GRADE-CERQual. Se utilizaron dos enfoques para integrar los resultados cualitativos con los resultados de la revisión de las intervenciones. Se utilizó un modelo lógico para teorizar las conexiones entre los elementos de la intervención y los resultados de salud y bienestar. También se utilizó un modelo matriz para comparar las características del acompañamiento durante el trabajo de parto identificadas como importantes en la síntesis de evidencia cualitativa con las intervenciones incluidas en la revisión de las intervenciones.

Resultados principales: 

Se encontraron 51 estudios (52 artículos), en su mayoría de países de ingresos altos que describían principalmente las perspectivas de las pacientes. Se evaluó el nivel de confianza de cada resultado mediante los criterios GRADE-CERQual. Hubo una confianza alta o moderada en muchos de los resultados. Se indicó cuando sólo hubo poca o muy poca confianza en un resultado.

Los acompañantes durante el trabajo de parto apoyaron a las pacientes de cuatro maneras diferentes. Los acompañantes prestaron apoyo informativo al proporcionar información acerca del parto, superando las brechas de comunicación entre los trabajadores de salud y las pacientes, y facilitando el alivio no farmacológico del dolor. Los acompañantes fueron defensores, lo cual significa que opinaron en defensa de las pacientes. Los acompañantes prestaron apoyo práctico, incluida la posibilidad de estimular a las pacientes a que se muevan, hacer masajes y sostener su mano. Finalmente, los acompañantes proporcionaron apoyo emocional, mediante elogios y reafirmación para ayudar a las pacientes a sentirse en control y seguras y proporcionando una presencia física continua.

Las pacientes que deseaban la presencia de un acompañante durante el trabajo de parto y el parto necesitaban que dicha persona fuese compasiva y confiable. El acompañamiento ayudó a las pacientes a tener una experiencia positiva del parto. Las pacientes sin un acompañante podrían percibir esta experiencia del parto como negativa. Las pacientes tenían perspectivas diversas acerca de querer tener un acompañante masculino presente (confianza baja). En general, los hombres que fueron acompañantes durante el trabajo de parto opinaron que su presencia tuvo una influencia positiva sobre ellos mismos (confianza baja) y sobre la relación con su pareja y el recién nacido (confianza baja), aunque algunos sintieron ansiedad al ser testigos del dolor del trabajo de parto (confianza baja). Algunos acompañantes sintieron que no fueron integrados de forma adecuada al equipo de atención ni a la toma de decisiones.

Las doulas a menudo se reunieron con las pacientes antes del parto para desarrollar empatía y manejar las expectativas. Las pacientes pudieron desarrollar vínculos cercanos con sus doulas (confianza baja). Las pacientes nacidas en otros países en ámbitos de ingresos altos podrían apreciar el apoyo de las doulas comunitarias para recibir atención culturalmente competente (confianza baja).

Los factores que afectan la ejecución incluyeron la falta de reconocimiento de los trabajadores de salud y de las pacientes de los beneficios del acompañamiento, la ausencia de espacio y privacidad, y el miedo al mayor riesgo de infección (confianza baja). Se creyó que el cambio en las políticas para permitir el acompañamiento y considerar las brechas entre la política y la práctica era importante (confianza baja). Algunos profesionales fueron resistentes al uso de acompañantes o no estaban bien entrenados en cómo utilizarlos lo cual podría dar lugar a conflictos. Los acompañantes no profesionales a menudo no fueron integrados a la atención prenatal, lo cual puede causar frustración (confianza baja).

Se compararon los resultados de esta síntesis con los programas/enfoques de acompañamiento evaluados en la revisión de Bohren de la efectividad. Se halló que la mayoría de estos programas no parecieron considerar estas características clave del acompañamiento durante el trabajo de parto.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save