Suturas cutáneas continuas versus interrumpidas para la cirugía no obstétrica

Antecedentes

Durante las operaciones los cirujanos hacen un corte (incisión) en la piel para obtener acceso al sitio quirúrgico. Las incisiones se cierran con suturas (puntos), grapas y adhesivos o cintas tisulares. Las suturas pueden ser continuas o interrumpidas. Las suturas continuas habitualmente se insertan por debajo de la superficie de la piel y utilizan material de sutura absorbible o no absorbible. Las suturas interrumpidas implican el espesor total de la piel y generalmente no son absorbibles (aunque no siempre).

La deficiente curación de la herida aumenta los costos de atención sanitaria y provoca resultados cosméticos de baja calidad. Se investigó si es mejor utilizar suturas continuas o interrumpidas para cerrar las heridas después de una cirugía no relacionada con un parto, para lo cual se realizó una búsqueda minuciosa en la bibliografía médica de ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararan estos dos métodos de sutura cutánea (en agosto de 2013).

Características de los estudios

Se identificaron cinco ECA con 827 participantes. Esta revisión obtuvo los datos de 730 participantes (384 recibieron suturas continuas y 346 suturas interrumpidas). Los participantes recibieron operaciones abdominales o inguinales.

Resultados clave

Los únicos resultados informados fueron infección superficial del sitio quirúrgico, apertura superficial de la herida y duración de la estancia hospitalaria. No se informaron otros resultados importantes como calidad de vida, resultados a largo plazo de los pacientes y uso de los recursos de atención sanitaria.

Aproximadamente el 6% de los participantes presentó infección superficial del sitio quirúrgico pero no hubo diferencias significativas entre los dos grupos en la proporción de participantes que la presentaron. Aproximadamente el 4% de los participantes presentó apertura superficial de la herida. La proporción de participantes con este problema en el grupo de sutura continua fue aproximadamente la décima parte que en el grupo de sutura interrumpida. En su mayoría las aperturas de las heridas ocurrieron en dos ensayos que utilizaron suturas absorbibles para la sutura continua y suturas no absorbibles para la sutura interrumpida. Las suturas no absorbibles se retiran entre siete a nueve días después de la cirugía, pero las suturas absorbibles no se retiran, por lo que protegen la herida por más tiempo (lo que puede incidir en la diferencia en la distribución de este problema entre los grupos). No hubo diferencias significativas entre los grupos en la duración de la estancia hospitalaria.

La apertura superficial de la herida se redujo mediante la sutura subcuticular continua. Sin embargo, los ensayos que contribuyeron con este resultado retiraron la sutura solamente en un grupo (suturas interrumpidas), lo que puede haber dado lugar a esta observación. El número de participantes incluidos en esta revisión fue pequeño y el seguimiento después de la cirugía fue corto.

Calidad de la evidencia

La calidad general de las pruebas fue muy baja. Los niveles de sesgo entre los estudios fueron principalmente altos o inciertos, por lo que puede haber habido deficiencias en la organización del ensayo que podrían producir resultados erróneos.

Investigación futura

Son necesarios ensayos adicionales bien diseñados con bajo riesgo de sesgo.

Conclusiones de los autores: 

La dehiscencia superficial de la herida se puede reducir al utilizar suturas subcuticulares continuas. Sin embargo, hay incertidumbre al respecto debido a la calidad de las pruebas. Además, la naturaleza del material de sutura utilizado puede haber dado lugar a esta observación, ya que la técnica de sutura continua utilizó un material de sutura que no era necesario retirar, mientras que el comparador empleó suturas interrumpidas (no absorbibles) que debían retirarse. Es posible que las diferencias de los métodos de sutura cutánea afecten los resultados de los pacientes y el uso de los recursos de atención sanitaria. Se necesitan ensayos bien diseñados adicionales con bajo riesgo de sesgo para determinar qué tipo de sutura es mejor.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La mayoría de los procedimientos quirúrgicos incluyen un corte en la piel que le permite al cirujano acceder al sitio quirúrgico. La mayoría de las heridas quirúrgicas se cierran completamente al final del procedimiento; esta revisión se centra en estas heridas cerradas. Hay muchas formas de cerrar la incisión quirúrgica, por ejemplo, mediante suturas (puntos), grapas y adhesivos o cintas tisulares. Las suturas cutáneas pueden ser continuas o interrumpidas. Por lo general, las suturas continuas habitualmente son subcuticulares y pueden ser absorbibles o no absorbibles, mientras que, en general, las suturas interrumpidas son no absorbibles e implican el espesor total de la piel (aunque algunos cirujanos utilizan suturas interrumpidas absorbibles).

