Intervenciones presenciales y virtuales para la prevención y la reducción del estrés en los trabajadores

¿Cuál es el objetivo de esta revisión?

Se deseaba determinar si los programas de manejo del estrés en el trabajo tienen un efecto diferente cuando se administran a través de una computadora, en comparación con su administración de forma presencial. Se recopilaron y analizaron todos los estudios relevantes para responder esta pregunta. Se encontraron dos estudios que examinaron el efecto del método de administración sobre la reducción del estrés en los trabajadores.

Mensajes clave

Los efectos del método de administración sobre la reducción del estrés fueron poco claros. Debe realizarse más investigación para comparar directamente programas equivalentes de manejo del estrés administrados a través de una computadora y de forma presencial. Cualquier estudio futuro probablemente afectará las conclusiones de esta revisión.

¿Qué se estudió en la revisión?
Muchos empleadores desean reducir el estrés en sus empleados y están dispuestos a invertir en programas de manejo del estrés. Se ha demostrado que los programas de manejo del estrés en el lugar de trabajo pueden reducir el estrés en los empleados, cuando se administran a través de una computadora o un dispositivo móvil, o mediante una persona en vivo. Sin embargo, no se conoce si el método de administración en sí repercute en la efectividad del programa. Por lo tanto, se evaluó el efecto del método de administración de la intervención (computadora o en persona) para reducir el estrés en los trabajadores.

¿Cuáles son los resultados de la revisión?

Se encontraron dos estudios, con 159 empleados, que consideraban los niveles de estrés en los trabajadores después de completar los programas de manejo del estrés en una computadora, en comparación con los trabajadores que recibieron ese mismo contenido del programa a través de una persona en vivo. Ambos estudios enseñaron a los participantes, individualmente o en grupos pequeños, cómo reconocer y reducir el estrés, aunque tuvieron resultados conflictivos.

¿Qué grado de actualización tiene esta revisión?

Se hicieron búsquedas de estudios que se habían publicado hasta febrero 2017.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró evidencia de muy baja calidad con resultados conflictivos, al comparar la efectividad de las intervenciones virtuales para el manejo del estrés versus intervenciones presenciales para el manejo del estrés en los empleados. Sólo fue posible incluir dos estudios con tamaños de la muestra pequeños. Existe muy poca confianza en los cálculos del efecto. Es muy probable que los estudios futuros cambien estas conclusiones.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La exposición crónica al estrés ha estado vinculada a varios resultados de salud fisiológica y psicológica negativos. Entre los empleados, el estrés y los efectos asociados también pueden dar lugar a pérdidas de productividad y a costos mayores de asistencia sanitaria. Las intervenciones presenciales (cara a cara) y virtuales (por computadora o telefonía móvil) para el manejo del estrés han mostrado ser efectivas para reducir el estrés en los empleados en comparación con ninguna intervención. Sin embargo, no está claro si una forma de administración de las intervenciones es más efectiva que la otra. Es concebible que las intervenciones virtuales sean más accesibles, convenientes y efectivas en función de los costos.

Objetivos: 

Comparar los efectos de las intervenciones virtuales versus intervenciones presenciales para prevenir y reducir el estrés en los trabajadores.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, PubMed, Embase, PsycINFO, NIOSHTIC, NIOSHTIC-2, HSELINE, CISDOC y en dos registros de ensayos hasta febrero 2017.

Criterios de selección: 

Se incluyeron estudios controlados aleatorios que comparaban la efectividad de una intervención virtual para el manejo del estrés (mediante cualquier técnica) con una intervención cara a cara que tuvo el mismo contenido. Se incluyeron estudios que midieron el estrés o el desgaste como un resultado, y usaron a trabajadores con cualquier ocupación como participantes.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores examinaron y seleccionaron de forma independiente 75 estudios únicos para la revisión de texto completo de 3431 informes únicos identificados a partir de la búsqueda. Se excluyeron 73 estudios basados en la evaluación de texto completo. se incluyeron dos estudios. Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos de resultados del estrés de los dos estudios incluidos. Nos contactó con los autores de los estudios para recopilar datos adicionales. Se utilizaron las diferencias de medias estandarizadas (DME) con intervalos de confianza (IC) del 95% para presentar los resultados de los estudios. No se realizaron los metanálisis debido a la variabilidad en el resultado primario y a la heterogeneidad estadística considerable. Se utilizó el enfoque GRADE para calificar la calidad de la evidencia.

Resultados principales: 

Dos estudios cumplieron con los criterios de inclusión, con un total de 159 participantes en los brazos incluidos de los estudios (67 participantes completaron las intervenciones virtuales; 92 participantes completaron las intervenciones presenciales). Los trabajadores fueron principalmente blancos, caucásicos, de edad madura, y con educación superior. Ambos estudios proporcionaron educación acerca del estrés, sus causas y las estrategias para reducir el estrés (p.ej. relajación o conciencia plena) a través de una computadora en el brazo virtual, y a través de sesiones en grupos pequeños en el brazo presencial. Ambos estudios midieron el estrés mediante diferentes escalas al momento del seguimiento a corto plazo solamente (menos de un mes). Debido a la heterogeneidad considerable en los resultados, no fue posible agrupar los datos, y los resultados de los estudios se analizaron por separado. La DME de los niveles de estrés en el grupo de intervención virtual fue de 0,81 desviaciones estándar mayor (IC del 95%: 0,21 a 1,41) que en el grupo presencial en un estudio, y de 0,35 desviaciones estándar inferior (IC del 95%: -0,76 a 0,05) que en el grupo presencial en otro estudio. Se consideró que ambos estudios tenían un alto riesgo de sesgo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save