Mejorar los sistemas rutinarios de información sanitaria para fortalecer la gestión de los sistemas de salud

Para que los servicios y sistemas de salud funcionen bien, los gestores necesitan un sistema de información rutinario que produzca información fiable sobre el funcionamiento de esos servicios y que apoye el uso de esa información para mejorar los servicios. El objetivo de esta revisión Cochrane fue ver si las diferentes formas de mejorar el sistema de información rutinario podrían mejorar la calidad y el uso de esta información y la calidad y el uso de los servicios sanitarios. Los autores de la revisión recopilaron y analizaron todos los estudios pertinentes para responder a esta pregunta y encontraron seis estudios.

Mensajes clave

El paso de los sistemas de información en papel a los sistemas electrónicos y digitales probablemente permite al personal de los centros de atención sanitaria recopilar algunos tipos de información sanitaria rutinaria más rápidamente y con menos errores. Pero hay muchas lagunas en la evidencia, y todavía se necesita saber más sobre el efecto de los diferentes enfoques en la calidad y el uso de la información y en la calidad de los servicios de atención sanitaria y del sistema de salud en general.

¿Qué se estudió en la revisión?

El personal de los centros sanitarios generalmente recopila información de forma rutinaria sobre los servicios que prestan. Esto a menudo incluye información sobre la salud de sus pacientes y el tipo de tratamientos y pruebas que reciben. Los gestores de los distintos niveles del sistema sanitario también reúnen información, por ejemplo, sobre recursos humanos, finanzas, medicamentos y sistemas de suministro. Los gestores pueden entonces usar esta información para tomar decisiones sobre cómo organizar y mejorar los servicios. Esto se denomina "sistema de información sanitaria de rutina". A menudo, se trata de un sistema en formato papel, pero la información también se puede recopilar mediante sistemas electrónicos.

En muchos países, estos sistemas rutinarios no funcionan bien. Esto se debe a menudo a que la información es de mala calidad o no es tan útil. Cuando se dispone de información de buena calidad, los gestores no siempre la utilizan de forma efectiva para mejorar los servicios. Esto puede deberse a que tienen problemas para acceder a la información, carecen de la capacidad para utilizarla correctamente o no se les alienta o apoya en su utilización.

En esta revisión, se examinaron diferentes formas de mejorar los sistemas de información sanitaria rutinarios y el efecto que ello tiene en la calidad y el uso de la información y la calidad de los servicios de atención sanitaria y del sistema de salud en general.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Los autores de la revisión encontraron seis estudios pertinentes de países de África y América del Sur. En algunos de los estudios, se evaluó si los sistemas electrónicos eran mejores que los sistemas en formato papel. En algunos de los estudios, también se examinaron otras formas de mejorar el sistema, por ejemplo, mediante el uso de sistemas de telefonía móvil SMS para ayudar a los trabajadores sanitarios y a otros miembros del personal a informar a los sistemas centrales sobre los niveles de suministro, registrar a los pacientes o monitorizar su salud.

¿Qué efecto tienen estos tipos de sistemas en la calidad y el uso de la información que se recopila y en la calidad de los servicios y sistemas sanitarios?

- Cuando el personal sanitario utiliza sistemas de información electrónicos y digitales para documentar y comunicar los resultados de las pruebas de laboratorio de la tuberculosis (TB), en comparación con los sistemas en formato papel, los resultados de las pruebas se comunican probablemente más rápidamente y con menos errores en general. Pero no se sabe si estos nuevos sistemas comportan menos errores graves (como dar resultados erróneos a un paciente al trasladar la información del sistema de laboratorio al sistema clínico), porque la certeza de la evidencia es muy baja.

- Cuando a los trabajadores sanitarios comunitarios se les envían mensajes de texto (SMS) con frecuencia para motivarlos a recopilar información sobre embarazos, nacimientos y muertes de recién nacidos, es posible que la calidad de la información comunicada no varíe mucho, o no varíe en absoluto, en comparación con los mensajes menos frecuentes.

No se sabe cuáles son los efectos de otros métodos de mejora del sistema en la calidad y el uso de la información o en la calidad de los servicios porque falta evidencia o es de certeza baja.

¿Qué grado de actualización tiene esta revisión?

Los autores de la revisión buscaron estudios que se habían publicado hasta mayo 2019.

Conclusiones de los autores: 

