Fibra dietética para la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares

Antecedentes

Las enfermedades cardiovasculares (EC) son un grupo de afecciones que afectan al corazón y los vasos sanguíneos. Las EC implican una carga global y varían entre las regiones, y esta variación ha estado vinculada en parte a los factores alimentarios. Dichos factores son importantes porque se pueden modificar para ayudar en la prevención y el control de las EC. Esta revisión evaluó la efectividad del aumento en el consumo de fibra como un suplemento o en los productos alimenticios para reducir la muerte cardiovascular, la muerte por todas las causas, las variables principales de evaluación no mortales (como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y angina) y los factores de riesgo de EC en adultos sanos y adultos con alto riesgo de EC.

Características de los estudios

En las bases de datos científicas se buscaron los ensayos controlados aleatorios (ensayos clínicos que asignaron al azar a los pacientes a uno de dos o más tratamientos) que consideraron los efectos del consumo de fibra dietética en adultos sanos o adultos con alto riesgo de desarrollar EC. No se incluyeron los pacientes que ya presentaban una enfermedad cardiovascular (p.ej. ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares). Las pruebas están actualizadas hasta enero 2015.

Resultados clave

Veintitrés ensayos cumplieron los criterios de inclusión. Todos los ensayos fueron a corto plazo, por lo que no pudieron examinar el efecto de la ingesta de fibras sobre los eventos de EC. Todos los ensayos examinaron los efectos de la ingesta de fibras sobre los niveles de los lípidos (los lípidos son sustancias similares a la grasa, incluido el colesterol que se encuentra en la sangre), la presión arterial o ambos. El agrupamiento de los resultados mostró una reducción beneficiosa en el colesterol total y el colesterol de LDL (a veces llamado colesterol "malo"), así como en la presión arterial diastólica con el aumento en el consumo de fibra. No hubo patrones claros en el tipo de fibra utilizado (fibra soluble o insoluble) o en la manera en la que se proporcionó la fibra (mediante suplementos o productos alimenticios) pero hubo pocos estudios en cada grupo, por lo que los resultados no están claros.

Riesgo de sesgo de los estudios incluidos

En general el riesgo de sesgo fue incierto y pocos estudios se calificaron con bajo riesgo de sesgo (por lo que hubo menos probabilidades de establecer conclusiones equivocadas debido al favoritismo de los participantes o los investigadores), y en algunos hubo un alto riesgo de sesgo en ciertos criterios de calidad. Los resultados de esta revisión se deben interpretar con precaución al considerar lo antes mencionado. Se necesitan ECA bien realizados a más largo plazo para determinar los efectos de la ingesta de fibras sobre los eventos de EC y para explorar aún más los efectos según el tipo de fibra y la manera en la que se proporciona la fibra.

Conclusiones de los autores: 

Los estudios fueron a corto plazo y por lo tanto no informaron los resultados primarios de esta revisión, los eventos clínicos de EC. Los análisis agrupados de los factores de riesgo de EC indican reducciones en el colesterol total y el colesterol de LDL con el aumento en el consumo de fibra, así como reducciones de la presión arterial diastólica. No hubo efectos obvios de los análisis de subgrupos por tipo de intervención o tipo de fibra, pero el número de estudios incluidos en cada uno de estos análisis fue pequeño. El riesgo de sesgo fue incierto en la mayoría de los estudios y alto en algunos dominios de calidad, por lo que los resultados se deben interpretar con precaución. Se necesitan ECA bien realizados a más largo plazo para determinar los efectos del tipo de fibra (soluble versus insoluble) y la administración (suplementos versus alimentos) sobre los eventos de EC y los factores de riesgo para la prevención primaria de las EC.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La prevención de las enfermedades cardiovasculares (EC) es una prioridad clave de la salud pública. Varios factores alimentarios se han asociado con la modificación de los factores de riesgo de las EC. Uno de dichos factores es la fibra dietética, que puede tener una asociación beneficiosa con los factores de riesgo de las EC. Es necesario examinar las pruebas actuales de ensayos controlados aleatorios (ECA) en esta área.

Objetivos: 

El objetivo primario de esta revisión sistemática fue determinar la efectividad de la fibra dietética para la prevención primaria de las EC.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) en The Cochrane Library, Ovid MEDLINE (1946 hasta enero 2015), Ovid EMBASE (1947 hasta enero 2015) y en Science Citation Index Expanded (1970 hasta enero 2015), así como en registros de ensayos clínicos en enero 2015. También se verificaron las listas de referencias de artículos relevantes. No se aplicaron restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron los ECA que evaluaron los efectos de la fibra dietética en comparación con ninguna intervención o una intervención mínima sobre los factores de riesgo de las EC y factores de riesgo relacionados. Los participantes incluyeron adultos con riesgo de EC o de la población general.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los estudios, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo; un tercer autor verificó cualquier diferencia. Un autor diferente verificó los análisis.

Resultados principales: 

Se incluyeron 23 ECA (1513 participantes asignados al azar) que examinaron el efecto de la fibra dietética. El riesgo de sesgo fue incierto para la mayoría de los estudios y los estudios tuvieron tamaños de la muestra pequeños. Pocos estudios tuvieron una duración de la intervención mayor de 12 semanas. Se utilizó una variedad amplia de fuentes de fibra, con poca semejanza entre los grupos en la elección de la intervención.

Ninguno de los estudios informó sobre la mortalidad (total o cardiovascular) o los eventos cardiovasculares. Los resultados sobre los lípidos indican que hay un efecto beneficioso significativo del aumento del consumo de fibra sobre los niveles de colesterol total (17 ensayos [20 comparaciones], 1067 participantes asignados al azar, diferencia de medias -0,23 mmol/l; IC del 95%: -0,40 a -0,06) y los niveles de colesterol de LDL (diferencia de medias -0,14 mmol/l; IC del 95%: -0,22 a -0,06), pero no en los niveles de los triglicéridos (diferencia de medias 0,00 mmol/l; IC del 95%: -0,04 a 0,05), y hubo una disminución muy pequeña pero estadísticamente significativa en lugar de un aumento en los niveles de HDL con el aumento en la ingesta de fibras (diferencia de medias -0,03 mmol/l; IC del 95%: -0,06 a -0,01). Menos estudios (diez ensayos, 661 participantes asignados al azar) informaron resultados de la presión arterial y hubo un efecto significativo del aumento en el consumo de fibra sobre la presión arterial diastólica (diferencia de medias -1,77 mmHg; IC del 95%: -2,61 a -0,92), a la vez que hay una reducción de la presión arterial sistólica con la ingesta de fibra pero que no alcanza significación estadística (diferencia de medias -1,92 mmHg; IC del 95%: -4,02 a 0,19). No pareció haber efectos de subgrupos por la naturaleza del tipo de intervención (suplementos de fibra o provisión de alimentos / asesoramiento para aumentar el consumo de fibras) o el tipo de fibra (soluble / insoluble), aunque el número de estudios que contribuyeron a cada subgrupo fue pequeño. Todos los análisis se deben considerar con cuidado debido a los riesgos de sesgo observados en el colesterol total y la heterogeneidad estadística observada en la presión arterial sistólica. Los eventos adversos, cuando se informaron, parecieron reflejar principalmente efectos secundarios gastrointestinales leves a moderados y generalmente se informaron más en los grupos de intervención con fibras que en los grupos control.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save