Intervenciones para mejorar el uso de audífonos en la rehabilitación auditiva de pacientes adultos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Pregunta de la revisión

Se deseaba saber si existe alguna intervención que ayude a los pacientes a utilizar más los audífonos. Se midieron los efectos a corto plazo (menos de 12 semanas), a plazo medio (de 12 a 52 semanas) y a largo plazo (un año o más).

Antecedentes

La pérdida de audición es muy común. A los pacientes que desarrollan pérdida de audición en la edad adulta a menudo se les ofrecen audífonos. Sin embargo, hasta un 40% de los pacientes a los que se les proporciona un audífono elige no utilizarlo.

Características de los estudios

Las pruebas están actualizadas hasta noviembre 2013. Se encontraron 32 estudios con un total de 2072 personas. La mayoría de las personas en los estudios eran mayores de 65 años. Hubo una combinación de usuarios de audífonos nuevos y experimentados. Seis estudios financiados por la United States Veterans Association dominan las pruebas. Los 1018 pacientes incluidos en estos estudios eran militares en servicio o veteranos militares. Los otros estudios incluían a menos de 100 pacientes en cada estudio.

Resultados

Veintisiete de los 32 estudios consideraron formas de ayudar al paciente a manejar mejor la pérdida de audición y el/los audífono/s mediante el suministro de información, práctica y experiencia al escuchar/comunicar o al solicitar a los pacientes que realizaran tareas de práctica en el domicilio. Las anteriores son formas de apoyo al autocuidado. La mayoría de estos estudios también cambiaron la forma de proporcionar apoyo de autocuidado, por ejemplo al cambiar el número de sesiones de consulta o mediante el seguimiento telefónico o por correo electrónico.

Cinco estudios consideraron el efecto del cambio solamente en la forma en que se administró el servicio. Ningún estudio consideró el efecto del uso de guías o normas, sistemas de registros médicos en computadora, recursos de la comunidad o cambio en el sistema de salud.

No se hallaron pruebas de que las intervenciones ayudaran a los pacientes a utilizar los audífonos durante más horas por día a corto plazo, a plazo medio o a largo plazo. No se hallaron pruebas de que las intervenciones alentaran a más pacientes a utilizar los audífonos, aunque sólo dos estudios midieron el uso de audífonos de esta forma.

No se hallaron pruebas de efectos adversos de ninguna de las intervenciones, aunque los estudios consideraron los efectos adversos con poca frecuencia.

La administración de apoyo al autocuidado dio lugar a que los pacientes informaran una reducción en la incapacidad de audición y una mejoría en la comunicación verbal a corto plazo. Cuando lo anterior se combinó con el cambio en la forma de administrar apoyo, los pacientes también informaron un beneficio levemente mayor del audífono a largo plazo.

Sólo seis estudios (287 pacientes) consideraron el estado de los pacientes después de un año o más.

Conclusiones

Las intervenciones complejas que administran apoyo al autocuidado de diferentes maneras mejoran algunos resultados para algunos pacientes con pérdida de audición que utilizan audífonos. No se encontró ninguna intervención que aumentara las horas diarias autoinformadas del uso de audífonos. Pocos estudios miden la cantidad de pacientes que utilizan audífonos en comparación con la cantidad a la que se les proporcionan (cumplimiento). No se han probado muchas prácticas que podrían aumentar las horas diarias de uso de audífonos o estimular más a los pacientes a que utilicen los audífonos que se les han proporcionado. Fue difícil combinar los datos de diferentes estudios debido a que se utilizaron muchas medidas de resultado y los resultados no siempre se presentaron de forma completa. En el futuro sería útil que los investigadores:

- utilizaran las guías existentes para presentar los resultados;

- lograran un acuerdo en cuanto a una serie de medidas de resultado para su uso en este tipo de estudio; y

- se centraran en los resultados a largo plazo en los que el seguimiento de los pacientes se realiza durante al menos un año.

Calidad de la evidencia

Se consideró que las pruebas eran de calidad baja o muy baja. Hubo un riesgo de sesgo en la forma en que se realizaron o informaron muchos de los estudios. Los estudios más amplios sólo incluyeron veteranos militares. No se conoce si los estudios encontrarían los mismos resultados en poblaciones más mixtas. La mayoría de los otros estudios tenían un tamaño de muestra pequeño. Muy pocos estudios midieron los resultados a largo plazo.

Conclusiones de los autores: 

