Magnesio para el tratamiento de la drepanocitosis

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Pregunta de la revisión

Se examinó la evidencia del efecto del magnesio intravenoso (administrado en un vena) y el magnesio oral (administrado por vía oral) en la frecuencia de las crisis dolorosas (crisis de células falciformes con dolor intenso debido a los bloqueos del suministro de sangre a los huesos, las articulaciones, los pulmones, el hígado, el bazo, el riñón, los ojos o el sistema nervioso central), la duración de la estancia hospitalaria y la calidad de la vida en pacientes con diferentes tipos de drepanocitosis.

Antecedentes

La drepanocitosis es una enfermedad sanguínea hereditaria relativamente común. Sus síntomas incluyen la aparición rápida de crisis dolorosas, que pueden dar lugar a un aumento en las tasas de ingreso en hospital. La causa probable es que los eritrocitos falciformes ejercen estrés en los vasos sanguíneos lo cual los bloquea y da lugar a las crisis vaso-oclusivas. La función vascular está deteriorada en los pacientes con drepanocitosis. Se sabe que el magnesio puede ensanchar los vasos sanguíneos y, cuando se lo administra de forma regular, mejora la cantidad de líquido en los eritrocitos y puede ayudar a detener la deformación. El magnesio intravenoso puede causar efectos secundarios leves a moderados después de la administración p.ej. náuseas, vómitos, sensación de calor, presión arterial baja, etc.; y la administración oral de suplementos de magnesio puede causar efectos secundarios leves p.ej. diarrea y retortijones abdominales. Se deseaba determinar si el magnesio intravenoso a corto plazo y el magnesio oral a largo plazo son mejores que un placebo (tratamiento simulado sin magnesio) o ningún tratamiento con magnesio, para reducir las crisis dolorosas, acortar la duración de la estancia hospitalaria y mejorar la calidad de vida. También hubo interés en los efectos secundarios del tratamiento con magnesio y algunos análisis de sangre.

Fecha de la búsqueda

La evidencia se actualizó hasta: 1 diciembre 2016.

Características de los estudios

La revisión incluyó cinco estudios con un total de 386 pacientes con drepanocitosis de entre cuatro y 53 años de edad . Dos estudios (306 pacientes) compararon magnesio intravenoso con placebo (en este caso solución salina [agua salada]) en pacientes que ingresaron al hospital como una emergencia debido al dolor, el cual se prolongó hasta que fueron dados de alta (menos de cuatro semanas). Dos de los tres estudios a más largo plazo compararon pidolato de magnesio oral con placebo y el tercer estudio comparó hidroxicarbamida y pidolato de magnesio entre sí y con placebo aunque sólo se incluyeron los resultados de la comparación del pidolato de magnesio con placebo.

Resultados clave

No todos los estudios informaron sobre los resultados y no fue posible analizar los datos a partir de la mayoría de los estudios. Se encontró que en los pacientes que ingresaron al hospital como casos de urgencia, el magnesio intravenoso no redujo los niveles de dolor, no pudo acortar la duración de la estancia hospitalaria y no mejoró la calidad de vida en comparación con placebo. Sin embargo, más pacientes que recibieron magnesio experimentaron calor al insertar la aguja en comparación con los que recibieron placebo.

El pidolato de magnesio oral, administrado durante un período más largo, no redujo la gravedad de los episodios dolorosos y no tuvo ningún efecto cuantificable sobre las propiedades de los eritrocitos falciformes (p.ej. niveles de magnesio en la sangre). El magnesio oral pareció ser seguro y bien tolerado, y sólo se observaron efectos secundarios leves (diarrea y cefalea). Se necesita investigación adicional para comparar los beneficios a corto plazo y a largo plazo del tratamiento con magnesio y sus efectos secundarios.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia sobre el magnesio intravenoso y el magnesio oral al tratar la drepanocitosis fue moderada para el dolor al utilizar magnesio intravenoso a corto plazo y para los niveles de magnesio en la sangre al administrar suplementos de magnesio oral a más largo plazo. La calidad de la evidencia fue baja para todos los otros resultados medidos. Todos los estudios incluidos del magnesio oral o intravenoso para el tratamiento de la drepanocitosis tuvieron algunos aspectos que podrían perjudicar la confiabilidad de los resultados. Por tanto, hay incertidumbre acerca de estos hallazgos, y estudios de investigación adicionales pueden aportar evidencia que podría cambiar las conclusiones.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia de calidad moderada a muy baja mostró que ni el tratamiento con magnesio intravenoso ni con magnesio oral tiene un efecto sobre la reducción de la crisis dolorosa, la duración de la estancia hospitalaria y el cambio en la calidad de vida al tratar la drepanocitosis. Por lo tanto, no es posible establecer ninguna conclusión definitiva con respecto a su beneficio clínico. Se necesitan estudios controlados aleatorios adicionales, quizás multicéntricos, para establecer si los tratamientos con magnesio intravenoso y oral tienen algún efecto sobre la mejoría en la salud de los pacientes con drepanocitosis.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La drepanocitosis es una hemoglobinopatía recesiva autosómica hereditaria que causa crisis vaso-oclusivas dolorosas debido a la deshidratación de los eritrocitos en pacientes con enfermedad de células falciformes. Las crisis vaso-oclusivas son eventos dolorosos comunes que causan diversas complicaciones clínicas; se produce un aumento en la mortalidad general y una disminución de la esperanza de vida en comparación con la población en general. Los estudios experimentales indican que se ha comprobado que el magnesio intravenoso es bien tolerado en los individuos hospitalizados para el alivio inmediato de la crisis dolorosa aguda (aparición súbita) y tiene el potencial de disminuir la duración de la estancia hospitalaria. Algunos estudios in vitro y estudios abiertos del magnesio oral a largo plazo revelaron un efecto prometedor sobre el alivio del dolor aunque no lograron mostrar su eficacia. Los estudios revelan que el tratamiento con magnesio oral puede prevenir la deshidratación de los eritrocitos en pacientes con enfermedad de células falciformes y prevenir los episodios dolorosos recurrentes. Es necesario obtener acceso a la evidencia del impacto del efecto del magnesio oral e intravenoso sobre la frecuencia de dolor, la duración de la estancia hospitalaria y la calidad de vida.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del magnesio intravenoso a corto plazo sobre la duración de la estancia hospitalaria y la calidad de vida en niños y adultos con drepanocitosis. Determinar los efectos del tratamiento con magnesio oral a largo plazo sobre la frecuencia de las crisis dolorosas y la calidad de vida en niños y adultos con drepanocitosis.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Hemoglobinopatías (Cochrane Haemoglobinopathies Trials Register), compilado a partir de búsquedas en bases de datos electrónicas y búsquedas manuales en revistas y libros de resúmenes de congresos.

