Aspirina como tratamiento complementario de los antipsicóticos para los pacientes con esquizofrenia

Antecedentes

La esquizofrenia es una enfermedad mental grave que afecta a alrededor de 21 millones de personas en todo el mundo. Los síntomas de la esquizofrenia habitualmente se clasifican en positivos (p. ej. alucinaciones y pensamientos delirantes), negativos (p. ej. retraimiento y dificultad en la interacción social) y cognitivos (p. ej. déficit de atención y memoria de trabajo restringida). Estos síntomas causan distorsiones en el comportamiento, el pensamiento, las emociones, el sentido de sí mismo y la percepción de un individuo. Generalmente, los medicamentos antipsicóticos se utilizan para tratar los síntomas de la esquizofrenia.

En años recientes, los síntomas que acompañan a la esquizofrenia se asociaron a la inflamación (hinchazón) del cerebro del paciente. La aspirina es un medicamento asequible que actúa contra la inflamación y, por lo tanto, se cree que podría ayudar a reducir los síntomas de la esquizofrenia. En esta revisión, se analizaron los efectos del uso de aspirina como tratamiento complementario para los pacientes con esquizofrenia.

Características de los estudios

Después de buscar en la base de datos Cochrane de Schizophrenia en marzo de 2018 y evaluar los resultados de la búsqueda, se incluyó un ensayo controlado aleatorio (estudios clínicos en los que las personas son asignadas al azar de forma aleatoria a uno de dos o más grupos de tratamiento) de los Países Bajos (70 participantes) y uno de Irán (60 participantes). Ambos ensayos utilizaron aspirina como tratamiento complementario de la medicación antipsicótica estándar y la compararon con placebo (un tratamiento simulado), también como complemento del tratamiento estándar.

Resultados clave

Los participantes que recibieron aspirina tuvieron resultados ligeramente mejores para su estado mental, que se midió con la Positive and Negative Symptom Scale (PANSS). Para los efectos secundarios relacionados con los problemas estomacales, no pareció haber una diferencia clara entre los grupos. Lo mismo se aplicó a los cambios en el estado hospitalario y el abandono temprano del estudio. Sin embargo, todos estos resultados se basaron en análisis de datos muy deficientes y se calificaron como evidencia de muy baja calidad. Ningún ensayo proporcionó información útil sobre el funcionamiento cognitivo o la calidad de vida.

Calidad de la evidencia

Esta revisión se basó en los resultados de solo dos ensayos pequeños, lo que hizo imposible establecer si la aspirina sería una buena opción de tratamiento para los pacientes con esquizofrenia. La información adicional de los ensayos en curso podría fortalecer los resultados de este análisis.

Conclusiones de los autores: 

Se destacó la evidencia de que algunos investigadores pioneros consideran que esta cuestión es lo suficientemente importante como para justificar su evaluación en ensayos aleatorios. Sin embargo, también se destacó que la evidencia producida a partir de estos ensayos fue débil y no concluyente. Fue imposible formular conclusiones claras sobre el valor terapéutico de la aspirina para la esquizofrenia a partir de estos ensayos cortos, pequeños y limitados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La esquizofrenia es una enfermedad mental crónica grave que afecta a alrededor de 21 millones de personas en todo el mundo y cada vez hay más evidencia que vincula la inflamación del cerebro con la fisiopatología de la esquizofrenia. Los fármacos antipsicóticos son el tratamiento convencional para los pacientes con esquizofrenia, aunque no siempre son completamente efectivos. El ácido acetilsalicílico (aspirina) es un antiinflamatorio no esteroide (AINE) con propiedades que inhiben el estado proinflamatorio del cerebro. El uso de la aspirina como un tratamiento complementario de los antipsicóticos o como un tratamiento independiente podría ser una opción novedosa y relativamente económica para los pacientes con esquizofrenia.

Objetivos: 

Revisar los efectos del ácido acetilsalicílico (aspirina) como tratamiento complementario o como tratamiento independiente para pacientes con esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group's Trials Register) (hasta el 8 marzo 2018) que se basa en búsquedas regulares en MEDLINE, Embase, PubMed, CINAHL, BIOSIS, AMED, PsycINFO y en registros de ensayos clínicos. No hay limitaciones de idioma, fecha, tipo de documento o estado de publicación para la inclusión de los archivos en el registro.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos aleatorios centrados en la aspirina para pacientes con esquizofrenia.

Obtención y análisis de los datos: 

Se obtuvieron los datos de forma independiente. Para los resultados binarios, se calculó el cociente de riesgos (CR) y su intervalo de confianza (IC) del 95%, y el análisis fue de intención de tratar. Para los datos continuos se calculó la diferencia de medias (DM) entre los grupos y su IC del 95%. Se utilizó un modelo de efectos fijos para los análisis. Se evaluó el riesgo de sesgo de los estudios incluidos y se creó una tabla "Resumen de los hallazgos" con el uso de los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos estudios, ambos comparaban los efectos del agregado de aspirina al tratamiento antipsicótico estándar con el agregado de placebo al tratamiento antipsicótico estándar. Se esperaba encontrar datos de alta calidad para siete medidas de resultado principales de importancia: cambio clínicamente importante en el estado global, estado mental, funcionamiento cognitivo y calidad de vida, números de abandonos tempranos del estudio, incidencia de eventos adversos gastrointestinales e ingreso al hospital. No se informaron datos de cambios clínicamente importantes. Un estudio informó los datos del estado global como "problema no especificado que requirió el cambio en la dosis o el tipo de antipsicóticos"; no hubo diferencias claras entre los grupos de tratamiento para este resultado (CR 0,75; IC del 95%: 0,30 a 1,88; estudios = 1; participantes = 70; evidencia de muy baja calidad). Ambos ensayos midieron el estado mental mediante la Positive and Negative Symptom Scale (PANSS), y las puntuaciones medias totales finales de la PANSS favorecieron al grupo de aspirina complementaria a plazo medio (DM -6,56; IC del 95%: -12,04 a -1,08; estudios = 2; participantes = 130; evidencia de muy baja calidad). Menos del 10% de los participantes de cada grupo abandonó los estudios de forma temprana (por cualquier razón) y alrededor de los tres meses no hubo una diferencia clara entre los números de abandonos tempranos del grupo de aspirina en comparación con los números de abandonos tempranos del grupo de placebo, lo que sugiere que la aspirina es aceptable (CR 1,12; IC del 95%: 0,40 a 3,14; estudios = 2; participantes = 130; evidencia de muy baja calidad). Hubo algún malestar gástrico en ambos grupos, aunque las tasas no fueron claramente diferentes entre los grupos de tratamiento (CR 1,03; IC del 95%: 0,55 a 1,94; estudios = 1; participantes = 70; evidencia de muy baja calidad). No está claro si el "cambio en el estado hospitalario" es un resultado desfavorable o no, debido a que un estudio informó datos equívocos (CR 0,56; IC del 95%: 0,05 a 5,90; estudios = 1; participantes = 70; evidencia de muy baja calidad). Cabe señalar que todos los resultados mencionados se basaron en datos de muy baja calidad y fueron difíciles de interpretar para los médicos o los pacientes, y que los dos estudios, completados en la última década, no informaron ningún resultado utilizable sobre el funcionamiento cognitivo o la calidad de vida.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save