Médicos o profesionales de nivel medio para el aborto

El aborto inseguro causa muerte y discapacidad y todavía es una inquietud importante de salud pública en los países en desarrollo. La mayoría de estas muertes y discapacidades se podría evitar si el aborto seguro y legal lo realizan personas adiestradas. Esta revisión examinó si es seguro que los profesionales de nivel medio (profesionales sanitarios que no son médicos) realicen los abortos. También examinó si los abortos realizados por profesionales de nivel medio funcionaron tan bien como los realizados por los médicos.

Se realizaron búsquedas de los estudios que compararon el aborto médico (mediante pastillas) o el aborto quirúrgico realizado por profesionales de nivel medio o por médicos. También se escribió a los investigadores para encontrar más estudios. Los estudios podrían comparar cuán seguros o cuán eficaces fueron los abortos (si en realidad funcionaron). Las pruebas encontradas están actualizadas hasta el 15 de agosto de 2014.

Se encontraron ocho estudios con un total de 22 018 participantes. Cinco estudios compararon el aborto quirúrgico realizado por médicos o por profesionales de nivel medio y tres estudios compararon el aborto médico realizado por médicos o por profesionales de nivel medio. De los cinco estudios de aborto quirúrgico, solamente uno tuvo un diseño de estudio de alta calidad. De los tres estudios de aborto médico, dos tuvieron un diseño de estudio de alta calidad. Tres de estos estudios se realizaron en los EE.UU., dos en la India, uno se realizó en Sudáfrica y uno en Vietnam, y los dos restantes en Suecia y Nepal.

Los resultados de los análisis de los estudios de aborto médico indicaron que no parece que haya una ventaja cuando los realizan los médicos. Los resultados de la mayoría de los análisis de los estudios de aborto quirúrgico indicaron que no es posible asegurar que haya una diferencia en cuán seguros y cuán eficaces son los profesionales de nivel medio comparados con los médicos. Un análisis de tres estudios de baja calidad de aborto quirúrgico demostró que hubo más probabilidades de que el aborto fuera ineficaz si lo realizaban profesionales de nivel medio.

La mayoría de los estudios no mostró diferencias entre los profesionales de nivel medio y los médicos sobre cuán seguros fueron los abortos y cuán bien funcionaron. El entrenamiento de los profesionales de nivel medio para realizar los abortos médicos o quirúrgicos podría reducir el número de muertes y discapacidades causadas por el aborto inseguro. Los estudios futuros se deben concentrar en qué tipos de profesionales de nivel medio pueden realizar abortos seguros y eficaces. También deben examinar si los profesionales de nivel medio son tan seguros y eficaces como los médicos para realizar abortos en ámbitos rurales de países en desarrollo.

Conclusiones de los autores: 

No hubo diferencias estadísticamente significativas en el riesgo de fracaso en los abortos médicos realizados por profesionales de nivel medio comparados con los médicos. Los datos observacionales indican que puede haber un riesgo mayor de fracaso del aborto para los procedimientos de aborto quirúrgico realizados por profesionales de nivel medio, pero el número de estudios es pequeño y se necesitan datos más consistentes de ensayos controlados. No hubo diferencias estadísticamente significativas del riesgo de complicaciones para los abortos quirúrgicos del primer trimestre realizados por profesionales de nivel medio comparados con los médicos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La Organización Mundial de la Salud recomienda que el aborto se puede realizar al nivel más bajo del sistema de atención sanitaria. El entrenamiento de profesionales de nivel medio como comadronas, personal de enfermería y otros profesionales no médicos, para realizar abortos por aspiración durante el primer trimestre y controlar los abortos médicos se ha propuesto como una vía para aumentar el acceso de las pacientes a los procedimientos de aborto seguro.

Objetivos: 

Evaluar la seguridad y la efectividad de los procedimientos de aborto realizados por profesionales de nivel medio comparados con los médicos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscaron en las bases de datos CENTRAL Número 7, MEDLINE y POPLINE los estudios que compararon médicos y profesionales de nivel medio para los servicios de aborto. Se buscaron estudios publicados en cualquier idioma desde enero 1980 hasta 15 agosto 2014.

