¿Puede la dihidrocodeína reducir el consumo ilegal de opiáceos en adolescentes y adultos?

Pregunta de la revisión

Se examinó la evidencia sobre los efectos de la dihidrocodeína (DHC) para reducir el consumo de sustancias ilegales en adolescentes mayores de 15 años y adultos.

Antecedentes

El consumo de sustancias ilegales como la heroína es un problema a nivel mundial y puede generar otros trastornos. Preocupan especialmente las consecuencias para la salud a largo plazo del consumo de dicha sustancia. Las mismas incluyen el número elevado de muertes debido a la sobredosis de heroína y otros opiáceos, y el hecho de que es un factor de riesgo de hepatitis C y VIH, en particular en los individuos que se inyectan drogas.

Se buscó saber si la DHC tiene un efecto positivo en la disminución del consumo de este tipo de drogas en los adolescentes y adultos. La DHC es un tipo de opiáceo basado en codeína.

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta febrero 2019.

Características de los estudios

Se incluyeron tres estudios en esta revisión con 385 participantes en total y períodos de seguimiento de diferente duración. Dos estudios con 150 participantes compararon la DHC con buprenorfina para la desintoxicación (tratamiento de los síntomas físicos de abstinencia), mientras que un estudio con 235 personas comparó la DHC con metadona para el tratamiento de sustitución de mantenimiento (que proporciona una sustancia legal para reducir el comportamiento de riesgo y otros efectos perjudiciales relacionados con el consumo de drogas durante un período más largo). Los estudios se realizaron en el Reino Unido.

El resultado primario fue la abstinencia o el abandono del consumo de sustancias ilegales; los resultados secundarios fueron la finalización del tratamiento, así como las consecuencias para la salud del consumo de sustancias y otros comportamientos a menudo vinculados al consumo de sustancias, como la actividad ilegal. También se evaluó la seguridad de la DHC.

Resultados clave

En lo que respecta a la desintoxicación de sustancias ilegales como la heroína, es posible que la DHC no sea más efectiva que la buprenorfina para reducir el consumo de sustancias, mantener a las personas bajo tratamiento y otros comportamientos. El patrón se mantuvo igual en las citas de seguimiento.

En el caso del tratamiento de mantenimiento, es posible que la DHC tampoco sea más efectiva que la metadona para reducir el consumo de sustancias o cualquiera de los resultados secundarios, pero es más probable que los participantes se mantengan bajo tratamiento. Este hallazgo se mantuvo igual también durante períodos de seguimiento más largos.

El único evento adverso informado fue una muerte por sobredosis de metadona en el estudio que comparó la DHC con metadona como tratamiento de mantenimiento.

El patrón de resultados indica que los pacientes que recibieron DHC en general tal vez no obtengan mejores resultados en cuanto a la reducción del consumo de sustancias, la finalización del tratamiento u otras medidas de los comportamientos relacionados con las sustancias que las que recibieron otros tipos de medicación. Sin embargo, es prematuro hacer declaraciones definitivas sobre la eficacia de la DHC para reducir el consumo de sustancias ilegales, debido a la calidad baja de la evidencia.

Calidad de la evidencia

En general, la evidencia fue de calidad baja. Hubo dos cuestiones importantes en los estudios. No hubo cegamiento de los participantes ni de los evaluadores de resultados, de modo que sabían en qué grupo se encontraban. También hubo un nivel alto de participantes que abandonaron dos de los estudios.

