Polvo de micronutrientes múltiples para la fortificación de alimentos domiciliaria (en el lugar de consumo) en mujeres embarazadas

Las mujeres embarazadas son particularmente vulnerables a las deficiencias nutricionales debido a los requerimientos del feto en crecimiento durante el embarazo. En los países de bajos ingresos, muchas mujeres tienen dietas con bajo contenido de vitaminas y minerales, y participan en muchas horas de trabajo físico. También están expuestas a infecciones recurrentes que empeoran las deficiencias nutricionales. Por lo tanto, la falta de una nutrición adecuada puede contribuir a la mala salud de estas mujeres y sus fetos.

Los suplementos de hierro y ácido fólico durante el embarazo se recomiendan ampliamente. Sin embargo, hacer llegar los suplementos a las mujeres y estimularlas a que los tomen es particularmente desafiante. El polvo de micronutrientes que contiene hierro, vitamina A, cinc y otras vitaminas y minerales se envasa generalmente en sobres de un solo uso y se puede espolvorear sobre cualquier alimento semisólido en el domicilio u otro lugar en el que se consumirán las comidas. El uso de polvo de micronutrientes para fortificar los alimentos puede superar este problema con los suplementos de micronutrientes. Ya se ha mostrado que el polvo de micronutrientes es eficaz para reducir la anemia y la deficiencia de hierro en los niños pequeños, por lo que puede ser útil para las mujeres embarazadas.

Esta revisión examinó el uso de polvo de micronutrientes durante el embarazo, comparado con los suplementos de micronutrientes o con ningún micronutriente adicional. Se encontraron sólo dos estudios con un total de 1172 mujeres, realizados en Bangladesh y México. La calidad general de las pruebas se consideró muy baja (con alto riesgo de sesgo debido a limitaciones metodológicas) y no hubo pruebas disponibles para la mayoría de los resultados primarios y secundarios de esta revisión.

Un ensayo comparó polvo de micronutrientes con suplementos de hierro y folato, y el otro ensayo comparó polvo de micronutrientes con los mismos nutrientes pero administrados como suplementos. En general, la fortificación de los alimentos con polvo de micronutrientes tuvo un efecto similar al de los suplementos de micronutrientes múltiples sobre la anemia materna a término o cerca del término (pruebas de muy baja calidad) o la hemoglobina (Hb) materna a término o cerca del término. El estudio que comparó polvo de micronutrientes con suplemento de hierro y ácido fólico informó que las mujeres tuvieron mayores probabilidades de tomar los comprimidos de hierro y ácido fólico que el polvo de micronutrientes. Los estudios incluidos no informaron casi ninguno de los resultados importantes de la revisión. Por lo tanto, se necesitan más pruebas sobre resultados de salud maternos e infantiles para evaluar adecuadamente el uso de polvo de micronutrientes en las mujeres embarazadas.

Conclusiones de los autores: 

Pruebas limitadas indican que el polvo de micronutrientes para la fortificación de los alimentos en el lugar de consumo no tiene diferencias claras con los suplementos de micronutrientes múltiples en cuanto a la anemia materna (pruebas de muy baja calidad) y la Hb al término o cerca del término. Hay pruebas limitadas que indican que las mujeres tuvieron mayores probabilidades de cumplir con la administración de los comprimidos que con la del polvo de micronutrientes.

