Comprimidos para el dolor tomados por vía oral para el dolor posterior a la cesárea

Los comprimidos son convenientes y fáciles de tomar para aliviar el dolor después de la cesárea, que incluye un corte a través del abdomen y el útero para el parto del feto. Se intentó evaluar la efectividad, la seguridad y la relación entre costo y eficacia de diferentes tipos de comprimidos para el dolor. Diferentes tipos de comprimidos para el dolor alivian el dolor de diferentes maneras. Los opiáceos reducen la sensación de dolor, disminuyen la reacción al dolor y aumentan la tolerancia al dolor mediante su acción sobre el sistema nervioso. Algunos comprimidos no opiáceos para el dolor actúan en los tejidos para reducir la respuesta a las sustancias inflamatorias liberadas en el sitio del daño tisular. Los fármacos combinados (como paracetamol y codeína) pueden tener efectos más pronunciados debido al diferente mecanismo de acción de sus componentes. No se conoce cómo algunos otros comprimidos como los agonistas alfa-2 (clonidina) y la gabapentina (generalmente administrados para el dolor nervioso que sigue al herpes zóster y el dolor a largo plazo), alivian el dolor. Un buen control del dolor puede acortar el tiempo de estancia en el hospital después de la cesárea, mejorar la satisfacción y reducir los costos de asistencia sanitaria.

Mediante la búsqueda bibliográfica se encontraron 63 artículos que evaluaron el dolor poscesárea, pero solamente 13 estudios cumplieron los criterios de inclusión, de los cuales solamente ocho estudios (que incluyeron 962 pacientes) informaron resultados que se evaluaron en esta revisión. De los ocho ensayos que aportaron datos para esta revisión, sólo cuatro ensayos tenían un bajo riesgo de sesgo. Todos los estudios incluidos implicaban un pequeño número de mujeres (40 a 136 mujeres).

Se compararon los comprimidos orales no opiáceos, opiáceos y combinados con placebo o ningún tratamiento. No hubo pruebas suficientes para determinar el efecto de analgésicos adicionales (comprimidos o inyecciones) entre las pacientes que recibieron analgésicos opiáceos o no opiáceos o combinados en comparación con placebo. Tampoco hubo pruebas suficientes para establecer el efecto de fármacos opiáceos versus fármacos no opiáceos y de fármacos opiáceos versus fármacos combinados sobre la necesidad de alivio adicional del dolor. Cuando se evaluaron diferentes fármacos no opiáceos individualmente se encontraron algunas pruebas de que la gabapentina dio lugar a menos necesidad de alivio adicional del dolor en comparación con placebo, pero el análisis de los datos de otros comprimidos (celexocib, ibuprofeno, ketoprofeno, naproxeno, paracetamol) proporcionó resultados menos concluyentes. La administración de paracetamol más codeína dio lugar a menos necesidad de alivio adicional del dolor en comparación con placebo. Se encontró que la dosis alta y baja de gabapentina y la dosis alta de ketoprofeno fueron más eficaces que placebo con respecto a la necesidad de alivio adicional del dolor. Por otro lado, la dosis baja de ketoprofeno, al igual que la dosis alta y baja de tramadol, no difirieron con placebo en el efecto sobre la necesidad de alivio adicional del dolor. Sin embargo, es importante señalar que estos análisis adicionales (es decir, diferentes fármacos y diferentes dosis) se basan en relativamente pocos estudios (uno a dos ensayos) y números de pacientes (40 a 136).

Las pacientes desarrollaron más efectos secundarios que incluyeron náuseas, vómitos y somnolencia con la administración de analgésicos opiáceos, no opiáceos, combinados en comparación con placebo o ningún tratamiento. Todos los ensayos utilizaron el alivio adicional del dolor como valor de referencia, así como el dolor intercurrente, y todos administraron fármacos diferentes.

Ningún estudio informó sobre los siguientes resultados: alivio adecuado del dolor, número de días en el hospital después de la operación, reingreso debido a dolor en la incisión, lactancia exclusiva al alta, alimentación mixta al alta, depresión puerperal materna y relación entre costo y eficacia de las intervenciones estudiadas.

Debido a los datos limitados disponibles no es posible establecer conclusiones con respecto a la forma más segura y eficaz de analgesia oral para el dolor poscesárea. Se necesitan más estudios. Se necesitan más estudios de investigación para comparar diferentes tipos de analgésicos y con respecto a diferentes resultados como la seguridad, la eficacia y el costo.

Antecedentes: 

La analgesia oral es una forma conveniente y ampliamente utilizada para el alivio del dolor después de la cesárea. Incluye diversos fármacos administrados a diferentes dosis solos o combinados con otra forma de analgesia.

Objetivos: 

Determinar la efectividad, la seguridad y la relación entre costo y eficacia de la analgesia oral para el alivio del dolor poscesárea.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31 julio 2014) y en listas de referencias de estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria (ECA). Se consideraron para inclusión los ensayos aleatorios grupales, aunque no se identificaron. No se consideraron elegibles para inclusión los estudios cuasialeatorios y los ensayos cruzados.

Las intervenciones incluyeron la administración de medicación oral a las pacientes para el alivio del dolor poscesárea en comparación con medicación oral o placebo / ningún tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente evaluaron para inclusión todos los estudios potenciales así como la calidad de los ensayos, extrajeron los datos mediante un formulario de extracción de datos acordado y comprobaron la exactitud de la extracción.

Resultados principales: 

Ocho pequeños ensayos que incluían a 962 mujeres (de un total de 13 ensayos incluidos) contribuyeron con datos para el análisis, de los cuales sólo cuatro ensayos presentaban un bajo riesgo de sesgo.

