Volúmenes altos versus estándares de alimentación para los lactantes prematuros o con bajo peso al nacer

Pregunta de la revisión
¿Proporcionar a los lactantes prematuros o con bajo peso al nacer más leche que la que se les proporciona habitualmente estimula el crecimiento sin provocar problemas alimentarios?

Antecedentes
Los lactantes nacidos muy temprano (prematuros) o muy pequeños (bajo peso al nacer) necesitan nutrientes adicionales para el crecimiento en comparación con los lactantes más grandes o más maduros. Una manera de proporcionar nutrición adicional es proporcionarles a los lactantes más leche que la habitual ("alimentación a un volumen alto"), generalmente más de 200 ml por kilogramo por día. Aunque proporcionar altos volúmenes de leche a los lactantes prematuros o con bajo peso al nacer podría aumentar las tasas de crecimiento, las inquietudes al respecto incluyen que los lactantes no puedan tolerar altos volúmenes de alimentación y puedan presentar efectos secundarios como problemas intestinales graves. Se buscó la evidencia proveniente de ensayos clínicos que evaluara si la alimentación a un volumen alto es beneficiosa o perjudicial para los lactantes prematuros o con bajo peso al nacer.

Características de los estudios
A través de las búsquedas bibliográficas actualizadas hasta noviembre de 2016, sólo se encontró un ensayo controlado aleatorio pequeño (con 64 lactantes con muy bajo peso al nacer) que analizó esta pregunta.

Resultados clave
Los lactantes con muy bajo peso al nacer que reciben más leche que los volúmenes estándares aumentan de peso más rápidamente durante la estancia hospitalaria. No se encontró evidencia que indique que proporcionar a los lactantes altos volúmenes de leche provoque problemas alimentarios o intestinales, pero este resultado no es confiable.

Conclusiones
La evidencia disponible no es suficiente para apoyar ni refutar la administración de alimentación a un volumen alto a los lactantes prematuros o con bajo peso al nacer. La alimentación a un volumen alto podría aumentar la tasa de aumento de peso, pero se necesitan más ensayos para confirmar este hallazgo y para examinar si la alimentación a un volumen alto causa problemas a los lactantes prematuros o con bajo peso al nacer.

Conclusiones de los autores: 

Se encontraron solamente datos muy limitados de un ensayo pequeño no cegado sobre los efectos de la alimentación a un volumen alto sobre resultados importantes en lactantes prematuros o con bajo peso al nacer. La calidad de la evidencia es baja o muy baja. Por lo tanto, la evidencia disponible no es suficiente para apoyar ni refutar la alimentación enteral a un volumen alto en los lactantes prematuros o con bajo peso al nacer. Se necesita un ensayo controlado aleatorio pragmático grande que aporte datos de calidad y precisión suficientes para informar la política y la práctica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La leche materna sola, proporcionada a los volúmenes estándares recomendados (150 a 180 ml/kg/d), no es suficiente para alcanzar los requerimientos proteicos, energéticos y de otros nutrientes de los lactantes prematuros o con bajo peso al nacer en crecimiento. Una estrategia que se puede utilizar para solucionar estos posibles déficits nutricionales es proporcionarles a los lactantes una alimentación enteral que exceda los 200 ml/kg/d (alimentación a un "volumen alto"). Este enfoque puede aumentar la ingesta de nutrientes y las tasas de crecimiento, pero las inquietudes incluyen que la alimentación enteral a un volumen alto puede provocar intolerancia alimentaria, reflujo gastroesofágico, neumonía por aspiración, enterocolitis necrosante o complicaciones relacionadas con la sobrehidratación como el conducto arterioso permeable y la displasia broncopulmonar.

Objetivos: 

Evaluar el efecto sobre el crecimiento y la seguridad de alimentar a los lactantes prematuros o con bajo peso al nacer con alimentación enteral a un volumen alto (> 200 ml/kg/d de) versus estándar (≤ 200 ml/kg/d). Los lactantes de los grupos de intervención y control deben haber recibido el mismo tipo de leche (leche materna, leche maternizada o ambas), la misma fortificación o suplementos de micronutrientes, así como el mismo régimen de alimentación enteral (bolo, continuo) y la misma tasa de ascenso del volumen de alimentación.

Realizar análisis de subgrupos según el tipo de leche (leche materna versus leche maternizada), la edad gestacional o la categoría de peso al nacer de los lactantes incluidos (muy prematuro o MBPN versus prematuro o BPN), la presencia de restricción del crecimiento intrauterino (con el uso del peso al nacer con respecto a la población de referencia como una alternativa), y el nivel de ingresos del país en el cual se realizó el ensayo (ingresos bajos o medios versus ingresos altos) (ver "Análisis de subgrupos e investigación de la heterogeneidad").

Estrategia de búsqueda (: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología que incluyó búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; 2017, número 2) en la Cochrane Library; MEDLINE (1946 hasta noviembre 2016); EMBASE (1974 hasta noviembre 2016); y en la Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature (CINAHL; 1982 hasta noviembre 2016), así como en actas de congresos, revisiones anteriores, y en registros de ensayos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios que compararon alimentación enteral a volumen alto versus volumen estándar en lactantes prematuros o con bajo peso al nacer.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron la elegibilidad de los ensayos y el riesgo de sesgo y de forma independiente extrajeron los datos. Se analizaron los efectos del tratamiento en los ensayos individuales y se informó el cociente de riesgos y la diferencia de riesgos para los datos dicotómicos y la diferencia de medias para los datos continuos, con los intervalos de confianza del 95% respectivos. . La calidad de la evidencia se evaluó a nivel del resultado mediante el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

Se encontró un ensayo elegible que incluyó a 64 lactantes. Este ensayo no estaba cegado. El análisis mostró una tasa mayor de aumento de peso en el grupo de alimentación a un volumen alto: diferencia de medias 6,20 g/kg/d (intervalo de confianza del 95%: 2,71 a 9,69). No hubo aumento del riesgo de intolerancia alimentaria ni de enterocolitis necrosante con la alimentación a un volumen alto, pero los intervalos de confianza del 95% alrededor de estas estimaciones fueron amplios. La calidad de la evidencia para estos resultados se consideró "baja" o "muy baja" debido a la imprecisión de las estimaciones del efecto y la inquietud por el riesgo de sesgo como consecuencia de la falta de cegamiento en el ensayo incluido. Los autores del ensayo no presentaron datos sobre otros resultados, incluidos el reflujo gastroesofágico, la neumonía por aspiración, la enterocolitis necrosante, el conducto arterioso permeable, la displasia broncopulmonar ni el crecimiento y el desarrollo nervioso a largo plazo.

Tools
Information
Share/Save