Cribado sistemático y evaluación del bienestar psicosocial y las necesidades de atención de los pacientes con cáncer

Antecedentes
Los pacientes con cáncer pueden experimentar problemas físicos, psicológicos y sociales debidos a la enfermedad y su tratamiento. Por lo tanto, es importante tener en cuenta todos estos aspectos durante el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes con cáncer. En la actualidad se recomienda de manera habitual el cribado del bienestar psicosocial y las necesidades de atención. Lo anterior significa que a los pacientes se les pregunta de manera sistemática acerca de su bienestar y sus necesidades relacionadas con varios aspectos psicosociales (p.ej. funcionalidad cognitiva, emociones, relaciones y comunicación con los seres queridos, sexualidad, participación social, empleo). Se aplica mediante cuestionarios autoinformados o entrevistas en las que el contenido de estos cuestionarios o las listas de verificación se utilizan como guía de la entrevista. La revisión actual tenía dos objetivos: examinar los posibles efectos y daños del cribado del bienestar psicosocial y las necesidades de atención de los pacientes con cáncer y examinar qué características del cribado son más o menos efectivas.

Características de los estudios
Se encontraron 26 estudios que incluyeron un total de 7654 adultos con cáncer. La mayoría de los estudios incluyeron tanto a hombres como a mujeres. Con respecto al tipo de cáncer, la mayoría de los estudios incluyeron pacientes con un tipo específico de cáncer, pero algunos incluyeron diferentes tipos de cáncer. Además, el tipo de cribado difirió: en la mitad de los estudios se les solicitó a los participantes que autocompletaran un cuestionario de cribado acerca de su salud psicosocial, mientras que en los restantes estudios se realizaron entrevistas de cribado en las que un profesional sanitario les preguntó en persona a los participantes acerca de su bienestar.

Resultados clave
Varios estudios mostraron efectos beneficiosos del cribado sobre el bienestar psicosocial de los pacientes con cáncer, como la calidad de vida relacionada con la salud, la angustia, las necesidades de atención y la satisfacción de los pacientes. Sin embargo, algunos estudios también encontraron efectos negativos. Había diferencias importantes entre los estudios: evaluaron diferentes aspectos psicosociales (p.ej. la calidad de vida relacionada con la salud, la angustia, las necesidades de atención y la satisfacción de los pacientes) y difirieron en la forma en la que realizaron el cribado (es decir, cuestionarios de cribado autoinformados versus entrevista de cribado), el momento y la frecuencia del cribado (de una a 12 veces), las medidas de resultado y los puntos temporales de los resultados. Debido a estas diferencias, solo fue posible incluir en el análisis tres estudios que examinaron la misma intervención.

Certeza de la evidencia
Los resultados no apoyan el cribado del bienestar psicosocial y las necesidades de atención en los pacientes con cáncer. La certeza de la evidencia fue baja, lo que significa que no existe certeza acerca de los resultados de la revisión debido a las variaciones en las características, los resultados y los diseños de los estudios.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró una certeza baja de la evidencia que no apoya la efectividad del cribado del bienestar psicosocial y las necesidades de atención en los pacientes con cáncer. Los estudios fueron heterogéneos en cuanto a la población, la intervención y la evaluación de los resultados.

Los resultados de esta revisión indican la necesidad de más uniformidad en los resultados y el informe; del uso de guías para la descripción de las intervenciones; de una mejoría de la certeza metodológica en los estudios y de combinar los resultados subjetivos informados por los pacientes con los resultados objetivos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Recibir un diagnóstico de cáncer y los tratamientos relacionados posteriores pueden tener una repercusión significativa sobre el bienestar físico y psicosocial de un individuo. Para asegurar que la atención del cáncer aborda todos los aspectos del bienestar, se recomienda el cribado sistemático relacionado con la angustia y las necesidades de atención de apoyo. El cribado apropiado podría ayudar a apoyar la integración de los enfoques psicosociales en las rutinas diarias para lograr una atención holística del cáncer y asegurar la satisfacción de las necesidades específicas de atención de los pacientes con cáncer y la optimización de la organización de dicha atención.

Objetivos: 

