Antidepresivos para el tratamiento de la depresión en pacientes con cáncer

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Tema:

Los estados depresivos son complicaciones frecuentes entre los pacientes que presentan cáncer. A menudo los síntomas depresivos son una reacción normal o un efecto directo de dicha enfermedad grave y potencialmente mortal. Por lo tanto, no es fácil establecer cuándo los síntomas depresivos se convierten en un trastorno propiamente dicho y necesitan ser tratados con fármacos. La bibliografía científica actual revela que los síntomas depresivos, incluso cuando son leves, pueden tener una repercusión relevante sobre el curso del cáncer, reducen la calidad de vida general y afectan el cumplimiento del tratamiento anticanceroso, así como posiblemente aumentan la tasa de mortalidad por cáncer.

El objetivo de la revisión fue:

Por lo tanto, es importante evaluar la posible función beneficiosa de los antidepresivos en adultos (18 años o más) con cáncer. El objetivo de la revisión es evaluar la eficacia y la aceptabilidad de los antidepresivos para tratar los síntomas depresivos en los pacientes con cáncer en cualquier sitio y estadio.

¿Cuáles son los principales hallazgos?

Se revisaron sistemáticamente nueve estudios que evaluaron la eficacia de los antidepresivos, para un total de 861 participantes. Debido al escaso número de pacientes en los estudios y a aspectos relacionados con el informe acerca de cómo se realizaron los estudios, hay incertidumbre con respecto a si los antidepresivos fueron mejores que placebo en cuanto a los síntomas depresivos después de seis a 12 semanas de tratamiento. No hay pruebas suficientes para determinar cuán bien se toleraron los antidepresivos en comparación con placebo. Los resultados no pudieron indicar si cualquier antidepresivo fue mejor que otro con respecto a los efectos beneficiosos y perjudiciales. Todavía se necesitan estudios aleatorios grandes para informar mejor la práctica clínica. No es posible establecer conclusiones confiables acerca de los efectos de los antidepresivos sobre la depresión en los pacientes con cáncer.

Calidad de la evidencia:

La calidad de las pruebas fue muy baja debido a la falta de información acerca de cómo se diseñaron los estudios, al escaso número de pacientes en el análisis de los resultados y a las diferencias entre las características de los estudios y los resultados.

¿Cuáles son las conclusiones?

A pesar del impacto de la depresión en las personas con cáncer, los estudios disponibles eran muy pocos y de baja calidad. Esta revisión encontró pruebas de muy baja calidad de los efectos de estos fármacos en comparación con placebo.

Conclusiones de los autores: 

A pesar del impacto de la depresión en las personas con cáncer, los estudios disponibles eran muy pocos y de baja calidad. Esta revisión encontró pruebas de muy baja calidad de los efectos de estos fármacos en comparación con placebo. Sobre la base de estos resultados no se pueden establecer implicaciones claras para la práctica. La administración de antidepresivos en los pacientes con cáncer se debe considerar individualmente y, al considerar la falta de datos directos, la elección de qué agente se debe prescribir se puede basar en los datos sobre la eficacia antidepresiva en la población general de individuos con depresión mayor, así como también tener en cuenta que los datos de los pacientes médicamente enfermos indican un perfil de seguridad positivo de los ISRS. Para informar mejor la práctica clínica se necesitan urgentemente ensayos grandes, sencillos, aleatorios, pragmáticos que comparen los antidepresivos administrados habitualmente versus placebo en pacientes con cáncer con síntomas depresivos, con o sin un diagnóstico formal de un trastorno depresivo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La depresión mayor y otras afecciones depresivas son frecuentes en los pacientes con cáncer. Estas afecciones no son fácilmente detectables en la práctica clínica debido a la superposición entre los síntomas médicos y psiquiátricos, como se describe en los manuales de diagnóstico como el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM) y la International Classification of Diseases (ICD). Además, es especialmente desafiante distinguir entre las reacciones patológicas y normales en una enfermedad tan grave. Los síntomas depresivos, incluso en sus manifestaciones por debajo del umbral, han mostrado tener una repercusión negativa en la calidad de vida, el cumplimiento del tratamiento anticanceroso, el riesgo de suicidio y probablemente incluso en la tasa de mortalidad propia del cáncer. Los ensayos controlados aleatorios (ECA) sobre la eficacia y la tolerabilidad de los antidepresivos en este grupo de población son escasos y a menudo presentan resultados contradictorios.

