Momento adecuado del tratamiento en pacientes con síntomas recientes de estenosis de la arteria del cuello

Antecedentes

El accidente cerebrovascular isquémico ocurre cuando hay un bloqueo del flujo sanguíneo proveniente de parte del cerebro. Lo anterior puede ser causado por una enfermedad en la arteria del cuello (carótida) que puede causar un estrechamiento grave de la arteria, que da lugar a la formación de coágulos sanguíneos y al bloqueo de un vaso sanguíneo más pequeño más abajo. La abertura de la arteria carótida puede restablecer el flujo sanguíneo adecuado mediante la extracción quirúrgica del área afectada, o mediante la inserción de un tubo (stent) para abrir la arteria.

Hay dudas acerca de si realizar el tratamiento de forma inmediata, o esperar unos pocos días. El tratamiento temprano puede mejorar el flujo sanguíneo y prevenir nuevos accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, el tratamiento temprano puede conllevar un riesgo mayor de causar un accidente cerebrovascular o hemorragia asociada.

Pregunta de la revisión

Se examinó la efectividad de realizar el tratamiento muy temprano (en dos días) en comparación con el tratamiento tardío (después de dos días) para los individuos con síntomas recientes de estenosis de la arteria del cuello (carótida).

Características de los estudios

Las búsquedas están actualizadas hasta el 26 enero 2016. Se encontró sólo un ensayo aleatorio que evaluaba el efecto del momento adecuado de la intervención quirúrgica. Éste incluyó un total de 40 participantes, de edades comprendidas entre 47 y 84 años.

Resultados clave

A partir de las pruebas limitadas disponibles, no fue posible establecer si el momento de la cirugía es un factor importante para determinar el resultado para los individuos con síntomas recientes de estenosis de la arteria carótida.

Calidad de las pruebas

No hay pruebas suficientes sobre el mejor momento para el tratamiento quirúrgico en pacientes con síntomas recientes de estenosis de la arteria carótida. La calidad general de las pruebas fue muy baja, debido al número pequeño de participantes de sólo un ensayo y los datos de resultado faltantes. Se necesitan más estudios con un mayor número de pacientes.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente no hay pruebas de alta calidad disponibles para apoyar la revascularización cerebral muy temprana o tardía después de un accidente cerebrovascular isquémico reciente. En consecuencia, se necesitan ensayos aleatorios adicionales para identificar qué pacientes deben ser sometidos a la revascularización muy urgente. Los estudios futuros deben estratificar a los participantes por grupo etario, sexo, grado de isquemia y grado de estenosis. Actualmente, hay un ECA en curso que está examinando el momento adecuado de la revascularización cerebral.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El momento adecuado de la cirugía por estenosis de la arteria carótida con síntomas recientes sigue siendo polémico. La revascularización cerebral temprana puede prevenir una recurrencia isquémica invalidante o mortal, aunque también puede aumentar el riesgo de transformación hemorrágica, o de desplazamiento de un coágulo. Esta revisión examinó las pruebas controladas aleatorias que consideraban si el mayor riesgo de eventos recurrentes supera el mayor beneficio de una intervención anterior.

Objetivos: 

Evaluar los riesgos y los beneficios de realizar la revascularización cerebral muy temprana (en dos días) en comparación con el tratamiento tardío (después de dos días) en pacientes con estenosis de la arteria carótida con síntomas recientes.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas electrónicas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group) en enero 2016, Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; The Cochrane Library 2016, número 1), MEDLINE (1948 hasta 26 enero 2016), EMBASE (1974 hasta 26 enero 2016), LILACS (1982 hasta 26 enero 2016), y en registros de ensayos (desde su inicio hasta 26 enero 2016). También se hicieron búsquedas manuales en actas de congresos y revistas, y se buscó en listas de referencias. No hubo restricciones de idioma. Se estableció contacto con colegas y compañías farmacéuticas para identificar más estudios y ensayos no publicados.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos completados, verdaderamente aleatorios (ECA) que comparaban la revascularización cerebral muy temprana (en el plazo de dos días) con el tratamiento tardío (después de dos días) para los pacientes con estenosis de la arteria carótida con síntomas recientes.

Obtención y análisis de los datos: 

Se seleccionaron de forma independiente los ensayos para su inclusión según los criterios anteriores, se evaluó el riesgo de sesgo de cada ensayo, y se realizó la extracción de datos. Se utilizó una estrategia de análisis de intención de tratar.

Resultados principales: 

Se identificó un ECA que incluyó a 40 participantes, y consideró el momento adecuado de la cirugía en pacientes con estenosis de la arteria carótida con síntomas recientes. Comparó la cirugía muy temprana con la cirugía realizada después de 14 días del último evento sintomático. La calidad general de las pruebas fue muy baja, debido al número pequeño de participantes provenientes de sólo un ensayo y los datos de resultado faltantes. No se encontró ninguna diferencia estadísticamente significativa entre los efectos de la cirugía muy temprana o tardía en cuanto a la reducción del riesgo combinado de accidente cerebrovascular y muerte en el plazo de 30 días desde la cirugía (cociente de riesgos [CR] 3,32; intervalo de confianza [IC]: 0,38 a 29,23; pruebas de muy baja calidad), o el riesgo combinado de accidente cerebrovascular y muerte perioperatoria (CR 0,47; IC 0,14 a 1,58; pruebas de muy baja calidad). Hasta la fecha, no hay ningún resultado disponible para confirmar el momento adecuado óptimo para la intervención quirúrgica.

Tools
Information
Share/Save