Evaluación del riesgo sistemática (cribado) para la prevención de las enfermedades cardiovasculares

Pregunta de la revisión

¿Son de ayuda los programas de evaluación del riesgo sistemática (cribado) para la prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares?

Antecedentes

Las enfermedades cardiovasculares (EC) es un grupo de trastornos que afectan el corazón y los vasos sanguíneos. Las EC son una carga mundial y continúa siendo la causa número uno de muerte prematura y discapacidad a nivel mundial. La identificación de las personas con mayor riesgo de padecer enfermedad cardiovascular mediante programas similares al cribado puede ayudar a prevenir y tratar las EC. Esta revisión evaluó la eficacia de la evaluación sistemática del riesgo o de un programa similar al cribado para reducir la muerte cardiovascular, la muerte por cualquier causa, los eventos no mortales (como ataques cardíacos, ictus y angina) y los factores de riesgo de EC en adultos sanos y adultos con alto riesgo de EC.

Características de los estudios

En las bases de datos científicas, se buscaron los ensayos controlados aleatorizados (ensayos clínicos que asignaron al azar a los pacientes a uno de dos o más tratamientos) que consideraron los efectos de la evaluación del riesgo sistemática en adultos sanos o adultos con alto riesgo de desarrollar EC. No se incluyeron los pacientes que ya presentaban una enfermedad cardiovascular (p.ej., ataques cardíacos e ictus), porque estas personas ya habían sido identificadas por los servicios de salud y estaban siendo tratadas. La evidencia está actualizada hasta enero 2015.

Resultados clave

Nueve ensayos cumplieron nuestros criterios de inclusión. Los datos limitados indican que el cribado no tiene ningún efecto sobre las muertes (por cualquier causa) ni el número de personas que sufren un ictus o desarrollan una enfermedad coronaria. También hubo datos limitados sobre los factores de riesgo cardiovascular (lípidos en la sangre y presión arterial), en los que hubo algunos efectos favorables con la evaluación sistemática de los riesgos, pero hubo diferencias entre los estudios, por lo que los resultados no son seguros.

Calidad de la evidencia

En general, la evidencia fue de baja o muy baja calidad. Los estudios incluidos tuvieron algún riesgo de sesgo, cuatro estudios se calificaron con alto riesgo de sesgo. Con esto en mente, los resultados de esta revisión se deben interpretar con precaución.

Actualmente hay evidencia limitada sobre los efectos de la evaluación del riesgo sistemática para la prevención de la EC. Se identificaron cinco ensayos en curso y cuando los resultados estén disponibles se incorporarán.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados están limitados por la heterogeneidad entre los ensayos en cuanto a los participantes reclutados, las intervenciones y la duración del seguimiento. Los datos limitados indican que la evaluación sistemática del riesgo de EC no tiene efectos estadísticamente significativos en los criterios de valoración clínicos. Existe evidencia limitada para sugerir que la evaluación sistemática del riesgo podría tener ciertos efectos favorables sobre los factores de riesgo cardiovascular. Los resultados de los cinco estudios en curso se añadirán a la base de evidencia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los programas de cribado pueden identificar a las personas con alto riesgo cardiovascular y reducir la morbilidad y la mortalidad por enfermedades cardiovasculares (EC). Sin embargo, en la actualidad no hay suficiente evidencia que muestre claros beneficios clínicos o económicos de los programas sistemáticos similares al cribado frente a la ampliamente extendida evaluación oportunista del riesgo de EC en el contexto de atención primaria.

