Tratamiento quirúrgico comparado con tratamiento no quirúrgico (aparatos ortopédicos, ejercicio u observación) para los adolescentes con escoliosis idiopática

Antecedentes

La escoliosis es una afección en la cual la columna vertebral presenta una curva en tres dimensiones (de espalda la columna se asemeja a una letra "c" o "s"). A menudo es idiopática o de causa desconocida. El tipo más frecuente de escoliosis, la escoliosis idiopática adolescente (EIA), se descubre alrededor de los diez años de edad o más y se define como una curva que mide al menos 10 grados (conocido como ángulo Cobb, que se mide en una radiografía).

Los pacientes con EIA generalmente no presentan síntomas, aunque la deformidad superficial resultante con frecuencia repercute negativamente en los adolescentes. Además, el aumento de la curvatura de la columna dorsal puede representar un riesgo para la salud en la edad adulta. Se recomiendan diferentes tipos de tratamiento, incluida la fisioterapia, los aparatos ortopédicos y la cirugía, según la magnitud de la curvatura y el área afectada, el equilibrio del tronco, la salud general, el nivel de función y la satisfacción y el deseo de tratamiento del paciente o los padres.

La cirugía se recomienda generalmente en las curvaturas que exceden los 40 a 50 grados para detener la progresión de la curvatura. Los resultados a corto plazo del tratamiento quirúrgico son la mejoría en las medidas de resultado relacionadas con la autoimagen, algunos aspectos funcionales y el dolor. Sin embargo, falta el seguimiento estructurado a largo plazo necesario para que las conclusiones sean significativas. Artículos recientes destacan las complicaciones a largo plazo de la cirugía, mientras otros postulan que las tasas de complicaciones a medio y largo plazo después de la cirugía moderna de la escoliosis son bajas comparadas con las de técnicas más antiguas.

Características de los estudios

Se buscaron en la bibliografía ensayos controlados aleatorios y estudios no aleatorios prospectivos con un grupo control que examinaran los efectos de los tratamientos quirúrgicos versus no quirúrgicos para los adolescentes con escoliosis idiopática. Las pruebas están actualizadas hasta agosto de 2014.

Resultados clave

No se identificaron pruebas que examinaran la efectividad de las intervenciones quirúrgicas comparadas con las intervenciones no quirúrgicas en los pacientes con EIA. Como resultado, no fue posible establecer ninguna conclusión con respecto a los efectos beneficiosos o perjudiciales de estos tratamientos.

Conclusiones de los autores: 

No fue posible establecer ninguna conclusión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La escoliosis idiopática del adolescente (EIA) es una deformidad tridimensional de la columna vertebral. Aunque la EIA puede progresar durante el crecimiento y causar una deformidad en la superficie, generalmente es asintomática. Sin embargo, si la curvatura final de la columna sobrepasa cierto umbral crítico, el riesgo de problemas de salud y progresión de la curva aumenta. Las intervenciones para la prevención de la evolución de la EIA incluyen ejercicios específicos para la escoliosis, aparatos ortopédicos y cirugía. Los objetivos principales de todos los tipos de intervención son corregir la deformidad y prevenir el deterioro adicional de la curva, y restaurar la asimetría y el equilibrio del tronco, a la vez que se reduce al mínimo la morbilidad y el dolor, lo que permite el retorno a la función total. La cirugía se recomienda habitualmente para las curvaturas que exceden los 40 a 50 grados para detener la progresión de la curvatura con el objetivo de lograr mejor el equilibrio y estética del tronco. Los resultados a corto plazo del tratamiento quirúrgico de los pacientes con EIA demuestran la capacidad de la cirugía de mejorar diversas medidas de resultado. Sin embargo, hay una escasez clara de información sobre el seguimiento a largo plazo del tratamiento quirúrgico de los pacientes con EIA.

Objetivos: 

Examinar la repercusión de las intervenciones quirúrgicas versus no quirúrgicas en los pacientes con EIA que presentan curvas graves de más de 45 grados, con énfasis en el equilibrio del tronco, la progresión de la escoliosis, los problemas estéticos, la calidad de vida, la discapacidad, los problemas psicológicos, el dolor lumbar y los efectos adversos, a corto plazo (unos pocos meses) y a largo plazo (a los 20 años).

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de la Espalda (Trastornos de Columna) (Cochrane Back Review Group), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE, otras cuatro bases de datos, y en tres registros de ensayos hasta agosto 2014 sin limitaciones de idioma. También se verificaron las listas de referencias de artículos relevantes y se realizó una búsqueda manual extensa de la literatura gris.

Criterios de selección: 

Se buscaron los ensayos controlados aleatorios (ECA) y los ensayos controlados prospectivos que compararan la cirugía de fusión espinal con intervenciones no quirúrgicas en pacientes con EIA con un ángulo de Cobb mayor de 45 grados. El interés se centró en todos los tipos de intervenciones quirúrgicas instrumentadas con fusión dirigidas a proporcionar la corrección de la curva y la estabilización de la columna dorsal.

Obtención y análisis de los datos: 

No se encontraron ECA o ensayos controlados prospectivos que cumplieran los criterios de inclusión.

Resultados principales: 

No se identificaron pruebas que compararan intervenciones quirúrgicas y no quirúrgicas para la EIA con curvas graves de más de 45 grados.

Tools
Information
Share/Save