Estrategias de seguimiento después de finalizar el tratamiento primario contra el cáncer

¿Cuál era el objetivo de esta revisión?

En esta revisión Cochrane, se intentó averiguar si los supervivientes del cáncer que recibieron tres tipos diferentes de atención de seguimiento, después de haber recibido tratamiento contra el cáncer, tienen mejores resultados médicos y personales. Se recopilaron y evaluaron todos los estudios pertinentes y se encontraron 53 estudios.

Mensajes clave

El seguimiento realizado por personal no especialista, como el seguimiento proporcionado por un médico general o por el personal de enfermería, tiene poca o ninguna diferencia en la calidad de vida relacionada con la salud, la ansiedad o la depresión, en comparación con el seguimiento realizado por especialistas. No es posible tener seguridad en cuanto a sus efectos sobre la supervivencia general y la detección del cáncer que reaparece después del tratamiento (recidiva).

Un seguimiento menos intensivo, como el seguimiento con menos exámenes o pruebas, puede lograr poca o ninguna diferencia en la supervivencia general, aunque probablemente retrasa la detección de la recidiva en comparación con un seguimiento más intensivo. Sin embargo, se necesitan otros tipos de estudios antes de poder tener seguridad acerca de los efectos de la detección temprana de la recidiva sobre la supervivencia. Tampoco es posible tener seguridad en cuanto a su efecto sobre la calidad de vida relacionada con la salud, la ansiedad y la depresión.

Hubo poca evidencia en cuanto al tipo de seguimiento final, que integró componentes adicionales relevantes para la detección de la recidiva, como la educación o la monitorización de los síntomas del paciente, o planes de atención de supervivencia.

¿Qué se estudió en la revisión?

Después de recibir tratamiento para el cáncer, la mayoría de los pacientes reciben atención de seguimiento para buscar signos de recidiva. Si el cáncer regresa, se cree que es mejor detectarlo antes, lo cual permite un tratamiento más temprano, lo cual se espera que mejore la supervivencia del paciente. El seguimiento tradicional que incluye visitas establecidas a un especialista en cáncer en un contexto hospitalario para la realización de exámenes y pruebas puede ser costoso y representar una carga para el paciente. Se han desarrollado y examinado estrategias de seguimiento más nuevas que incluyen proveedores de atención no especialistas, diferentes intensidades de los exámenes o el agregado de planes de atención de supervivencia, aunque aún no se conoce su efectividad.

El objetivo de esta revisión fue determinar si tres tipos de atención posterior aumentaron la supervivencia, disminuyeron el tiempo hasta que se detectó la recidiva y mejoraron los resultados de los pacientes, como la calidad de vida relacionada con la salud, la ansiedad y la depresión, así como el coste. Los tipos de atención posterior fueron: 1) seguimiento realizado por personal no especialista (por ejemplo, atención médica general, atención de enfermería, atención iniciada por el paciente o compartida) frente al seguimiento realizado por especialistas; 2) seguimiento menos intensivo frente a más intensivo (basado en la frecuencia o intensidad de las visitas clínicas, los exámenes o los procedimientos de diagnóstico); y 3) seguimiento que integra componentes adicionales de la atención pertinentes para la detección de la recidiva (por ejemplo, educación o monitorización de los síntomas del paciente o planes de atención de supervivencia) frente a la atención habitual.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Se analizaron 53 estudios, con 20 832 participantes con 12 tipos de cáncer en 15 países diferentes, principalmente en Europa, Norteamérica y Australia. Todos los estudios se realizaron en un hospital o en un centro de medicina general.

Cuando los supervivientes del cáncer reciben atención posterior realizada por personal no especialista, como médicos generales y personal de enfermería:

- No se sabe si la supervivencia general está afectada o si la recidiva del cáncer se detecta antes;

- Probablemente logra poca o ninguna diferencia en la calidad de vida relacionada con la salud y la ansiedad y no logra ninguna diferencia en la depresión a los 12 meses de seguimiento;

- No existe seguridad en cuanto a si existe una diferencia en los costes entre estos dos tipos de estrategias de seguimiento.

