¿La prohibición o la restricción de la publicidad del alcohol dan lugar a menos consumo de alcohol?

Pregunta de la revisión

En esta revisión se planteó el interrogante de si la prohibición o la restricción de la publicidad del alcohol en cualquier forma dan lugar a que las personas beban menos alcohol. La forma de la prohibición podría incluir la prohibición de los anuncios sobre el alcohol en la televisión, la Internet o las carteleras, o en las revistas. También hubo interés en los efectos perjudiciales que puede causar la prohibición de los anuncios, como la reducción de las ganancias en las industrias de alcohol y de publicidad, y si los gobiernos perderían impuestos si se redujera la venta de alcohol después de una prohibición.

Antecedentes

El consumo excesivo de alcohol es un factor de riesgo significativo de enfermedades, lesiones (p.ej. debido al comportamiento violento o los accidentes de tránsito), muerte y problemas sociales en todo el mundo. La publicidad para promover el consumo de alcohol es generalizada. La prohibición o la restricción de la publicidad del alcohol se han sugerido como una forma posible de disminuir el consumo de alcohol en el público en general y de evitar que los jóvenes comiencen a beber a una edad temprana.

Características de los estudios

Las pruebas que se presentan están actualizadas hasta mayo 2014. Se encontraron cuatro estudios que evaluaban la restricción o la prohibición de la publicidad del alcohol vía cualquiera formato. Uno era un ensayo controlado aleatorio (ECA) pequeño que evaluó el comportamiento relacionado con el alcohol en 80 hombres jóvenes en los Países Bajos expuestos a películas con un contenido de alcohol alto o bajo combinado con un anuncio con un contenido neutral (interpretado como una prohibición de la publicidad del alcohol) o un alto contenido de alcohol. Los otros tres estudios eran estudios de series de tiempo interrumpido (STI). Los estudios de STI son estudios en los que los cambios, generalmente en el público en general, se miden en diversos puntos antes, durante y después de una intervención como un cambio en la política. Dos de los tres estudios de STI evaluaron lo que sucedió después de la introducción de una prohibición de la publicidad por parte de dos gobiernos provinciales canadienses diferentes. El tercer estudio de STI evaluó lo que sucedió después de levantar una prohibición que había estado presente durante 50 años en otra provincia canadiense. Cada estudio evaluó una categoría diferente de prohibición (parcial o total).

Ninguno de los estudios anteriores fueron financiados por la industria del alcohol o de la publicidad.

Resultados clave

Los datos que surgieron de los estudios incluidos no mostraron un efecto claro a favor o en contra de la prohibición o la restricción de la publicidad del alcohol.

En el ECA, los hombres jóvenes que miraron películas con un contenido bajo de alcohol bebieron menos que los hombres que miraron películas con un contenido alto de alcohol. Los hombres jóvenes que miraron anuncios con un contenido bajo de alcohol bebieron menos que los que miraron anuncios con un contenido neutral. El ensayo tuvo una duración de una hora y media, de manera que no se sabe por cuánto tiempo se prolongaron estos efectos más allá del ensayo. El ensayo no informó resultados perjudiciales.

Los resultados de los tres estudios de STI fueron inconsistentes. Se combinaron estadísticamente los resultados de los dos estudios que evaluaron lo que sucedió después de introducir una prohibición. Lo anterior mostró un aumento general del consumo de cerveza en la población en general después de la introducción de la prohibición, aunque los resultados fueron inciertos y también pudieron ser compatibles con ninguna diferencia o una disminución general en el consumo de alcohol. El tercer estudio de STI, que evaluó el levantamiento de una prohibición total en la publicidad de todas las formas de alcohol en comparación con una prohibición en la publicidad de las bebidas espirituosas solamente, también encontró resultados inciertos. Ninguno de los estudios informó efectos perjudiciales causados por las prohibiciones.

Calidad de la evidencia

En general, la calidad de las pruebas se consideró muy baja en el ECA. Esto se basó en el hecho de que hubo problemas con la metodología del estudio, la población incluía sólo hombres y los resultados no fueron muy precisos. En los estudios de STI, la calidad también se consideró muy baja debido a los problemas con la metodología del estudio y la imprecisión de los resultados.

Conclusiones

La revisión no puede realizar recomendaciones a favor o en contra de la prohibición de la publicidad del alcohol. A los gobiernos que están considerando la posibilidad de implementar prohibiciones en la publicidad del alcohol se les recomienda implementar la prohibición en un ambiente de investigación y vigilar los efectos con el transcurso del tiempo para construir la base de pruebas.