Fecha de la última búsqueda en el registro de ensayos de Hemoglobinopatías del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística y Enfermedades Genéticas (Cochrane Cystic Fibrosis and Genetic Disorders Group): 1 diciembre 2016.

Fecha de la última búsqueda en otras fuentes (registros de ensayos clínicos): 29 marzo 2017.

Criterios de selección: 

Se realizaron búsquedas de estudios controlados aleatorios publicados y no publicados del magnesio oral o intravenoso comparado con placebo o ningún magnesio.

Obtención y análisis de los datos: 

Los autores evaluaron de forma independiente la calidad de los estudios y extrajeron los datos utilizando las metodologías estándar Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco estudios aleatorios controlados con placebo con un total de 386 participantes (de tres a 53 años de edad). Dos estudios paralelos más cortos (n = 306) compararon sulfato de magnesio intravenoso con placebo (solución salina normal) en cuanto al ingreso al hospital debido a una crisis vaso-oclusiva, para los cuales fue posible analizar los datos. La calidad de la evidencia fue moderada para los estudios que presentaron esta comparación principalmente a causa de las limitaciones debido al riesgo de sesgo y la imprecisión. Dos de los tres estudios a más largo plazo que compararon pidolato de magnesio oral con placebo tuvieron un diseño cruzado. El tercero fue un estudio factorial paralelo que comparó hidroxicarbamida y magnesio oral entre sí y versus placebo durante un período más largo; sólo se presentó la comparación del magnesio oral con placebo a partir de este estudio. La calidad de la evidencia fue muy baja y hubo dudas en cuanto al cálculo.

Los niveles de dosis cada ocho horas en los dos estudios del magnesio intravenoso fueron diferentes; uno usó 100 mg/kg mientras que el segundo usó 40 mg/kg. Sólo uno de estos estudios (n = 104) informó la puntuación media diaria del dolor durante la estancia hospitalaria (una diferencia no significativa entre los grupos, evidencia de calidad moderada). El segundo estudio (n = 202) informó varias puntuaciones de la calidad de vida informada por los niños y los padres. Ninguna de las puntuaciones mostró diferencias entre los grupos de tratamiento (evidencia de baja calidad). Los datos de un estudio (n = 106) no mostraron diferencias en la duración de la estancia hospitalaria entre los grupos (evidencia de baja calidad). Ambos estudios informaron los eventos adversos, pero no definidos por la gravedad como se había planificado. Un estudio reveló que significativamente más participantes que recibieron magnesio intravenoso experimentaron calor en el sitio de infusión en comparación con placebo; no hubo diferencias entre los grupos para otros eventos adversos (evidencia de baja calidad).

Tres estudios (n = 80) compararon pidolato de magnesio oral con placebo. Ninguno de ellos informó datos que se pudieran analizar. Un estudio (n = 24) informó el número de días con dolor y declaró que no hubo diferencias entre los dos grupos (evidencia de baja calidad). Ninguno de los estudios informó sobre la calidad de vida ni la duración de la estancia hospitalaria. Dos estudios (n = 68) informaron que no hubo diferencias en los niveles de magnesio en plasma ni en los eritrocitos (evidencia de calidad moderada). Dos estudios (n = 56) informaron eventos adversos. Uno informó episodios de diarrea leve y cefalea, los cuales se resolvieron sin interrumpir el tratamiento. El segundo estudio informó eventos adversos como trastornos gastrointestinales, cefalea o migraña, infecciones de las vías respiratorias superiores y erupciones; los cuales estuvieron distribuidos por igual a través de los grupos de tratamiento (evidencia de calidad moderada).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save