Examinar la efectividad y la seguridad del cribado del bienestar psicosocial y las necesidades de atención de los pacientes con cáncer. Explorar las características de la intervención que contribuyen a la efectividad de estas intervenciones de cribado.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en cinco bases de datos electrónicas en enero de 2018: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, Embase, PsycINFO y CINAHL. También se buscó en cinco registros de ensayos y se examinaron los contenidos de revistas, citas y referencias relevantes para encontrar ensayos publicados y no publicados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) y los ensayos controlados no aleatorios (no ECA) que estudiaron el efecto de las intervenciones de cribado que abordaron el bienestar psicosocial y las necesidades de atención de los pacientes con cáncer, en comparación con la atención habitual. Estas intervenciones de cribado podrían incluir el autoinforme de los pacientes con medidas de resultado informadas por el paciente (MRIP) o una entrevista semiestructurada con un intervencionista de cribado, así como tratarse de una intervención sola o de un cribado con acciones guiadas. Se excluyeron los estudios que evaluaron el cribado integrado como un elemento en intervenciones más complejas (p.ej. terapia, orientación, vías de atención completas o programas de atención).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron de forma independiente los datos y evaluaron la calidad metodológica para cada estudio incluido mediante la herramienta Cochrane para ECA y la herramienta para no ECA "Riesgo de sesgo en estudios no aleatorios de intervenciones" (ROBINS-I). Debido al alto nivel de heterogeneidad en los estudios incluidos, solo se incluyeron tres en el metanálisis. Los resultados de los 23 estudios restantes se analizaron de forma narrativa.

Resultados principales: 

Se incluyeron 26 estudios (18 ECA y ocho no ECA) con tamaños de la muestra de 41 a 1012 participantes y que incluyeron en total 7654 adultos con cáncer. Dos estudios incluyeron solo hombres o mujeres; todos los otros estudios incluyeron ambos sexos. En la mayoría de los estudios se incluyeron pacientes con cáncer de mama, pulmón, cabeza y cuello, colorrectal, próstata o varios de estos diagnósticos; algunos estudios incluyeron pacientes con una variedad más amplia de diagnósticos de cáncer. Diez estudios se centraron en una única intervención de cribado, mientras que los 16 estudios restantes evaluaron una intervención de cribado combinada con acciones guiadas. Se utilizó una amplia variedad de instrumentos de intervención, descritos por los autores de los estudios como cribado de la calidad de vida relacionada con la salud (CdVRS), cribado de la angustia, evaluación de las necesidades o evaluación de los síntomas biopsicosociales o el bienestar general. En 13 estudios el cribado fue un cuestionario autoinformado, mientras que en los restantes 13 estudios un intervencionista realizó el cribado mediante entrevista o evaluación con lápiz y papel. Las intervenciones de cribado en los estudios se aplicaron de una a 12 veces; no se realizó seguimiento o este fue entre cuatro semanas y 18 meses después de la primera intervención de cribado. Se evaluó el riesgo de sesgo como alto para ocho ECA, bajo para cinco ECA y no está claro para los cinco ECA restantes. Hubo inquietudes adicionales relacionadas con los no ECA (1 = estudio con riesgo crítico; 6 = estudios con riesgo grave; 1 = riesgo incierto).

Debido a la considerable heterogeneidad en varias características de la intervención y los estudios, los resultados se presentan de forma narrativa para la mayor parte de la evidencia.

En la síntesis narrativa de todos los estudios incluidos se encontró evidencia de muy baja certeza del efecto del cribado sobre la CdVRS (20 estudios). De estos estudios, ocho encontraron efectos beneficiosos del cribado para varios subdominios de la CdVRS y diez no encontraron efectos del cribado. Un estudio encontró efectos adversos y el último estudio no informó resultados cuantitativos. Se encontró evidencia de muy baja certeza para el efecto del cribado sobre la angustia (16 estudios). De estos estudios, dos encontraron efectos beneficiosos del cribado y 14 no encontraron efectos del cribado. La certeza general de la evidencia para el efecto del cribado sobre la CdVRS se calificó como muy baja. Se encontró evidencia de muy baja certeza para el efecto del cribado sobre las necesidades de atención (siete estudios). De estos estudios, tres encontraron efectos beneficiosos del cribado para varios subdominios de las necesidades de atención y dos no encontraron efectos del cribado. Un estudio encontró efectos adversos y el último estudio no informó resultados cuantitativos. El nivel general de la evidencia para el efecto del cribado sobre la CdVRS se calificó como muy bajo. Ninguno de los estudios evaluó o informó específicamente los efectos adversos del cribado. Sin embargo, tres estudios informaron efectos no favorables del cribado, incluida una baja CdV, más necesidades no atendidas y baja satisfacción.

Fue posible incluir en el metanálisis tres estudios. El metanálisis no mostró un efecto beneficioso de la intervención de cribado en los pacientes con cáncer sobre la CdVRS (diferencia de medias [DM] 1,65; intervalo de confianza [IC] del 95%: −4,83 a 8,12; dos ECA, seguimiento de seis meses); la angustia (DM 0,0; IC del 95%: −0,36 a 0,36; un ECA, seguimiento de tres meses); o las necesidades de atención (DM 2,32; IC del 95%−7,49 a 12,14; dos ECA, seguimiento de tres meses). Sin embargo, todos estos estudios evaluaron una intervención específica de cribado (CONNECT) en pacientes con cáncer colorrectal.

En los estudios en los que fue posible identificar algunos efectos, no se encontró una relación recurrente entre las características de la intervención y la efectividad de las intervenciones de cribado.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save