Conclusiones de los autores: 

Hay una falta de pruebas consistentes a favor o en contra de recomendar la implementación de restricciones en la publicidad del alcohol. Las restricciones en la publicidad deben implementarse dentro de un programa de investigación de alta calidad y bien vigilado para asegurar la evaluación con el transcurso del tiempo de todos los resultados relevantes con objeto de construir la base de pruebas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se calcula que el alcohol es el quinto factor de riesgo principal de años de vida ajustados en función de la discapacidad a nivel mundial. La restricción o la prohibición de la publicidad del alcohol pueden reducir la exposición al riesgo que plantea el alcohol a nivel individual y de la población en general. Hasta la fecha, ninguna revisión sistemática ha evaluado la efectividad, los posibles efectos perjudiciales ni el costo-eficacia de esta intervención.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos, los efectos perjudiciales y los costos de la restricción o prohibición de la publicidad del alcohol, vía cualquier formato, en comparación con ninguna restricción o con publicidad en su contra, en cuanto al consumo de alcohol en adultos y adolescentes.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Drogas y Alcohol (Cochrane Drugs and Alcohol Group) (mayo 2014); CENTRAL (número 5, 2014); MEDLINE (1966 hasta 28 mayo 2014); EMBASE (1974 hasta 28 mayo 2014); PsychINFO (junio 2013); y cinco bases de datos de alcohol y marketing, en octubre de 2013. También se hicieron búsquedas en siete bases de datos de congresos, en www.clinicaltrials.gov y en http://apps.who.int/trialsearch/ en octubre 2013. Se examinaron las listas de referencias de todos los estudios identificados y las de las revisiones sistemáticas o guías relevantes, y se estableció contacto con investigadores, responsables de políticas y otros expertos en el área para obtener datos publicados o no publicados, independientemente del idioma.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA), ensayos clínicos controlados, estudios de cohortes prospectivos y retrospectivos, estudios controlados de antes y después y estudios de series de tiempo interrumpido (STI) que evaluaban la restricción o prohibición de la publicidad del alcohol vía cualquier formato incluida la publicidad en la prensa, la televisión, la radio, o Internet, vía carteleras, medios de comunicación sociales o colocación de productos en películas. Los datos podían ser a nivel individual (adultos o adolescentes) o de la población.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyó un ECA pequeño (80 participantes estudiantes varones realizado en los Países Bajos y publicado en 2009) y tres estudios de STI (estudios de población en general en provincias canadienses realizado en los años setenta y ochenta).

El ECA halló que los hombres jóvenes expuestos a películas con bajo contenido de alcohol bebieron menos que los hombres expuestos a películas con alto contenido de alcohol (diferencia de medias [DM] -0,65 bebidas; IC del 95%: -1,2 a -0,07; valor de p = 0,03; pruebas de calidad muy baja). Los hombres jóvenes expuestos a anuncios con bajo contenido de alcohol en comparación con los expuestos a anuncios neutrales bebieron menos (DM -0,73 bebidas; IC del 95%: -1,30 a -0,16; valor de p = 0,01; pruebas de calidad muy baja). Los resultados se evaluaron inmediatamente después del final de la intervención (que se prolongó durante 1,5 horas), de manera que no hubo datos de seguimiento disponibles. Al utilizar la Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation, la calidad de las pruebas se consideró muy baja debido al riesgo de sesgo grave, la dificultad grave para la generalización debido a la población incluida y el nivel grave de imprecisión.

Dos de los estudios de STI evaluaron la implementación de una prohibición en una publicidad y un estudio evaluó el levantamiento de dicha prohibición. Cada uno de los tres estudios de STI evaluó un tipo diferente de prohibición (parcial o total) en comparación con diferentes grados de restricciones o ninguna restricción durante el período de control. Los resultados de los tres estudios de STI fueron inconsistentes. Un metanálisis de los dos estudios que evaluaron la implementación de una prohibición mostró un aumento medio general no significativo del consumo de cerveza en la población en general de un 1,10% después de la prohibición (IC del 95%: -5,26; 7,47; valor de p = 0,43; I2 = 83%, pruebas de muy baja calidad). Este hallazgo es compatible con un aumento, ninguna diferencia o una disminución en el consumo de alcohol. En el estudio que evaluó el levantamiento de una prohibición total en la publicidad de todas las formas de alcohol en comparación con una prohibición parcial de la publicidad sobre bebidas espirituosas solamente, y que utilizó un modelo Abrupt Auto-regressive Integrated Moving Average, el volumen de ventas de todas las formas de alcohol disminuyó en 11,11 kilolitros (IC del 95%: -27,56; 5,34; valor de p = 0,19) por mes después de levantar la prohibición. En este modelo, las ventas de cerveza y vino aumentó por mes en 14,89 kilolitros (IC del 95%: 0,39; 29,39; valor de p = 0,04) y 1,15 kilolitros (IC del 95%: -0,91; 3,21; valor de p = 0,27), respectivamente, y las ventas de bebidas espirituosas se redujo de forma estadísticamente significativa en 22,49 kilolitros (IC del 95%: -36,83; -8,15; valor de p = 0,002). Mediante el enfoque GRADE, las pruebas de los estudios de STI se consideraron de calidad muy baja debido al riesgo alto de sesgo que surgió de la falta de asignación al azar y de la imprecisión en los resultados.

No se consideró ningún otro resultado predefinido (incluida la pérdida económica o la dificultad debido a la reducción en las ventas de alcohol) en los estudios incluidos y no se informaron efectos adversos en ninguno de los estudios. Ninguno de los estudios fue financiado por la industria del alcohol o de la publicidad.

Tools
Information
Share/Save