¿Qué factores influyen en la prestación de atención médica por parte de las parteras capacitadas en los países de ingresos bajos y medios?

Objetivo de la revisión

El objetivo de esta síntesis Cochrane de la evidencia cualitativa fue identificar los factores que influyen en la prestación de atención por parte de las parteras capacitadas. Para responder a esta pregunta, se buscaron y analizaron los estudios cualitativos de las opiniones, las experiencias y el comportamiento de las parteras capacitadas.

Esta síntesis complementa otra revisión Cochrane que evalúa el efecto de las estrategias para promover el uso por parte de las mujeres de las instalaciones de asistencia sanitaria cuando dan a luz.

Mensajes clave

Muchos factores influyen en la atención que las parteras capacitadas prestan a las madres durante el parto. Los mismos incluyen el acceso al entrenamiento y la supervisión; el número de personas del personal y los volúmenes de trabajo; los sueldos y las condiciones de vida; y el acceso a instalaciones de asistencia sanitaria bien equipadas y bien organizadas con agua, electricidad y transporte. Otros factores que pueden tener una influencia incluyen la existencia de trabajo en equipo, la confianza, la colaboración y la comunicación entre los trabajadores de salud y con las madres. Las parteras capacitadas informaron muchos problemas vinculados a estos factores.

¿Qué se estudió en la síntesis?

En los países de ingresos bajos y medios, muchas madres todavía mueren durante el parto. A las pacientes se las alienta a dar a luz en los establecimientos de salud en lugar de en el domicilio para que puedan recibir atención por parte de las parteras capacitadas. Una partera capacitada es un trabajador sanitario como una comadrona, un médico o una enfermera que está entrenada para controlar un embarazo y un parto normal y para derivar a la madre y al recién nacido cuando surgen complicaciones.

Al explorar las opiniones, las experiencias, y el comportamiento de las parteras capacitadas, esta síntesis procuró identificar los factores que pueden influir en su capacidad de proporcionar atención de calidad.

Principales hallazgos

Se incluyeron 31 estudios realizados en África, Asia y América Latina. Los participantes eran parteras capacitadas incluidos los médicos, las comadronas, las enfermeras, las enfermeras auxiliares y los gestores.

El resumen apuntó hacia varios factores que afectaban la prestación de atención de calidad por parte de las parteras capacitadas. Los siguientes factores se basan en la evidencia evaluada como de confianza moderada a alta. Las parteras capacitadas informaron que a veces tenían un entrenamiento insuficiente durante la educación o después de que habían empezado a trabajar. Cuando los establecimientos carecían de personal, podían aumentar los volúmenes de trabajo de las parteras capacitadas, podía volverse difícil la provisión de supervisión, y las madres podían recibir una atención más deficiente. Además, las parteras capacitadas no siempre creían que los sueldos y los beneficios reflejaban sus tareas y responsabilidades y los riesgos personales que asumían. Junto con las condiciones de vida y de trabajo deficientes, estos temas podían dar lugar a estrés y afectar la vida familiar de las parteras capacitadas. Algunas parteras capacitadas opinaron que los gestores carecían de capacidad y de aptitudes, y sentían que no recibían apoyo debido a la falta de consideración de sus inquietudes en cuanto al lugar de trabajo.

Las causas posibles de la escasez de personal incluían problemas con la contratación y la asignación de los trabajadores de salud a los establecimientos de salud; la falta de financiamiento; la gestión deficiente y los sistemas burocráticos; y los salarios bajos. Las parteras capacitadas y sus gestores sugirieron factores que podrían ayudar a reclutar, mantener y motivar a los trabajadores de salud y mejorar la calidad del trabajo; los mismos incluyeron viviendas de buena calidad, asignaciones por el trabajo extra, vacaciones pagas, educación continua, evaluaciones adecuadas de su trabajo y recompensas.