Objetivos: 

Comparar los efectos beneficiosos y perjudiciales de las técnicas de sutura cutánea continuas con las suturas interrumpidas en participantes a los que se les realizan cirugías no obstétricas.

Estrategia de búsqueda (: 

En agosto 2013 se realizaron búsquedas en las siguientes bases de datos: Registro Especializado del Grupo Cochrane de Heridas (Cochrane Wounds Group); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library); Ovid MEDLINE; Ovid MEDLINE (In-Process & Other Non-Indexed Citations); Ovid EMBASE; y EBSCO CINAHL.

Criterios de selección: 

Solamente se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon la sutura cutánea donde se utilizaron suturas continuas, con la sutura cutánea donde se utilizaron suturas interrumpidas, independientemente de si hubo diferencias en la naturaleza de los materiales de sutura utilizados en los dos grupos. Se incluyeron todos los ECA relevantes en el análisis, independientemente del idioma de publicación, estado de publicación, año de publicación o tamaño de la muestra.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente identificaron los ensayos y extrajeron la datos. Se calculó el cociente de riesgos (CR) con intervalos de confianza (IC) del 95% para comparar los resultados binarios entre los grupos, y la diferencia de medias (DM) con IC del 95% para comparar los resultados continuos. Se realizó el metanálisis mediante el uso de un modelo de efectos fijos y de un modelo de efectos aleatorios. Siempre que fue posible se realizó el análisis por intención de tratar.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco ECA con 827 participantes. Los resultados estuvieron disponibles para 730 participantes (384 participantes asignados al azar a suturas continuas y 346 participantes a suturas interrumpidas). Todos los ensayos tuvieron un riesgo de sesgo incierto o alto. A los participantes se les realizaron operaciones abdominales o inguinales. Los únicos resultados informados en los ensayos fueron infección superficial del sitio quirúrgico, dehiscencia (apertura) superficial de la herida y duración de la estancia hospitalaria. En estos ensayos no se informaron otros resultados importantes como la calidad de vida, resultados a largo plazo de los pacientes ni uso de los recursos de atención sanitaria.

En general 6,5% (39/602 participantes, cuatro ensayos) presentaron infecciones superficiales del sitio quirúrgico. No hubo diferencias significativas entre los grupos en la proporción de los participantes que presentaron infecciones superficiales del sitio quirúrgico (CR 0,73; IC del 95%: 0,40 a 1,33). Un total de 23 participantes (23/625 [3,7%], cuatro ensayos) presentaron dehiscencia superficial de la herida. De los 23 participantes, 22 pertenecían al grupo de sutura interrumpida. La proporción de participantes que presentó dehiscencia superficial de la herida fue significativamente inferior desde el punto de vista estadístico en el grupo de sutura continua en comparación con el grupo de sutura interrumpida (CR 0,08; IC del 95%: 0,02 a 0,35). En su mayoría estas dehiscencias de la herida se informaron en dos ensayos recientes en los cuales los grupos de sutura continua recibieron suturas subcuticulares absorbibles, mientras que los grupos de sutura interrumpida recibieron suturas transcutáneas no absorbibles. Las suturas no absorbibles se retiraron entre siete y nueve días tras la cirugía en los grupos de suturas interrumpidas, mientras que las suturas de los grupos comparadores no se retiraron porque eran absorbibles. La técnica de sutura continua con sutura absorbible no requiere retirar la sutura y protege la herida durante un período más largo. Lo anterior puede haber contribuido a la diferencia entre los dos grupos en la proporción de participantes que presentaron dehiscencia superficial de la herida. No hubo diferencias estadísticamente significativas en la duración de la estancia hospitalaria entre los dos grupos (DM 1,40 días; IC del 95%: -7,14 a 4,34).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save