Objetivos: 

Evaluar los efectos y la aceptabilidad de los antidepresivos para tratar los síntomas depresivos en adultos (18 años o más) con cáncer (cualquier sitio y estadio).

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos electrónicas: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL 2014, número 3), MEDLINE Ovid (1946 hasta abril, semana 3, 2014), EMBASE Ovid (1980 hasta 2014, semana 17) y en PsycINFO Ovid (1987 hasta abril, semana 4, 2014). Además se realizaron búsquedas manuales de ensayos controlados publicados, no publicados y en curso en las bases de datos de los registros de ensayos más relevantes nacionales, internacionales y de las compañías farmacéuticas y organismos que aprueban fármacos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ECA que asignaron adultos (18 años o más) con cualquier diagnóstico primario de cáncer y depresión (incluido trastorno depresivo mayor, trastorno de ajuste, trastorno distímico o síntomas depresivos a falta de un diagnóstico formal) que compararon antidepresivos versus placebo, o antidepresivos versus otros antidepresivos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión verificaron de forma independiente la elegibilidad y extrajeron los datos mediante un formulario diseñado específicamente para los objetivos de esta revisión. Los dos autores compararon los datos extraídos y luego introdujeron los datos en RevMan 5 con un procedimiento de entrada doble. La información extraída incluyó las características del estudio y los participantes, los detalles de la intervención, las medidas de resultado para cada punto temporal de interés, el análisis de los costos y el patrocinio por una compañía farmacéutica. Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane.

Resultados principales: 

Se recuperó un total de nueve estudios (861 participantes), con siete estudios que contribuyeron al metanálisis para el resultado primario. Cuatro de estos estudios compararon antidepresivos y placebo, dos compararon dos antidepresivos y un estudio de tres brazos comparó dos antidepresivos y un brazo placebo. Para la respuesta al tratamiento en la fase aguda (seis a 12 semanas) se encontraron pruebas de muy baja calidad del efecto de los antidepresivos como una clase sobre los síntomas de depresión en comparación con placebo cuando se midió como un resultado continuo (diferencia de medias estandarizada [DME] -0,45; intervalo de confianza [IC] del 95%: -1,01 a 0,11; cinco ECA, 266 participantes) o como una proporción de pacientes que presentaron depresión (cociente de riesgos [CR] 0,82; IC del 95%: 0,62 a 1,08; cinco ECA, 417 participantes). Ningún ensayo informó datos sobre la respuesta al seguimiento (más de 12 semanas). En las comparaciones directas solamente se obtuvieron datos de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) versus los antidepresivos tricíclicos, que proporcionaron pruebas de muy baja calidad de la diferencia entre estas dos clases (DME -0,08; IC del 95%: -0,34 a 0,18; tres ECA, 237 participantes). No hubo pruebas claras de un efecto de los antidepresivos versus placebo u otros antidepresivos a partir de los análisis de los resultados secundarios de eficacia (resultado dicotómico, respuesta a las seis a 12 semanas, pruebas de muy baja calidad). Se encontraron pruebas de muy baja calidad del efecto de los antidepresivos como una clase en cuanto a los abandonos debido a cualquier causa en comparación con placebo (CR 0,87; IC del 95%: 0,49 a 1,53; seis ECA, 455 participantes), así como entre los ISRS y los antidepresivos tricíclicos (CR 0,83; IC del 95%: 0,53 a 1,30; tres ECA, 237 participantes). Se disminuyó la calificación de la calidad de las pruebas porque los estudios incluidos tuvieron un riesgo de sesgo incierto o alto debido al informe deficiente, la falta de precisión que surgió de los tamaños de la muestra pequeños y los amplios intervalos de confianza y la inconsistencia debido a la heterogeneidad estadística o clínica.

Share/Save