Fuentes de financiación de los estudios

Los tres estudios fueron financiados por organizaciones gubernamentales o fundaciones de investigación.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró evidencia de calidad baja de que la DHC puede no ser más efectiva que otras intervenciones farmacológicas utilizadas con frecuencia para reducir el consumo ilícito de opiáceos. Por lo tanto, es prematuro hacer declaraciones concluyentes sobre la efectividad de la DHC, y se sugiere que se realicen más estudios de alta calidad, especialmente en los países de ingresos bajos y medios.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El tratamiento médico y la desintoxicación de los trastornos por consumo de opiáceos incluyen la administración oral de agonistas de opiáceos. El tratamiento de sustitución con dihidrocodeína (DHC) suele tener un umbral bajo y, por lo tanto, tiene la capacidad de llegar a grupos más amplios de consumidores de opiáceos. Las decisiones de prescribir DHC a pacientes con trastornos por consumo de opiáceos menos graves se centran en la seguridad percibida, la reducción de la toxicidad, una vida media más corta y un inicio de acción más rápido, y la posible retención de los pacientes. Esta revisión se propuso investigar los efectos de la DHC en comparación con otros opiáceos farmacéuticos y placebos en la desintoxicación y la sustitución en individuos con trastornos por consumo de opiáceos.

Objetivos: 

Investigar la efectividad de la DHC para reducir el consumo ilícito de opiáceos y otros resultados relacionados con la salud en adultos, en comparación con otros fármacos o placebos utilizados para la desintoxicación o el tratamiento de sustitución.

Métodos de búsqueda: 

En febrero 2019 se hicieron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Drogas y Alcohol, CENTRAL, PubMed, Embase y la Web of Science. También se realizaron búsquedas de estudios en curso y no publicados a través de ClinicalTrials.gov, la International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Trialsjournal.com. Todas las búsquedas incluyeron bibliografía en idiomas diferentes al inglés. Se realizaron búsquedas manuales de referencias de las revisiones sistemáticas relacionadas con el tema y de los estudios incluidos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados que evaluaron el efecto de la DHC para la desintoxicación y el tratamiento de sustitución de mantenimiento para adolescentes (a partir de 15 años) y adultos consumidores de opiáceos ilícitos.

Los resultados primarios fueron la abstinencia del consumo ilícito de opiáceos tras la desintoxicación o el tratamiento de mantenimiento, medida mediante el autoinforme o el análisis de orina. Los resultados secundarios fueron la retención en el tratamiento y otros resultados relacionados con la salud y el comportamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Se siguieron los procedimientos metodológicos estándar que se describen en Cochrane. Los mismos incluyen los criterios GRADE para evaluar la calidad de la evidencia.

Resultados principales: 

Esta revisión incluyó tres ensayos (en cinco artículos), con 385 participantes consumidores de opiáceos, que midieron los resultados en diferentes períodos de seguimiento. Dos estudios con 150 personas compararon la DHC con buprenorfina para la desintoxicación, y un estudio con 235 participantes comparó la DHC con metadona para el tratamiento de sustitución de mantenimiento. Se disminuyó la calidad de la evidencia sobre todo por el riesgo de sesgo y la imprecisión.

En los dos estudios que compararon la DHC con buprenorfina, se encontró evidencia de calidad baja de ninguna diferencia significativa entre la DHC y la buprenorfina para la desintoxicación a los seis meses de seguimiento (riesgo relativo [RR] 0,59; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,25 a 1,39; p = 0,23) en el metanálisis para el resultado primario de la abstinencia de opiáceos ilícitos. De manera similar, la evidencia de calidad baja no indicó ninguna diferencia en cuanto a la retención en el tratamiento (RR 1,29; IC del 95%: 0,99 a 1,68; P = 0,06).

En el único ensayo que comparó la DHC con metadona para el tratamiento de sustitución de mantenimiento, la evidencia también fue de calidad baja y es posible que no haya diferencias en los efectos entre la DHC y la metadona para la abstinencia de opiáceos ilícitos informada (diferencia de medias [DM] -0,01; IC del 95%: -0,31 a 0,29). Para la retención en el tratamiento a los seis meses de seguimiento en este único ensayo, el RR calculado con un análisis de intención de tratar también indicó que puede no haber diferencias entre la DHC y la metadona (RR 1,04; IC del 95%: 0,94 a 1,16).

Los estudios que compararon la DHC con buprenorfina no informaron de ningún evento adverso grave, mientras que el estudio de la DHC versus metadona informó de una muerte por sobredosis de metadona.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save