La calidad general de las pruebas se consideró muy baja (debido a limitaciones metodológicas) y no hubo pruebas disponibles para la mayoría de los resultados primarios y secundarios. Por lo tanto, se necesitan más pruebas para evaluar los efectos beneficios o perjudiciales potenciales de la administración de polvo de micronutrientes a mujeres embarazadas sobre los resultados de salud maternos e infantiles. Los ensayos futuros también deben evaluar el cumplimiento con el polvo de micronutrientes y tener poder estadístico adecuado para evaluar los efectos sobre los resultados del parto y la morbilidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se calcula que 32 000 000 de embarazadas presentan anemia en todo el mundo. Debido al aumento de las exigencias metabólicas, las mujeres embarazadas son particularmente vulnerables a la anemia y las deficiencias de vitaminas y minerales, lo que provoca efectos adversos para la salud de la madre y el feto. A pesar de los efectos beneficiosos demostrados de la administración prenatal de suplementos con hierro y ácido fólico o micronutrientes múltiples, el cumplimiento deficiente de la administración habitual de suplementos ha limitado la efectividad de esta intervención en muchos contextos. El polvo de micronutrientes para la fortificación en el lugar de consumo consiste en sobres empacados de dosis única que contienen vitaminas y minerales que se pueden agregar a los alimentos preparados para mejorar su perfil nutricional. El uso de polvo de micronutrientes múltiples para la fortificación de alimentos en el lugar de consumo en mujeres embarazadas podría ser una intervención alternativa a la administración prenatal de suplementos de micronutrientes.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la fortificación de alimentos domiciliaria (en el lugar de consumo) prenatal con polvo de micronutrientes múltiples sobre la salud materna y del recién nacido.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31 enero 2015) y en la International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (31 enero 2015). También se estableció contacto con organismos pertinentes para identificar estudios en curso y no publicados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (con asignación al azar individual y grupal) y ensayos cuasialeatorios, independientemente del idioma o el estado de publicación.

La intervención fue polvo de micronutrientes para la fortificación de los alimentos en el lugar de consumo, que contenían al menos tres micronutrientes y uno de ellos era hierro, proporcionados a mujeres embarazadas de cualquier edad gestacional y número de partos. Se consideraron cinco grupos de comparación: ninguna intervención / placebo, administración de suplementos de hierro y ácido fólico, suplementos de hierro solo, suplementos de ácido fólico solo y suplementos de micronutrientes múltiples.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la elegibilidad de los estudios, extrajeron y verificaron la precisión de los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos.

Resultados principales: 

La búsqueda identificó 12 informes (relativos a seis estudios). Se incluyeron dos ensayos controlados aleatorios grupales (que incluyeron 1172 mujeres), que se consideraron con riesgo de sesgo moderado a alto debido a limitaciones metodológicas. Un ensayo está en curso, y se excluyeron tres estudios.

Polvo de micronutrientes para la fortificación de los alimentos en el lugar de consumo versus suplementos de hierro y ácido fólico

Un ensayo (que incluyó 478 mujeres embarazadas que asistían a 42 centros de atención prenatal) comparó polvo de micronutrientes que contenía hierro, ácido fólico, vitamina C y cinc con comprimidos de hierro y ácido fólico proporcionados diariamente desde la semana 14 a la 22 hasta las 32 semanas de gestación. Este ensayo no informó los resultados primarios de esta revisión: anemia materna al término o cerca del término, deficiencia de hierro materna, mortalidad materna, efectos adversos, bajo peso al nacer, parto prematuro. El ensayo tampoco informó sobre la mayoría de los resultados secundarios de esta revisión, con la excepción del cumplimiento materno. El cumplimiento con el polvo de micronutrientes fue menor que el cumplimiento con el suplemento de hierro y ácido fólico (cociente de riesgos [CR] 0,76; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,66 a 0,87; un estudio, n = 405).

Polvo de micronutrientes para la fortificación de los alimentos en el lugar de consumo versus suplementos con los mismos micronutrientes múltiples

Un estudio (que incluyó 694 mujeres embarazadas de 18 comunidades), comparó polvo de micronutrientes que contenía hierro, ácido fólico, vitamina C, cinc, yodo, vitamina E y vitamina B12 con comprimidos que contenían los mismos siete micronutrientes. No hubo diferencias en la anemia materna a las 37 semanas de gestación (CR 0,92; IC del 95%: 0,53 a 1,59; un estudio, n = 470, pruebas de muy baja calidad). El ensayo no informó ninguno de los otros resultados primarios de esta revisión con relación a la deficiencia de hierro materna, la mortalidad materna, los efectos adversos, el bajo peso al nacer o el parto prematuro. En cuanto a los resultados secundarios de esta revisión el ensayo incluido no informó la mayoría de los resultados secundarios preespecificados de esta revisión, con una excepción, no hubo diferencias claras en la hemoglobina (Hb) materna o corto plazo (diferencia de medias [DM] 1,0 g/l; IC del 95%: -1,77 a 3,77; un estudio, n = 470).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save