N-acetilcisteína con antibióticos para el tratamiento de la infección por Helicobacter pylori

Pregunta de la revisión

¿El agregado de N-acetilcisteína a los antibióticos es seguro y mejora las tasas de curación de la infección por Helicobacter pylori?

Antecedentes

El Helicobacter pylori (H. pylori) es una bacteria que vive en el estómago y puede causar varias enfermedades como cáncer gástrico, úlceras y otras. La colonización ocurre en alrededor de la mitad de la población del mundo y es más común en los países con condiciones sanitarias deficientes. La infección se contrae al consumir agua contaminada.

La infección se trata con antibióticos y un fármaco que reduce la producción de ácidos en el estómago. Sin embargo, las tasas de resistencia a los antibióticos se están elevando en todo el mundo, lo cual está reduciendo las tasas de curación incluso con el tratamiento. Se están examinando fármacos nuevos para mejorar las tasas de curación. Uno de estos fármacos es la N-acetilcisteína (NAC). La NAC es un fármaco que ayuda a disolver el moco en las enfermedades respiratorias. Puede administrarse por vía oral (por boca) o inyectarse en una vena (intravenosa). La NAC puede destruir algunos mecanismos de supervivencia del H. pylori y podría mejorar las tasas de curación.

Características de los estudios

Se incluyeron ocho estudios (específicamente, ensayos controlados aleatorios (ECA)) con un total de 559 pacientes de entre 17 y 76 años de edad. La evidencia está actualizada hasta abril de 2018. Todos los estudios reclutaron a pacientes ambulatorios de centros de endoscopia (centros que se especializan en un examen realizado con un tubo flexible y una cámara que se inserta en el estómago) en varios países. Las combinaciones de antibióticos examinadas fueron muy diferentes en los estudios incluidos, al igual que las dosis de NAC (600 mg a 1800 mg por día). La NAC se comparó con placebo (pastilla de simulacro) o nada.

Resultados clave

No se sabe si el agregado de NAC a los antibióticos mejora la tasa de erradicación del H. pylori en comparación con el agregado de placebo o ninguna NAC. Cualquier efecto beneficioso posible de la NAC debe considerarse de forma cautelosa debido a que los estudios incluidos fueron muy diferentes y de certeza baja, con algunas fallas que podrían haber comprometido sus resultados y en consecuencia, los resultados de esta revisión.

No se sabe si la NAC se asocia con un riesgo mayor de eventos adversos gastrointestinales o alérgicos en comparación con el placebo o ninguna NAC. No hubo informe de eventos adversos tóxicos en los estudios incluidos.

Deben realizarse estudios clínicos aleatorios amplios y bien diseñados adicionales con estándares de informe adecuados y una recolección apropiada de los resultados de la efectividad y la seguridad, en especial para las combinaciones de antibióticos recomendadas actuales.

Calidad de la evidencia

La certeza general de la evidencia para las tasas de erradicación varió de muy baja a baja. Cinco estudios proporcionaron información sobre los eventos adversos (efectos secundarios) y la certeza de la evidencia fue muy baja. Los estudios incluidos se realizaron de manera deficiente lo cual redujo la confianza en los resultados.

Conclusiones de los autores: 

No se sabe si el agregado de NAC a los antibióticos mejora la tasa de erradicación del H. pylori en comparación con el agregado de placebo o ninguna NAC. Debido a la heterogeneidad clínica, estadística y metodológica encontrada en los estudios incluidos, y la incertidumbre observada al analizar los subgrupos de tratamiento, cualquier efecto beneficioso posible de la NAC debe considerarse de forma cautelosa.

No se sabe si la NAC se asocia con un riesgo mayor de eventos adversos gastrointestinales o alérgicos en comparación con el placebo o ninguna NAC. No hubo informe de eventos adversos tóxicos en los estudios incluidos.

