Clorpromazina versus metiapina para la esquizofrenia

El objetivo de esta revisión era encontrar evidencia de buena calidad para comparar la eficacia de la clorpromazina versus la metiapina para la esquizofrenia.

Antecedentes

La esquizofrenia es una enfermedad mental frecuente, invalidante y persistente en todo el mundo. Los pacientes con esquizofrenia a menudo presentan síntomas positivos como los delirios y las alucinaciones, y síntomas negativos como la apatía (falta de interés) y la falta de emoción.

Se ha tenido éxito con los antipsicóticos para el tratamiento de los síntomas positivos pero los síntomas negativos siguen siendo difíciles de tratar y por lo general no responden a los antipsicóticos comunes. Además, los antipsicóticos a menudo causan efectos secundarios desagradables.

La clorpromazina es un antipsicótico de amplia disponibilidad y de bajo costo, introducido en los años cincuenta y considerado el tratamiento de referencia para la esquizofrenia en todo el mundo. La investigación inicial indicó que la clorpromazina ayudó en la mejoría global y fue efectiva en la prevención de la recaída en comparación con el placebo (tratamiento inactivo). Sin embargo, algunos de los efectos secundarios de la clorpromazina, en particular la incidencia de trastornos del movimiento, se informan como severos o debilitantes. La metiapina es un antipsicótico relativamente más nuevo, y según los informes, es efectivo para tratar los síntomas de la esquizofrenia con menos efectos secundarios. Sin embargo, actualmente no hay información de buena calidad en cuanto a la efectividad de la metiapina en comparación directa con la clorpromazina.

Búsqueda de la evidencia

En noviembre de 2015, el especialista en información del grupo Cochrane de Esquizofrenia buscó ensayos clínicos relevantes en su registro especializado. La búsqueda identificó cuatro informes. Se revisaron estos informes y hacían referencia a tres ensayos que asignaron al azar a pacientes con esquizofrenia para recibir clorpromazina o metiapina.

Resultados principales

La revisión ahora incluye tres estudios con 161 participantes. Los estudios no indicaron ninguna diferencia real entre la clorpromazina y la metiapina para la mejoría del estado global ni la incidencia de parkinsonismo (un término general para los síntomas como el temblor [sacudimiento], bradicinesia [movimiento lento], rigidez [agarrotamiento] e inestabilidad postural [dificultad para mantener el equilibrio]). No se informaron datos para las otras áreas principales de interés: el estado mental, el uso de servicios, la satisfacción con el tratamiento, el comportamiento o el costo de la atención.

Conclusiones

No se pueden extraer conclusiones firmes a partir de los datos proporcionados. El número de estudios y el número de participantes de cada estudio es pequeño; todos los estudios son también a corto plazo. Por lo tanto, se consideró como muy baja la calidad de la evidencia informada. Sin embargo, la metiapina no es un fármaco antipsicótico que se prescriba o use con frecuencia, por lo que aunque la evidencia es deficiente, quizás siga siendo la mejor evidencia disponible ya que es poco probable que se realicen nuevos ensayos que comparen la metiapina con la clorpromazina en el futuro.

Conclusiones de los autores: 

La clorpromazina ha sido el tratamiento de base para la esquizofrenia durante decenios; no obstante, la evidencia disponible que compara este fármaco con la metiapina no logra aportar datos de alta calidad basados en ensayos. Sin embargo, la necesidad de determinar si la metiapina es más o menos efectiva que la clorpromazina carecería de relevancia, y parece poco probable que se realicen futuros estudios de investigación sobre esta comparación.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La clorpromazina, un antipsicótico de amplia disponibilidad y de bajo costo, se considera el tratamiento de referencia para la esquizofrenia en todo el mundo. Se ha informado que la metiapina, un derivado de la dibenzotiazepina, tiene características antipsicóticas potentes. Sin embargo, en la actualidad no existe evidencia sobre la efectividad de la clorpromazina en el tratamiento de los pacientes con esquizofrenia en comparación con la metiapina, un antipsicótico más nuevo.

Objetivos: 

Comparar el efecto de la clorpromazina versus la metiapina para el tratamiento de los pacientes con esquizofrenia

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de ensayos basado en estudios del Grupo Cochrane de Esquizofrenia en noviembre de 2015 y 2016.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) que estudiaran la clorpromazina versus la metiapina para pacientes adultos con esquizofrenia. Se incluyeron ensayos que satisfacían los criterios de selección y que informaban datos utilizables.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se extrajeron de forma independiente. Para los resultados binarios, se calculó el cociente de riesgos (CR) y su intervalo de confianza (IC) del 95%, y el análisis fue de intención de tratar. Para los datos continuos, se calculó la diferencia de medias entre los grupos y su IC del 95%. Para los análisis, se empleó un modelo de efectos aleatorios. Se evaluó el riesgo de sesgo de los estudios incluidos y se creó la tabla "Resumen de los hallazgos" utilizando GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres estudios que asignaron al azar a 161 pacientes con esquizofrenia. Había datos disponibles sólo para dos de los siete resultados principales predefinidos. Se midió la mejoría clínicamente significativa del estado global con la Clinical Global Impression (CGI). No hubo una diferencia clara entre los grupos de clorpromazina y metiapina (2 ECA; n = 120; CR 1,11; IC del 95%: 0,84 a 1,47; evidencia de muy baja calidad) y el número de pacientes con parkinsonismo a las ocho semanas fue similar (2 ECA; n = 70; CR 0,97; IC del 95%: 0,46 a 2,03; evidencia de muy baja calidad). No se disponía de datos utilizables para los otros resultados clave de mejoría clínicamente significativa del estado mental, el reingreso debido a una recaída, la satisfacción con el tratamiento, comportamiento violento o agresivo, o el costo de la atención.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save