La revisión indica efectos mixtos de intervenciones principalmente técnicas para mejorar la calidad de los datos, con lagunas en la evidencia sobre las intervenciones destinadas a mejorar la gestión de los sistemas de salud basados en datos. Existe una laguna en las intervenciones que estudian el apoyo de información más allá de la gestión clínica, por ejemplo, en materia de recursos humanos, finanzas, suministro de fármacos y gobernanza. Es necesario comprender mejor los mecanismos causales por los que el apoyo de la información puede afectar al cambio en la toma de decisiones de gestión, para informar el diseño de intervenciones sólidas y los métodos de evaluación.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Un sistema de información sanitaria de rutina (SISR) que funcione bien puede proporcionar la información necesaria para la gestión del sistema de salud, para la gobernanza, la responsabilidad, la planificación, la formulación de políticas, la vigilancia y la mejora de la calidad, pero se ha determinado que un apoyo deficiente en materia de información es un obstáculo importante para mejorar la gestión del sistema sanitario.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones para mejorar los sistemas de información sanitaria rutinarios en términos de rendimiento del SISR, y también, en términos de mejora del rendimiento de la gestión del sistema sanitario, y de mejora de los desenlaces sanitarios de los pacientes y la población.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) en la Cochrane Library, MEDLINE Ovid y Embase Ovid en mayo de 2019. Se realizaron búsquedas en Global Health, Ovid y PsycInfo en abril de 2016. En enero de 2020, se buscó literatura gris en el Grey Literature Report y en OpenGrey, así como ensayos en curso utilizando la Plataforma de registros internacionales de ensayos clínicos (ICTRP) y ClinicalTrials.gov. En octubre de 2019, también se hizo una búsqueda de referencias citadas utilizando Web of Science, y una búsqueda de 'similar articles' en PubMed.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados y no aleatorizados, estudios controlados del tipo antes y después (before and after studies) y estudios de series temporales que comparen las intervenciones rutinarias del sistema de información sanitaria, con los controles, en entornos de atención sanitaria primaria, hospitalaria o comunitaria. Entre los participantes se encontraban personal clínico y de gestión, la gestión de los distritos y trabajadores sanitarios de la comunidad que utilizaban sistemas de información de rutina.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión examinaron de forma independiente los registros para identificar los estudios para su inclusión, extrajeron los datos de los estudios incluidos y evaluaron el riesgo de sesgo. Las intervenciones y los desenlaces fueron demasiado variados entre los estudios para permitir un análisis de riesgos agrupado. Se presenta una tabla de "Resumen de los hallazgos" para cada comparación de intervenciones, clasificadas en términos generales en técnicas y organizativas (o una combinación de ellas), y se informan los desenlaces sobre la calidad de los datos y del servicio. Se utilizaron los criterios GRADE para evaluar la certeza de la evidencia.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis estudios: cuatro ensayos aleatorizados grupales y dos estudios controlados tipo antes y después (before and after studies), de África y América del Sur. Tres estudios evaluaron intervenciones técnicas, un estudio evaluó una intervención organizativa y dos estudios evaluaron una combinación de intervenciones técnicas y organizativas. Cuatro estudios informaron sobre la calidad de los datos y seis estudios informaron sobre la calidad del servicio.

En cuanto a la calidad de los datos, un sistema electrónico de información de laboratorio sobre la TB basado en la web probablemente reduce el tiempo de información de los resultados de la prueba de la TB, y probablemente reduce la tasa general de errores de registro de los resultados de las pruebas de TB, en comparación con un sistema en formato papel (evidencia de certeza moderada). No se sabe con seguridad el efecto del sistema de información electrónica de laboratorio en la tasa de registro de errores graves (identificación errónea) de los resultados de las pruebas de TB en comparación con un sistema en formato papel (evidencia de certeza muy baja). Los errores de identificación son inexactitudes al transferir los resultados de las pruebas entre un registro electrónico y las historias clínicas de los pacientes. Tampoco se sabe con seguridad el efecto de la intervención en la calidad del servicio (puntualidad en el inicio o cambio del tratamiento de la TB de un paciente) (evidencia de certeza muy baja).

Un dispositivo electrónico de mano probablemente mejora el tiempo de notificación de los resultados de la prueba de la TB y probablemente reduce la frecuencia total de registro de errores en los resultados de la prueba de la tuberculosis entre el cuaderno del laboratorio y el sistema de registro de información electrónica, en comparación con un sistema basado en papel (evidencia de certeza moderada). Sin embargo, no se sabe con seguridad el efecto de la intervención en la frecuencia de los errores graves (identificación errónea) en el registro entre el cuaderno de laboratorio y el registro electrónico de información, en comparación con un sistema basado en el papel (evidencia de certeza muy baja).

No se sabe con seguridad el efecto de un sistema de información sanitaria electrónico hospitalario en la calidad del servicio (duración de la estancia de los pacientes ambulatorios en el hospital, duración de la estancia hospitalaria y recaudación de ingresos hospitalarios), en comparación con un sistema en formato papel (evidencia de certeza muy baja).

Los mensajes de texto breves de alta intensidad (SMS) pueden suponer una diferencia escasa o nula en la calidad de los datos (en cuanto a la completitud de la documentación de los desenlaces del embarazo), en comparación con los mensajes de texto breves de baja intensidad (evidencia de certeza baja).

No se sabe con seguridad el efecto de la notificación electrónica de existencias de fármacos (con apoyo de gestión de datos o de transferencia de productos) en la calidad del servicio (en términos de transporte de existencias y niveles de existencias), en comparación con la notificación de existencias en papel (evidencia de certeza muy baja).

No se sabe con seguridad el efecto que tiene mejorar la información sanitaria (cuando forma parte de una intervención integral de mejora de la calidad de los servicios) en la calidad de los servicios (motivación de los trabajadores sanitarios, recepción de capacitación por parte de los trabajadores sanitarios, puntuaciones del índice de información sanitaria, calidad de la observación clínica de niños y adultos) (evidencia de certeza muy baja).

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save