La habilidad de las parteras capacitadas de prestar atención de calidad también fue limitada por la falta de equipamiento, fármacos y suministros; sangre e infraestructura para realizar las transfusiones de sangre; electricidad y abastecimientos de agua; y de espacio y servicios adecuados en las salas de maternidad. Se observó que estos factores reducen la moral de las parteras capacitadas, aumentan el volumen de trabajo y el riesgo de infecciones y dan lugar a menos eficiencia en el trabajo. La falta de transporte a veces dificultó que las parteras capacitadas deriven a las pacientes a niveles más altos de atención. Además, las percepciones negativas de las pacientes del sistema de salud podrían dar lugar a que sean renuentes a aceptar la derivación.

Se identificaron algunos otros factores que también pueden haber afectado la calidad de atención, que se basaron en los hallazgos evaluados como de confianza baja a muy baja. El trabajo en equipo deficiente y la falta de confianza y colaboración entre los trabajadores sanitarios parecieron influir de forma negativa en la atención. Por el contrario, la buena colaboración y el trabajo en equipo parecieron aumentar la motivación de las parteras capacitadas, sus habilidades de toma de decisiones y la calidad de atención. Los volúmenes de trabajo de las parteras capacitadas y la escasez de personal influyeron en las interacciones con las madres. Además, la comunicación deficiente perjudicó la confianza entre las parteras capacitadas y las madres.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Se realizaron búsquedas de estudios publicados antes de noviembre 2016.

Conclusiones de los autores: 

Hay muchos factores que influyen en la atención que las PC pueden prestar a las madres durante el parto. Los mismos incluyen el acceso al entrenamiento y la supervisión; el número de personas del personal y los volúmenes de trabajo; los sueldos y las condiciones de vida; y el acceso a instalaciones de asistencia sanitaria bien equipadas y bien organizadas con agua, electricidad y transporte. Otros factores que pueden tener una influencia incluyen la existencia de trabajo en equipo y de confianza, la colaboración y la comunicación entre los trabajadores de salud y con las madres. Las parteras capacitadas informaron muchos problemas vinculados a todos estos factores.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En muchos países de ingresos bajos y medios se alienta a las pacientes a dar a luz en los consultorios y los hospitales para que puedan recibir atención por parte de parteras capacitadas. Una partera capacitada (PC) es un trabajador de la salud como una comadrona, un médico o una enfermera que es adiestrada para manejar un embarazo y un parto normal. También está adiestrada para identificar, tratar y derivar cualquier problema de salud que surja para la madre y el recién nacido. Las aptitudes, las actitudes y el comportamiento de las PC, y el grado al que trabajan en un entorno laboral propicio, repercuten en la calidad de atención proporcionada. Si falta alguno de estos factores, es probable que las madres y los recién nacidos reciban una atención subóptima.

Objetivos: 

Explorar las opiniones, las experiencias, y los comportamientos de las parteras capacitadas y los que las apoyan; identificar los factores que influyen en la administración de la atención intraparto y posnatal en los países de ingresos bajos y medios; y explorar el grado al cual estos factores se reflejaron en los estudios de intervención.

Estrategia de búsqueda (: 

Las estrategias de búsqueda especificaron los términos clave y de texto libre relacionados con el período perinatal, y el profesional de servicios sanitarios, y se incluyeron filtros metodológicos para las síntesis de la evidencia cualitativa y para los países de ingresos bajos y medios. Se hicieron búsquedas en MEDLINE, OvidSP (búsqueda 21 noviembre 2016), Embase, OvidSP (búsqueda 28 noviembre 2016), PsycINFO, OvidSP (búsqueda 30 noviembre 2016), POPLINE, K4Health (búsqueda 30 noviembre 2016), CINAHL, EBSCOhost (búsqueda 30 noviembre 2016), ProQuest Dissertations and Theses (búsqueda 15 agosto 2013), Web of Science (búsqueda 1 diciembre 2016), World Health Organization Reproductive Health Library (búsqueda 16 agosto 2013) y en las World Health Organization Global Health Library for WHO databases (búsqueda 1 diciembre 2016).

Criterios de selección: 

Se incluyeron estudios cualitativos centrados en las opiniones, las experiencias y los comportamientos de las PC y los que trabajan con ellas como parte del equipo. Se incluyeron estudios de todos los niveles de la asistencia sanitaria en países de ingresos bajos y medios.

