Morfometría con voxels para la separación de la esquizofrenia de otros tipos de psicosis en el primer episodio de una psicosis

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Antecedentes

La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico que incluye síntomas psicóticos como distorsiones en el pensamiento y la percepción, afecto embotado y trastornos conductuales. Es importante para los pacientes que presentan un primer episodio de psicosis tener un diagnóstico correcto lo antes posible. Mientras más temprano sea el diagnóstico de la esquizofrenia, mejor será el resultado del tratamiento. Sin embargo, otras enfermedades tienen en ocasiones síntomas psicóticos similares a la esquizofrenia, por ejemplo el trastorno bipolar. Esta revisión analiza la exactitud de un tipo de técnica de imaginología cerebral llamada morfometría con voxels para diagnosticar la esquizofrenia en pacientes que presentan un primer episodio de psicosis. La morfometría con voxels se utiliza para medir diferencias en la estructura del cerebro en los pacientes con diferentes tipos de psicosis. Estas diferencias podrían utilizarse para hacer un diagnóstico.

Características de los estudios

Las pruebas están actualizadas hasta diciembre 2013. Se encontraron cuatro estudios que utilizaron la morfometría con voxels en 275 adolescentes y adultos con un primer episodio de psicosis. Un estudio reclutó a los participantes de un hospital, otro de un consultorio de pacientes ambulatorios, otro estudio de los servicios psiquiátricos de enfermos hospitalizados y pacientes ambulatorios, y el cuarto estudio no informó el contexto. La media de la edad varió entre 18,6 y 27,1 años. Sólo dos estudios informaron sobre el género de los participantes y se incluyeron tanto hombres como mujeres.

Calidad de la evidencia

Se encontró que la calidad de los estudios era bastante buena en general. En algunos casos lo anterior no estuvo claro, debido principalmente a que tres de los estudios no describieron de forma suficiente el método de procesamiento de las imágenes de la morfometría con voxels. Hubo preocupación con respecto a la aplicabilidad de todos los estudios porque la morfometría con voxels no se utilizó para diagnosticar la esquizofrenia, y en cambio se utilizó para caracterizar las diferencias en la materia gris del cerebro.

Resultados clave

Los cuatro estudios identificados utilizaron la morfometría con voxels en adolescentes y adultos con un primer episodio de psicosis, pero la utilizaron para describir la estructura cerebral y no para realizar un diagnóstico. No existen pruebas para apoyar el uso de la morfometría con voxels para diagnosticar la esquizofrenia en los pacientes con un primer episodio de psicosis.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente no existen pruebas para apoyar el diagnóstico de la esquizofrenia (en contraposición con otros trastornos psicóticos) mediante el patrón de cambios cerebrales observados en estudios de morfometría con voxels en pacientes con un primer episodio de psicosis. La morfometría con voxels tiene la posibilidad de distinguir entre categorías de diagnóstico, pero los métodos para hacerlo de forma confiable actualmente están en evolución. Además, la falta de aplicabilidad del uso de la morfometría con voxels a la práctica clínica en los estudios realizados hasta la fecha limita la utilidad de la morfometría con voxels como una ayuda diagnóstica para diferenciar la esquizofrenia de otros tipos de presentaciones psicóticas en pacientes con un primer episodio de psicosis.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico que incluye distorsiones en el pensamiento y la percepción, afecto embotado y trastornos conductuales. Mientras más tiempo pase sin diagnosticarse y tratarse la psicosis, serán más graves las repercusiones en cuanto a la recaída y la recuperación. Hay algunas pruebas de que los servicios de intervención precoces pueden ayudar, y las técnicas de diagnóstico que podrían contribuir a la intervención temprana pueden ser de utilidad clínica en estas situaciones. La prueba índice evaluada en esta revisión es la técnica de análisis de imaginología de resonancia magnética (IRM) estructural conocida como morfometría con voxels, que calcula la distribución del volumen tisular de materia gris entre varias regiones cerebrales. Esta revisión es una revisión exploratoria del "potencial" diagnóstico de la morfometría con voxels para utilizarla como una herramienta adicional en el examen clínico de los pacientes con un primer episodio de psicosis, para establecer si el individuo progresará al desarrollo de la esquizofrenia en contraposición con otros tipos de psicosis.

Objetivos: 

Determinar si la morfometría con voxels aplicada al cerebro se puede utilizar para diferenciar la esquizofrenia de otros tipos de psicosis en participantes que han recibido un diagnóstico clínico de un primer episodio de psicosis.

Estrategia de búsqueda (: 

En diciembre 2013, se actualizó una búsqueda anterior (mayo 2012) en MEDLINE, EMBASE y en PsycInfo mediante OvidSP.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los estudios retrospectivos y prospectivos que seleccionaron consecutivamente o al azar a participantes adolescentes y adultos (

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión examinaron todas las referencias para la inclusión. La calidad de los estudios se evaluó mediante la herramienta QUADAS-2. Debido a la falta de datos no fue posible extraer tablas de datos de 2 x 2 para cada estudio ni realizar ningún metanálisis.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro estudios con 275 participantes con un primer episodio de psicosis. Ningún estudio utilizó la morfometría con voxels para diagnosticar la esquizofrenia, que en cambio se utilizó para cuantificar la magnitud de las diferencias en el volumen de materia gris. Por lo tanto, ninguno de los estudios incluidos informó datos que se pudieran utilizar en el análisis, y se resumieron los hallazgos de forma narrativa para cada estudio.

Share/Save