Intervenciones para el alivio del dolor intraoperatorio durante la ligadura posparto de las trompas uterinas mediante minilaparotomía

Pregunta de la revisión

El objetivo de esta revisión fue comparar las intervenciones para el alivio del dolor intraoperatorio con otras intervenciones o ninguna intervención, durante la ligadura de las trompas uterinas (atado de las trompas uterinas) mediante minilaparotomía (incisión quirúrgica pequeña a través de la pared abdominal) después del parto.

Antecedentes

La ligadura de las trompas uterinas es una forma permanente de regulación de la natalidad durante la cual las trompas uterinas de una mujer se cortan o se bloquean quirúrgicamente para prevenir el embarazo. Esta cirugía se puede realizar mediante una minilaparotomía. Para el alivio del dolor durante la ligadura de las trompas uterinas mediante minilaparotomía se utilizan diversos métodos. Algunos métodos de alivio del dolor incluyen una inyección de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (una clase de medicamentos que puede aliviar el dolor y la fiebre), los opiáceos (una clase de medicamentos relacionados en cuanto a estructura con el opio), o verter lidocaína (un medicamento utilizado para adormecer el tejido de un área específica) en la cavidad abdominal.

Características de los estudios

Se incluyeron tres ensayos controlados aleatorios con un total de 230 mujeres. Estos estudios compararon la lidocaína vertida en la cavidad abdominal con placebo u otros tratamientos como una inyección de morfina (también conocida como un opiáceo) en el músculo, o la combinación de lidocaína y morfina. Todos los estudios tuvieron lugar en Tailandia. La evidencia aquí descrita proviene de estudios publicados antes del 31 de julio de 2017.

Resultados clave

Verter lidocaína en la cavidad abdominal durante la ligadura de las trompas uterinas mediante minilaparotomía antes de que las trompas de Falopio se aten después del parto puede ofrecer un mejor control del dolor que un placebo o la inyección de morfina, aunque la evidencia con respecto a los efectos adversos es poco clara. Las pacientes que recibieron una combinación de inyección de morfina y lidocaína vertida en la cavidad abdominal no mostraron diferencias claras en el dolor comparadas con las que recibieron lidocaína sola. Una inyección de morfina sola en el músculo no alivió el dolor más que un placebo.

Certeza de la evidencia
La certeza de la evidencia con respecto a la efectividad de estas intervenciones fue baja debido al riesgo de sesgo y a la imprecisión de los resultados. La certeza de la evidencia con respecto a la seguridad de las intervenciones fue muy baja debido al riesgo de sesgo y a la imprecisión.

Conclusiones de los autores: 

Una instilación intraperitoneal de lidocaína durante la ligadura de las trompas uterinas posparto mediante minilaparotomía antes de que las trompas de Falopio se aten puede ofrecer un mejor control del dolor intraperitoneal, aunque la evidencia con respecto a los efectos adversos es poco clara. No se encontraron diferencias claras en el dolor intraperitoneal entre las pacientes que recibieron una combinación de inyección de morfina e instilación intraperitoneal de lidocaína y las que recibieron una instilación intraperitoneal de lidocaína sola. Estos resultados se deben interpretar con precaución porque la evidencia en general fue de certeza muy baja.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La ligadura de las trompas uterinas posparto mediante minilaparotomía (LTPM) es un método anticonceptivo que funciona al interrumpir la permeabilidad de las trompas de Falopio. Para el alivio del dolor intraoperatorio se utilizan varios métodos como la administración sistémica de opiáceos o la instilación intraperitoneal de lidocaína.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y los efectos adversos asociados con las intervenciones para el alivio del dolor en las pacientes sometidas a LTPM.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscaron los estudios elegibles publicados el 31 de julio de 2017 o antes en el registro de estudios en línea CENTRAL, MEDLINE, Embase, PsycINFO y en CINAHL. Para encontrar estudios potencialmente relevantes, se examinaron artículos de revisión y se buscaron registros de ensayos clínicos en curso, listas de citas de estudios incluidos, libros de texto clave, literatura gris y revisiones sistemáticas anteriores.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon medidas de alivio del dolor perioperatorio durante la LTPM.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los títulos, resúmenes y artículos de texto completo de los estudios potencialmente relevantes para su inclusión. Se extrajeron los datos de los estudios incluidos, se evaluó el riesgo de sesgo y se calcularon y compararon los resultados. Las discrepancias se resolvieron mediante discusión o consulta con un tercer autor de la revisión. Se calculó el cociente de riesgos (CR) de la varianza inversa con el intervalo de confianza (IC) del 95% para los resultados binarios y la diferencia de medias (DM) con el IC del 95% para las variables continuas.

Resultados principales: 

Solo se encontraron tres ECA en los que participaron en total 230 mujeres posparto. La mayoría de los análisis se basaron en números relativamente pequeños de pacientes y estudios. En general, la certeza de la evidencia con respecto a la efectividad de las intervenciones fue baja debido al riesgo de sesgo y a la imprecisión. Se encontró evidencia de muy baja certeza con respecto a la seguridad de las intervenciones debido al riesgo de sesgo y a la imprecisión. Dos estudios tuvieron riesgo incierto de sesgo de selección. Un estudio tuvo riesgo incierto de sesgo de informe y riesgo alto de otros sesgos asociados con el protocolo del estudio.

Las pacientes que recibieron una instilación intraperitoneal de lidocaína presentaron dolor intraperitoneal de menor intensidad que las que recibieron placebo (DM agrupada -3,34; IC del 95%: -4,19 a -2,49; tres estudios, 190 participantes, evidencia de certeza baja), o una inyección intramuscular de morfina (DM -4,8; IC del 95%: -6,43 a -3,17; un estudio, 40 participantes, evidencia de certeza baja). No se encontraron diferencias claras en el dolor intraperitoneal entre las pacientes que recibieron una inyección intramuscular de morfina agregada a una instilación intraperitoneal de lidocaína y las que recibieron una instilación intraperitoneal de lidocaína sola (DM -0,40; IC del 95%: -1,52 a 0,72; un estudio, 40 participantes, evidencia de certeza baja). Una inyección intramuscular de morfina sola no fue efectiva para el alivio del dolor intraperitoneal en comparación con placebo (DM 0,50; IC del 95%: -1,33 a 2,33; un estudio, 40 mujeres, evidencia de certeza baja). Ninguno de los estudios informó eventos adversos graves, pero la evidencia fue de certeza muy baja. La instilación intraperitoneal de lidocaína puede reducir la cantidad de pacientes que necesitaron control adicional del dolor en comparación con placebo (CR 0,27; IC del 95%: 0,17 a 0,44; tres estudios, 190 mujeres, evidencia de certeza baja).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save