Clorpromazina versus clotiapina para la esquizofrenia

Pregunta de la revisión

El objetivo de esta revisión fue encontrar evidencia de buena calidad que comparara la eficacia de la clorpromazina versus la clotiapina para la esquizofrenia.

Antecedentes

La clorpromazina es uno de los primeros antipsicóticos que alivió los síntomas de la psicosis de forma exitosa. Se introdujo en los años cincuenta y todavía es uno de los antipsicóticos utilizado más comúnmente. Sin embargo, la clorpromazina puede causar efectos secundarios graves, en particular trastornos del movimiento desagradables, lo cual da lugar a que muchos pacientes con esquizofrenia dejen de tomar clorpromazina. Durante los últimos 70 años se han desarrollado fármacos más nuevos y actualmente la mayoría de los médicos tiene una amplia variedad de fármacos para controlar la esquizofrenia, sin embargo, ninguno logra la cura, y todos causan algún tipo de efecto secundario. La elección del tratamiento todavía es desafiante. La clotiapina es un fármaco antipsicótico más nuevo, que se considera efectivo para tratar los síntomas de la esquizofrenia y también para tratar a los pacientes con esquizofrenia que presentan resistencia a otros fármacos, sin embargo, al igual que la clorpromazina, puede causar trastornos graves del movimiento.

Búsqueda de la evidencia

El Especialista en Información del Grupo Cochrane Esquizofrenia realizó una búsqueda electrónica en enero de 2016 en su registro especializado para obtener ensayos que asignaran al azar a los pacientes con esquizofrenia para recibir clorpromazina o clotiapina. La búsqueda identificó seis informes. Se examinaron estos informes y se encontraron cuatro ensayos, publicados entre 1974 y 2003, aleatorizando a 276 participantes que podían ser incluidos en la revisión.

Resultados principales

Los cuatro ensayos incluidos se realizaron de manera deficiente y no informaron datos sobre el cambio clínicamente importante en el estado global o mental, ni el costo de la atención. Se informó la mejoría en el estado mental general y los participantes que recibieron clotiapina presentaron mejores puntuaciones de mejoría que los que recibieron clorpromazina. Sin embargo, los ensayos también informaron datos sobre la mejoría en los síntomas negativos, y no se encontraron diferencias entre los dos tratamientos. La clotiapina no causó más trastornos del movimiento que la clorpromazina, y hubo números similares de participantes que abandonaron los ensayos de forma temprana.

Conclusiones

Hay evidencia de muy baja calidad a favor de la clotiapina sobre la clorpromazina para mejorar el estado mental general. Para otros resultados, incluidos los efectos adversos, no existe evidencia de una diferencia entre estos dos antipsicóticos. Sin embargo, es muy difícil establecer conclusiones a partir de estos datos, sólo cuatro ensayos pequeños proporcionaron información, y los mismos se realizaron de forma deficiente. No es posible establecer conclusiones sobre la efectividad comparativa de la clorpromazina versus clotiapina a partir de dichos datos.

Conclusiones de los autores: 

No se informaron los cambios clínicamente importantes en el estado global y mental. Sólo un ensayo informó el cambio promedio en el estado mental general; los resultados favorecen a la clotiapina aunque es muy difícil confiar en estos escasos datos debido a las limitaciones metodológicas del estudio. Aún no se conoce la efectividad comparativa de la clorpromazina en comparación con la clotiapina en cuanto al cambio en el estado global. Los resultados de esta revisión indican que la clorpromazina y la clotiapina causan efectos adversos similares, aunque nuevamente, la calidad de la evidencia sobre este es tema deficiente, lo cual da lugar a que sea difícil establecer conclusiones sólidas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La esquizofrenia es un trastorno mental crónico, invalidante y grave, caracterizado por trastornos en la percepción, el pensamiento, el lenguaje, el afecto y la conducta motora. La clorpromazina y la clotiapina se encuentran entre los fármacos antipsicóticos utilizados para el tratamiento de los pacientes con esquizofrenia.

Objetivos: 

Determinar los efectos clínicos, la seguridad y el costo-efectividad de la clorpromazina en comparación con clotiapina para pacientes adultos con esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia's Trials Register) (última búsqueda de actualización 16/01/2016), que se basa en búsquedas regulares en CINAHL, BIOSIS, AMED, Embase, PubMed, MEDLINE, PsycINFO y en registros de ensayos clínicos. No hay limitaciones de idioma, fecha, tipo de documento ni estado de publicación para la inclusión de los archivos en el registro.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos clínicos aleatorios sobre clorpromazina versus clotiapina para la esquizofrenia. Se incluyeron los ensayos que cumplían con los criterios de selección e informaban datos utilizables.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se extrajeron de forma independiente. Para los resultados binarios, se calculó el cociente de riesgos (CR) y su intervalo de confianza (IC) del 95%, y el análisis fue de intención de tratar. Para los datos continuos, se calculó la diferencia de medias (DM) entre los grupos y su IC del 95%. Para los análisis, se empleó un modelo de efectos aleatorios. Se evaluó el riesgo de sesgo de los estudios incluidos y se creó una tabla "Resumen de los hallazgos" utilizando GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro estudios, publicados entre 1974 y 2003; que habían asignado al azar a 276 pacientes con esquizofrenia para recibir clorpromazina o clotiapina. Los estudios no fueron adecuados en cuanto a la ocultación de la asignación al tratamiento y el cegamiento de la evaluación de resultado. Los resultados principales de interés fueron el cambio clínicamente importante en el estado global y mental, el cambio específico en los síntomas negativos, la incidencia del trastorno del movimiento (discinesia), el abandono temprano del estudio por cualquier motivo y los costos. Todos los datos informados fueron a corto plazo (seguimiento de menos de seis meses).

Los ensayos no informaron los datos para los resultados importantes del cambio clínicamente importante en el estado global o mental, ni el costo de la atención. Se informó la mejoría en el estado mental mediante la Positive and Negative Syndrome Scale (PANSS). Cuando la clorpromazina se comparó con clotiapina las puntuaciones promedio de la mejoría para el estado mental de acuerdo al total de la PANSS fueron mayores en el grupo de clotiapina (1 ECA, N = 31; DM 11,50; IC del 95%: 9,42 a 13,58; evidencia de muy baja calidad). Las puntuaciones promedio del cambio en la subescala negativa de la PANSS fueron similares entre los grupos de tratamiento (1 ECA, N = 21; DM -0,97; IC del 95%: -2,76 a 0,82; evidencia de muy baja calidad). No hubo diferencias claras en la incidencia de discinesia (1 ECA, N = 68; CR 3,00; IC del 95%: 0,13 a 71,15; evidencia de muy baja calidad). Se observaron números similares de participantes que abandonaron el estudio de forma temprana en cada grupo de tratamiento (3 ECA, N = 158; CR 0,68; IC del 95%: 0,24 a 1,88; evidencia de muy baja calidad).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save