Objetivos: 

El objetivo primario de esta revisión sistemática fue determinar la efectividad, los costes y los efectos adverso de la evaluación sistemática del riesgo comparada con la evaluación oportunista del riesgo para la prevención primaria de EC.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) en la Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE el 30 de enero de 2015, y en la Web of Science Core Collection y en bases de datos adicionales de la Cochrane Library el 4 de diciembre de 2014. También se realizaron búsquedas de dos registros de ensayos clínicos y se verificaron las listas de referencias de artículos pertinentes. No se aplicaron restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evaluaron los efectos de la evaluación sistemática del riesgo, definida como un programa similar a un cribado que incluía un proceso predeterminado de selección de personas, en comparación con la evaluación oportunista del riesgo, que fue desde ninguna evaluación del riesgo hasta la detección incentivada de casos de EC y factores de riesgo relacionados. Los participantes incluyeron adultos sanos de la población general, incluidos aquellos con riesgo de EC.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron los estudios de forma independiente. Un autor de la revisión extrajo los datos y los evaluó en cuanto al riesgo de sesgo, y un segundo autor de la revisión los comprobó.. Se evaluó la calidad de la evidencia mediante el enfoque GRADE y esto se presenta en la tabla "Resumen de los hallazgos".

Resultados principales: 

Nueve ECA completados cumplieron con los criterios de inclusión, cuatro de los cuales tenían asignación aleatoria por grupos. También se han identificado cinco ensayos en curso. Los estudios incluidos tuvieron un riesgo alto o incierto de sesgo y la calificación GRADE de la calidad general fue baja o muy baja. La duración del seguimiento varió de un año en cuatro estudios, tres años en un estudio, cinco o seis años en dos estudios y diez años en dos estudios. Ocho estudios reclutaron participantes de la población general, aunque hubo diferencias en los intervalos de edad a los que se dirigieron. Un estudio reclutó a familiares de pacientes cardíacos (evaluación de alto riesgo). Hubo diferencias considerables entre los estudios en las intervenciones recibidas por los grupos intervención y control. No hubo evidencia suficiente para estratificar por los tipos de enfoques de evaluación del riesgo.

Se dispuso de datos limitados sobre la mortalidad por todas las causas (riesgo relativo (RR) 0,98, intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,93 a 1,03; 3 estudios, 103.571 participantes, I² = 0%; evidencia de baja calidad) y la mortalidad cardiovascular (RR 1,00, IC del 95%: 0,90 a 1,11; 2 estudios, 43.955 participantes, I² = 0%), e indican que el cribado no tiene ningún efecto sobre estos resultados. Los datos también fueron limitados para las variables principales de evaluación combinadas no mortales; en general, la evidencia no indica diferencias en la enfermedad coronaria total (RR 1,01; IC del 95%: 0,95 a 1,07; 4 estudios, 5 comparaciones, 110.168 participantes, I² = 0%; evidencia de baja calidad), la enfermedad coronaria no mortal (RR 0.98, IC del 95%: 0,89 a 1,09; 2 estudios, 43.955 participantes, I² = 39%), accidente cerebrovascular total (RR 0,99, IC del 95%: 0,90 a 1,10; 2 estudios, 79.631 participantes, I² = 0%, evidencia de baja calidad) y accidente cerebrovascular no mortal (RR 1,17, IC del 95%: 0,94 a 1,47; 1 estudio, 20.015 participantes).

En general, la evaluación sistemática del riesgo parece dar lugar a niveles más bajos de colesterol total (diferencia de medias (DM) -0,11 mmol/l, IC del 95%: -0,17 a -0,04, 6 estudios, 7 comparaciones, 12.591 participantes, I² = 57%; evidencia de muy baja calidad), menor presión arterial sistólica (DM -3.05 mmHg, IC del 95%: -4,84 a -1,25, 6 estudios, 7 comparaciones, 12.591 participantes, I² = 82%; evidencia de muy baja calidad) y menor presión arterial diastólica (DM -1,34 mmHg, IC del 95% -1,76 a -0,93, 6 estudios, 7 comparaciones, 12.591 participantes, I² = 0%; evidencia de baja calidad). Un estudio evaluó los efectos adversos y no encontró diferencias en la angustia psicológica a los cinco años (1126 participantes).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save