Criterios de selección: 

Fueron elegibles para inclusión los ensayos controlados aleatorios (ECA) (grupales o no grupales), los estudios de cohortes prospectivos o los estudios observacionales que compararon la seguridad o la efectividad (o ambas) de cualquier tipo de procedimiento de aborto del primer trimestre, realizado por cualquier tipo de profesional de nivel medio o por médicos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión independientes examinaron la elegibilidad de los resúmenes y extrajeron los datos de los estudios incluidos por duplicado mediante un formulario probado previamente. Los datos de los resultados primarios se metaanalizaron mediante los modelos de efectos fijos y de efectos aleatorios para obtener los cocientes de riesgos (CR) agrupados con los intervalos de confianza (IC) del 95%. Se realizaron análisis separados según el diseño del estudio (ECA o cohorte) y el tipo de procedimiento de aborto (médico versus quirúrgico).

Resultados principales: 

Ocho estudios con 22 018 participantes cumplieron con los criterios de elegibilidad. Cinco estudios (n = 18,962) evaluaron la seguridad y la efectividad de los procedimientos de aborto quirúrgico realizados por profesionales de nivel medio comparados con los médicos. Tres estudios (n = 3056) evaluaron la seguridad y la efectividad de los procedimientos de aborto médico. Los estudios de aborto quirúrgico (un ECA y cuatro estudios de cohorte) se realizaron en los Estados Unidos, la India, Sudáfrica y Vietnam. Los estudios de aborto médico (dos ECA y un estudio de cohorte) se realizaron en la India, Suecia y Nepal. Los estudios incluyeron pacientes con edades gestacionales hasta 14 semanas para el aborto quirúrgico y nueve semanas para el aborto médico.

El riesgo de sesgo de selección se consideró bajo en los tres ECA, incierto en cuatro estudios observacionales y alto en un estudio observacional. El sesgo de ocultación se consideró bajo en los tres ECA y alto en los cinco estudios observacionales. Aunque ninguno de los ocho estudios cegó a las participantes al tipo de profesional, se consideró que el sesgo de realización fue bajo, ya que es parte de la intervención. El sesgo de detección se consideró alto en los ocho estudios, ya que ninguno de los ocho estudios realizó el cegamiento de la evaluación de resultado. El sesgo de deserción fue bajo en siete estudios y alto en uno, con más del 20% de deserción. Se consideró que seis estudios tuvieron riesgo incierto de sesgo de informe selectivo porque sus protocolos no se habían publicado. Se habían publicado los protocolos de los dos estudios restantes. Se encontraron otras fuentes de sesgo.

Según un análisis de tres estudios de cohorte, el riesgo de fracaso del aborto quirúrgico fue significativamente mayor cuando se realizó por profesionales de nivel medio que cuando los procedimientos fueron realizados por médicos (CR 2,25; IC del 95%: 1,38 a 3,68); sin embargo, se consideró que la calidad de las pruebas para este resultado fue muy baja. Para los procedimientos de aborto quirúrgico, no se encontraron diferencias significativas en el riesgo de complicaciones entre los profesionales de nivel medio y los médicos (CR 0,99; IC del 95%: 0,17 a 5,70 de los ECA; CR 1,38; IC del 95%: 0,70 a 2,72 a partir de estudios observacionales). Cuando se combinaron los datos del fracaso y las complicaciones para el aborto quirúrgico, no se encontraron diferencias significativas entre los profesionales de nivel medio y los médicos en el análisis de los estudios observacionales (CR 1,36; IC del 95%: 0,86 a 2,14) y el análisis de los ECA (CR 3,07; IC del 95%: 0,16 a 59,08). La calidad de las pruebas del resultado de los ECA se consideró baja y de los estudios observacionales muy baja. Para los procedimientos de aborto médico, el riesgo de fracaso no fue diferente para los profesionales de nivel medio o para los médicos (CR 0,81; IC del 95%: 0,48 a 1,36 de los ECA; CR 1,09; IC del 95%: 0,63 a 1,88 a partir de estudios observacionales). La calidad de las pruebas de este resultado del análisis de los ECA se consideró alta, aunque la calidad de las pruebas de los estudios observacionales se consideró muy baja. No se informaron complicaciones en los tres estudios de aborto médico.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save