Deben realizarse estudios clínicos aleatorios amplios y bien diseñados adicionales con estándares de informe adecuados y una recolección apropiada de los resultados de la eficacia y la seguridad, en especial para los regímenes de antibióticos recomendados actuales.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El Helicobacter pylori (H. pylori) es uno de los agentes patógenos más frecuentes que se establecen y causan infección en los seres humanos, afectando a alrededor de un 50% de la población del mundo. La prevalencia puede alcanzar un 83% en los países latinoamericanos y llegar a un mínimo de un 17% en Norteamérica. Cerca de un 20% de los individuos infectados desarrollarán la enfermedad; los pacientes en alto riesgo incluyen los que viven en países de ingresos bajos y medios con condiciones sanitarias pobres, debido a que el mecanismo de transmisión parece ser oral-oral o fecal-oral (principalmente durante la lactancia). Hay varios regímenes de antibióticos para tratar la infección, aunque la resistencia a los antibióticos está aumentando en todo el mundo. Se están examinando nuevos fármacos adyuvantes — como probióticos, estatinas, curcumina y N-acetilcisteína (NAC) — para mejorar las tasas de erradicación.

La N-acetilcisteína puede desestabilizar la estructura de la biocapa; también tiene una acción sinérgica con los antibióticos y efectos bactericidas. Además, la NAC tiene propiedades antioxidantes y tiene un efecto mucolítico primario al reducir el espesor de la capa de moco gástrico, ambos de los cuales pueden ejercer efectos adyuvantes beneficiosos sobre la erradicación del H. pylori.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de la N-acetilcisteína como tratamiento adyuvante a los antibióticos para la erradicación del Helicobacter pylori.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE (1966 hasta abril 2018), Embase (1988 hasta abril 2018), CINAHL (1982 hasta abril 2018), LILACS (1982 hasta abril 2018), en las bases de datos de la literatura gris y en registros de ensayos. Se hicieron búsquedas manuales en las listas de referencias de los estudios relevantes. Se seleccionaron 726 artículos y se evaluaron 18 en cuanto a la elegibilidad.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) de cualquier régimen de antibióticos más NAC, en adultos con infección por H. pylori. Para estar incluidos, los ensayos tenían que usar un control que constara del mismo régimen de antibióticos con o sin placebo. Los resultados de interés fueron las tasas de erradicación, y los eventos adversos gastrointestinales, tóxicos y alérgicos. El informe de los resultados primarios enumerados no fue un criterio de inclusión para la revisión.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, revisaron y extrajeron los datos y completaron las evaluaciones del riesgo de sesgo. Un tercer autor de la revisión confirmó independientemente las evaluaciones del riesgo de sesgo. Para analizar los datos, se utilizó el programa Review Manager 5. Se contactó con los autores de los estudios si faltaba información.

Resultados principales: 

En esta revisión, se incluyeron ocho ECA (con un total de 559 participantes). Los estudios reclutaron a pacientes ambulatorios de entre 17 y 76 años de edad que fueron derivados a centros de endoscopia en varios países diferentes. La certeza de la evidencia se redujo para la mayoría de los resultados debido a la calidad metodológica deficiente de los estudios incluidos; cuestiones principalmente relacionadas con la generación de la secuencia de asignación, la ocultación de la asignación, y el cegamiento (este último dominio se relacionó específicamente con los resultados adversos).

No se sabe si el agregado de NAC a los antibióticos mejora las tasas de erradicación del H. pylori , en comparación con el agregado de placebo o ninguna NAC (38,8% versus 49,1%, cociente de riesgos [CR] 0,74; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,51 a 1,08; participantes = 559; estudios = ocho; evidencia de certeza muy baja). Un análisis de sensibilidad post-hoc, en el cual se retiraron los estudios que examinaban los regímenes de antibióticos ya no recomendados en la práctica clínica, demostró que el agregado de NAC podría mejorar las tasas de erradicación en comparación con el control (27,2% versus 37,6%, CR 0,71; IC del 95%: 0,53 a 0,94; participantes = 397; estudios publicados = cinco).

No se sabe si la NAC se asocia con un riesgo mayor de eventos adversos gastrointestinales en comparación con el control (23,9% versus 18,9%, CR 1,25; IC del 95%: 0,85 a 1,85; participantes = 336; estudios = cinco; evidencia de certeza muy baja), o eventos adversos alérgicos (2% versus 0%, CR 2,98; IC del 95%: 0,32 a 27,74; participantes = 336; estudios = cinco; evidencia de certeza muy baja). No hubo informes de eventos adversos tóxicos en los estudios incluidos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save