Cuando los supervivientes del cáncer reciben atención posterior menos intensiva, como menos exámenes y pruebas:

- Puede lograr poca o ninguna diferencia en la supervivencia general, aunque probablemente retrasa la detección de la recidiva;

- No existe seguridad en cuanto a si logra una diferencia en la calidad de vida relacionada con la salud, la ansiedad y los costes. No se encontraron estudios que evaluaran la depresión.

Cuando los supervivientes del cáncer reciben atención posterior con educación adicional sobre sus síntomas o planes de atención de supervivencia:

- No existe seguridad en cuanto a cómo este tipo de atención posterior mejora la calidad de vida relacionada con la salud, la ansiedad o la depresión, o si aumenta los costes de la atención. No se encontraron estudios que evaluaran la supervivencia general o si la recidiva del cáncer se detecta antes.

¿Cómo de actualizada está esta revisión?

Se examinaron los estudios publicados hasta el 11 de diciembre de 2018.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia con respecto a la efectividad de las diferentes estrategias de seguimiento varían de forma considerable. Un seguimiento menos intensivo puede lograr poca o ninguna diferencia en la supervivencia general, aunque probablemente retrasa la detección de la recidiva. Sin embargo, debido a que no se analizaron los dos resultados juntos, no se pueden establecer conclusiones directas acerca del efecto de las intervenciones sobre la supervivencia después de la detección de la recidiva. No se conocen los efectos del seguimiento realizado por personal no especialista sobre la supervivencia y la detección de la recidiva, ni cómo la intensidad del seguimiento afecta la calidad de vida relacionada con la salud, la ansiedad y la depresión. Hubo poca evidencia de los efectos del seguimiento que integra la educación/monitorización adicional de los síntomas de los pacientes y planes de atención de supervivencia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La mayoría de los supervivientes del cáncer reciben atención de seguimiento después de completar el tratamiento con el objetivo principal de detectar la recidiva. El seguimiento tradicional que consiste en visitas establecidas a un especialista en cáncer para que realice exámenes y pruebas es costoso y puede ser una carga para el paciente. Se han desarrollado y examinado estrategias de seguimiento que incluyen a proveedores de atención no especialistas, diferentes intensidades de los procedimientos o el agregado de paquetes de atención de supervivencia; sin embargo, aún no se conoce su efectividad.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión es comparar el efecto de diferentes estrategias de seguimiento en adultos supervivientes del cáncer, después de finalizar el tratamiento primario contra el cáncer, sobre los resultados primarios de la supervivencia general y el tiempo transcurrido hasta la detección de la recidiva. Los resultados secundarios son la calidad de vida relacionada con la salud, la ansiedad (incluido el miedo a la recidiva), la depresión y el coste.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, en otras cuatro bases de datos y dos registros de ensayos hasta el 11 diciembre 2018; junto con la verificación de referencias, la búsqueda de citas y el contacto con autores de los estudios para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos aleatorizados que comparaban diferentes estrategias de seguimiento en adultos supervivientes del cáncer después de la finalización del tratamiento primario contra el cáncer con intención curativa, que incluyó al menos uno de los resultados mencionados anteriormente. Se comparó la efectividad de: 1) el seguimiento realizado por personal no especialista (es decir, atención médica general, atención de enfermería, atención iniciada por el paciente o compartida) frente al seguimiento realizado por especialistas; 2) el seguimiento menos intensivo frente a más intensivo (basado en visitas clínicas, exámenes y procedimientos de diagnóstico) y 3) el seguimiento que integra componentes de atención adicionales relevantes a la detección de la recidiva (por ejemplo, educación o monitorización de los síntomas del paciente o planes de atención de supervivencia) frente a la atención habitual.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron las guías metodológicas estándar de Cochrane y Cochrane Effective Practice and Organisation of Care (EPOC). La certeza de la evidencia se evaluó mediante los criterios GRADE. Para cada comparación, se presentan resultados sintetizados para la supervivencia general y el tiempo hasta la detección de la recidiva como cociente de riesgos instantáneos (CRI) y para la calidad de vida relacionada con la salud, la ansiedad y la depresión como diferencias de medias (DM), con intervalos de confianza (IC) del 95%. Cuando no fue posible el metanálisis, se informaron los resultados de los estudios individuales. Para la supervivencia y la recidiva, se utilizó el análisis de metarregresión cuando fue posible para investigar si los efectos variaban con respecto al sitio del cáncer, el año de publicación y la calidad del estudio.