Obtención y análisis de los datos: 

Un autor de la revisión extrajo los datos y evaluó la calidad de los estudios, y otro autor de la revisión verificó los datos. Los datos se resumieron mediante el enfoque de síntesis del marco más conveniente y la confianza en la evidencia se evaluó mediante el enfoque GRADE-CERQual (Confidence in the Evidence from Reviews of Qualitative research). Se utilizó un enfoque de matriz para explorar si los factores identificados por los trabajadores sanitarios en la síntesis como importantes para proporcionar atención médica materna se reflejaron en las intervenciones evaluadas en los estudios en una revisión de intervención relacionada.

Resultados principales: 

Se incluyeron 31 estudios que exploraban las opiniones y las experiencias de diferentes tipos de PC, incluidos los médicos, las parteras, las enfermeras, las enfermeras auxiliares y los gestores. Los estudios incluidos se realizaron en África, Asia y América Latina.

El resumen apuntó hacia varios factores que afectaban la prestación de atención de calidad por parte de las PC. Los siguientes factores se basaron en evidencia evaluada como de confianza moderada a alta. Las parteras capacitadas informaron que no siempre se les proporcionó entrenamiento suficiente durante su formación o después de haber comenzado el trabajo clínico. Además, un personal inadecuado en los establecimientos podría aumentar los volúmenes de trabajo de las parteras capacitadas, dificultar la provisión de supervisión y causar que las madres reciban una atención más deficiente. Además, las PC no siempre consideraron que sus sueldos y beneficios reflejaban sus tareas y responsabilidades y los riesgos personales que asumían. Junto con las condiciones de vida y de trabajo deficientes, se observó que estos temas aumentaron el estrés y afectaron de manera negativa la vida familiar. Algunas PC también sintieron que los gestores carecían de capacidad y de aptitudes, y sintieron una falta de apoyo cuando no se consideraron sus inquietudes en cuanto al lugar de trabajo.

Las causas posibles de la escasez de personal en los establecimientos incluyeron problemas con la contratación y asignación de los trabajadores de salud a los establecimientos donde se los necesitaba; la falta de financiamiento; la gestión deficiente y los sistemas burocráticos; y los salarios bajos. Las parteras capacitadas y los gestores sugirieron factores que podrían ayudar a reclutar, mantener y motivar a los trabajadores de salud y mejorar la calidad de atención; los mismos incluyeron viviendas de buena calidad, asignaciones para el trabajo extra, vacaciones pagas, educación continua, evaluaciones apropiadas de su trabajo y recompensas.

La habilidad de las parteras capacitadas de prestar atención de calidad también fue limitada por la falta de equipamiento, suministros y fármacos; sangre e infraestructura para realizar las transfusiones de sangre; electricidad y abastecimientos de agua; y de espacio y servicios suficientes en las salas de maternidad. Se observó que estos factores redujeron la moral de las PC, aumentaron el volumen de trabajo y el riesgo de infecciones y dieron lugar a menos eficiencia en el trabajo. La falta de transporte a veces dificultó a las PC la derivación de las pacientes a los niveles más altos de atención. Además, las percepciones negativas de las pacientes del sistema de salud podrían dar lugar a renuencia en cuanto a la aceptación de la derivación.

Se identificaron algunos otros factores que también pueden haber afectado la calidad de atención, que se basaron en los resultados evaluados como de confianza baja a muy baja. El trabajo en equipo deficiente y la falta de confianza y colaboración entre los trabajadores de salud pareció influir de forma negativa en la atención. Por el contrario, la buena colaboración y el trabajo en equipo parecieron aumentar la motivación de las parteras capacitadas, sus capacidades en cuanto a la toma de decisiones y la calidad de la atención. Los volúmenes de trabajo de las parteras capacitadas y la escasez de personal influyeron en las interacciones con las madres. Además, la comunicación deficiente perjudicó la confianza entre las parteras capacitadas y las madres.

Tools
Information
Share/Save