Ninguno de los estudios incluidos informó sobre el "alivio suficiente del dolor", que es uno de los resultados primarios de esta revisión.

1. Analgésicos opiáceos versus placebo

Según un ensayo que incluyó 120 pacientes, el efecto de los opiáceos versus placebo no fue significativo con respecto a la necesidad de alivio adicional del dolor (resultado primario) (cociente de riesgos [CR] 0,33; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,06 a 1,92) y el efecto en cuanto a los resultados de los efectos adversos del fármaco también fue incierto (CR 6,58; IC del 95%: 0,38 a 113,96).

Las dosis bajas (75 mg) y altas (150 mg) de tramadol tuvieron un efecto similar sobre la necesidad de alivio adicional del dolor (CR 0,67; IC del 95%: 0,12 a 3,78 y CR 0,14; IC del 95%: 0,01 a 2,68; respectivamente, un estudio, 80 pacientes).

2. Analgesia no opiácea versus placebo

El intervalo de confianza para la menor necesidad de analgesia adicional (resultado primario) en el grupo de analgesia no opiácea fue amplio e incluye poco o ningún efecto (CR promedio 0,70; IC del 95%: 0,48 a 1,01; seis estudios, 584 pacientes). Sin embargo, se observó heterogeneidad significativa debido a la variedad de fármacos no opiáceos administrados (I2 = 85%). En un análisis de subgrupos de diferentes fármacos, solamente la administración de gabapentina dio lugar a menos necesidad de alivio adicional del dolor (CR 0,34; IC del 95%: 0,23 a 0,51; un ensayo, 126 pacientes). No hubo diferencias en la necesidad de alivio adicional del dolor con la administración de celexocib, ibuprofeno, ketoprofeno, naproxeno, paracetamol. Los efectos maternos del fármaco fueron más frecuentes con la administración de analgésicos no opiáceos (CR 11,12; IC del 95%: 2,13 a 58,22; dos ensayos, 267 pacientes).

La gabapentina de 300 mg (CR 0,25; IC del 95%: 0,13 a 0,49; un estudio, 63 pacientes) y 600 mg (CR 0,44; IC del 95%: 0,27 a 0,71; un estudio, 63 pacientes) así como el ketoprofeno de 100 mg (CR 0,55; IC del 95%: 0,39 a 0,79; un estudio, 72 pacientes) fueron más eficaces que placebo con respecto a la necesidad de alivio adicional del dolor. Sin embargo, el grupo de ketoprofeno de 50 mg y el grupo placebo no difirieron en cuanto al número de pacientes que requirieron alivio adicional del dolor (CR 0,82; IC del 95%: 0,64 a 1,07; un estudio, 72 pacientes).

3. Analgésicos combinados versus placebo

El análisis agrupado del efecto de los analgésicos combinados sobre la necesidad de alivio adicional del dolor fue CR 0,70 (IC del 95%: 0,35 a 1,40; tres ensayos, 242 pacientes, I2 = 69%). Cuando se compararon fármacos diferentes dentro de la comparación analgésicos orales combinados versus placebo se observaron diferencias de subgrupos (p = 0,05; I² = 65,8%). Un ensayo que comparó paracetamol más codeína versus placebo dio lugar a que menos pacientes requirieran alivio adicional del dolor (CR 0,44; IC del 95%: 0,23 a 0,82; un ensayo, 65 pacientes). Sin embargo, no hubo diferencias en el número de pacientes que requirieron alivio adicional del dolor al comparar paracetamol más oxicodona versus placebo, o paracetamol más propoxifeno (CR 1,00; IC del 95%: 0,78 a 1,28; un ensayo, 96 pacientes y CR 0,65; IC del 95%: 0,11 a 3,69; un ensayo, 81 pacientes, respectivamente).

Los efectos maternos del fármaco fueron más frecuentes en el grupo de analgésicos combinados versus placebo (CR 13,18; IC del 95%: 2,86 a 60,68; tres ensayos, 252 pacientes).

4. Analgésicos opiáceos versus analgésicos no opiáceos

El intervalo de confianza del efecto sobre el alivio adicional del dolor entre los fármacos opiáceos y los fármacos no opiáceos fue muy amplio (CR 0,51; IC del 95%: 0,07 a 3,51; un ensayo, 121 pacientes). Los efectos secundarios fueron más frecuentes con la administración de fármacos opiáceos versus analgésicos no opiáceos (CR 2,32; IC del 95%: 1,15 a 4,69; dos ensayos 241 pacientes).

5. Analgésicos opiáceos versus analgésicos combinados

No hubo diferencias en la necesidad de alivio adicional del dolor en los analgésicos opiáceos versus los analgésicos combinados según un estudio que incluyó 121 pacientes y que comparó tramadol y paracetamol más propoxifeno (CR 0,51; IC del 95%: 0,07 a 3,51). Los efectos adversos maternos tampoco difirieron entre los dos grupos (CR 6,74; IC del 95%: 0,39 a 116,79).

6. Analgésicos no opiáceos versus analgésicos combinados

La necesidad de alivio adicional del dolor fue mayor en el grupo de pacientes que recibieron analgésicos no opiáceos (CR 0,87; IC del 95%: 0,81 a 0,93; un ensayo, 192 pacientes) en comparación con el grupo de pacientes que recibieron analgésicos combinados.

Medidas de resultado secundarias no informados en los estudios incluidos

No se encontraron datos sobre los siguientes resultados secundarios: número de días en el hospital después de la operación, reingreso debido a dolor en la incisión, lactancia exclusiva al alta, alimentación mixta al alta, dolor en la incisión a las seis semanas después de la cesárea, depresión puerperal materna, efecto (negativo) sobre la interacción entre la madre y el recién nacido y costo del tratamiento.

Tools
Information
Share/Save