Resultados principales: 

Se incluyeron 53 ensayos con 20 832 participantes a través de 12 sitios del cáncer y 15 países, principalmente en Europa, Norteamérica y Australia. Todos los estudios se realizaron en un hospital o en un centro de medicina general. Diecisiete estudios compararon el seguimiento realizado por personal no especialista con el seguimiento realizado por especialistas, 24 estudios compararon la intensidad del seguimiento y 12 estudios compararon la educación o la monitorización de los síntomas de los pacientes, o planes de atención de supervivencia con la atención habitual. Por lo general, el riesgo de sesgo fue bajo o poco claro en la mayoría de los estudios, con un mayor riesgo de sesgo en los ensayos más pequeños.

Seguimiento realizado por personal no especialista en comparación con el seguimiento realizado por especialistas

No está claro cómo esta estrategia afecta la supervivencia general (CRI 1,21; IC del 95%: 0,68 a 2,15; 2 estudios; 603 participantes), el tiempo hasta la detección de la recidiva (4 estudios, 1691 participantes) o el coste (8 estudios, 1756 participantes) debido a que la certeza de la evidencia es muy baja.

El seguimiento realizado por personal no especialista frente al seguimiento realizado por especialistas puede lograr poca o ninguna diferencia en la calidad de vida relacionada con la salud a los 12 meses (DM 1,06; IC del 95%: -1,83 a 3,95; 4 estudios; 605 participantes; evidencia de certeza baja); y probablemente logra poca o ninguna diferencia en la ansiedad a los 12 meses (DM -0,03; IC del 95%: -0,73 a 0,67; 5 estudios; 1266 participantes; evidencia de certeza moderada). Existe una mayor certeza en cuanto a que tiene poco o ningún efecto sobre la depresión a los 12 meses (DM 0,03; IC del 95%: -0,35 a 0,42; 5 estudios; 1266 participantes; evidencia de certeza alta).

Seguimiento menos intensivo en comparación con seguimiento más intensivo

El seguimiento menos intensivo frente al más intensivo puede lograr poca o ninguna diferencia en la supervivencia general (CRI 1,05; IC del 95%: 0,96 a 1,14; 13 estudios; 10 726 participantes; evidencia de certeza baja) y probablemente aumenta el tiempo hasta la detección de la recidiva (CRI 0,85; IC del 95%: 0,79 a 0,92; 12 estudios; 11 276 participantes; evidencia de certeza moderada). El análisis de metarregresión mostró poca o ninguna diferencia en los efectos de la intervención según el sitio del cáncer, el año de publicación o la calidad del estudio.

No está claro si esta estrategia tiene un efecto sobre la calidad de vida relacionada con la salud (3 estudios, 2742 participantes), la ansiedad (1 estudio, 180 participantes) o el coste (6 estudios, 1412 participantes) debido a que la certeza de la evidencia es muy baja. Ninguno de los estudios informó sobre la depresión.

Estrategias de seguimiento que integran la educación o monitorización adicional de los síntomas del paciente, o planes de atención de supervivencia en comparación con la atención habitual:

Ninguno de los estudios informó sobre la supervivencia general o el tiempo hasta la detección de la recidiva.

No está claro si esta estrategia logra una diferencia en la calidad de vida relacionada con la salud (12 estudios, 2846 participantes), la ansiedad (1 estudio, 470 participantes), la depresión (8 estudios, 2351 participantes) o el coste (1 estudio, 408 participantes), debido a que la certeza de la evidencia es muy baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save