Hay algunas pruebas de calidad baja a muy baja para apoyar el uso de intervenciones complejas y de apoyo al autocuidado que combinan apoyo al autocuidado y diseño del sistema de administración en la rehabilitación auditiva de pacientes adultos. Sin embargo, los tamaños del efecto son pequeños y la variedad de intervenciones que se han probado es relativamente limitada. Las prioridades para la investigación futura deben ser la evaluación del resultado a largo plazo luego de un año o más de la intervención, el desarrollo de un conjunto de resultados centrales para la rehabilitación auditiva de pacientes adultos y el desarrollo de diseños de estudio y medidas de resultado que tengan el poder estadístico adecuado para detectar efectos graduales de los cambios del sistema de asistencia sanitaria de rehabilitación además de la provisión de un audífono.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La pérdida de audición adquirida de aparición en la adultez es un trastorno común a largo plazo para el cual la intervención más común es el uso de audífonos. Sin embargo, hasta un 40% de los pacientes a los que se les proporciona audífonos no logra utilizarlos o no puede obtener un beneficio óptimo con los mismos.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad a largo plazo de las intervenciones para promover el uso de audífonos en adultos con pérdida de audición adquirida a los que se les proporcionó al menos un audífono.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane Ear, Nose, and Throat Disorders Group [Cochrane ENT Group]); CENTRAL; PubMed; EMBASE; CINAHL; Web of Science; Cambridge Scientific Abstracts; ICTRP y fuentes adicionales de ensayos publicados y no publicados. La fecha de la búsqueda fue 6 de noviembre 2013.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) de las intervenciones diseñadas para mejorar o promover el uso de audífonos en adultos con pérdida de audición adquirida en comparación con la atención habitual u otra intervención. Se excluyeron las intervenciones que comparaban la tecnología de los audífonos. Las intervenciones se clasificaron según el “modelo de atención crónica” (CCM, por sus siglas en inglés). Los resultados primarios fueron el uso de audífonos (medido como cumplimiento u horas diarias de uso) y los efectos adversos (asesoramiento o práctica clínica inapropiados, o quejas de los pacientes). Los resultados secundarios informados por los pacientes incluyeron la calidad de vida, la incapacidad de audición, el beneficio de los audífonos y la comunicación. Los resultados se midieron a corto plazo (</= 12 semanas), a plazo medio (> 12 a < 52 semanas) y a largo plazo (un año o más).

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por La Colaboración Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyeron 32 estudios con un total de 2072 participantes. El riesgo de sesgo entre los estudios incluidos fue variable. Las pruebas evaluadas con GRADE se consideraron de calidad muy baja o baja para los resultados primarios sobre los cuales hubo datos disponibles.

La mayoría de los participantes tenía más de 65 años de edad y presentaba pérdida de audición leve a moderada de inicio en la adultez. Hubo una combinación de usuarios de audífonos nuevos y experimentados. Seis de los estudios (1018 participantes) se realizaron en una población de veteranos militares. Seis de los estudios (287 participantes) evaluaron los resultados a largo plazo.

Los 32 estudios probaron intervenciones que podrían clasificarse como de apoyo al autocuidado (formas de ayudar a alguien a manejar mejor la pérdida de audición y el uso de audífonos mediante el suministro de información, práctica y experiencia al escuchar/comunicar o al solicitar a los pacientes que realicen tareas de práctica en el domicilio) o intervenciones sobre el diseño del sistema de administración (sólo el cambio en la forma de administrar el servicio) según el CCM.

Intervenciones de apoyo al autocuidado

No se encontró ningún estudio que investigara el efecto de estas intervenciones en el cumplimiento, los efectos adversos o el beneficio del audífono. Dos estudios informaron las horas diarias de uso de audífonos, aunque no fue posible combinarlos en un metanálisis. No hubo pruebas de un efecto estadísticamente significativo sobre la calidad de vida a plazo medio. El apoyo al autocuidado redujo la incapacidad de audición a plazo corto a medio (dos estudios, 87 participantes; diferencia de medias [DM] -12,80; intervalo de confianza [IC] del 95%: -23,11 a -2,48 [escala de 0 a 100]) y aumentó el uso de estrategias de comunicación verbal a plazo corto a medio (un estudio, 52 participantes; DM 0,72; IC del 95%: 0,21 a 1,23 [escala de 0 a 5]). No se conoce la importancia clínica de estos hallazgos estadísticos aunque es probable que los resultados fueran clínicamente significativos para algunos participantes, pero no para todos. La confianza en la calidad de estas pruebas fue muy baja. Ningún estudio sobre el apoyo al autocuidado informó los resultados a largo plazo.

Intervenciones sobre el diseño del sistema de administración

Estas intervenciones no afectaron significativamente el cumplimiento o las horas diarias de uso de audífonos a plazo corto a medio, ni los efectos adversos a largo plazo. No se encontró ningún estudio que investigara el efecto de estas intervenciones sobre la calidad de vida. No hubo pruebas de un efecto estadística o clínicamente significativo sobre la incapacidad de audición, el beneficio del audífono o el uso de estrategias de comunicación verbal a plazo corto a medio. La confianza en la calidad de estas pruebas fue baja o muy baja. La medición de los resultados a largo plazo fue poco frecuente.

Intervenciones combinadas de apoyo al autocuidado / sobre el diseño del sistema de administración

No se encontraron estudios que investigaran el efecto de las intervenciones complejas que combinan componentes de apoyo al autocuidado y del diseño del sistema de administración en el cumplimiento o los efectos adversos. No hubo pruebas de un efecto estadística o clínicamente significativo sobre las horas diarias de uso de audífonos a largo plazo, o a plazo corto a medio. De igual manera, no hubo pruebas de un efecto sobre la calidad de vida a largo plazo, o a plazo corto a medio. Estas intervenciones combinadas redujeron la incapacidad de audición a plazo corto a medio (13 estudios, 485 participantes, diferencia de medias estandarizada [DME] -0,27; IC del 95%: -0,49 a -0,06). Dicha reducción representa un tamaño del efecto pequeño-moderado, aunque no existen pruebas de un efecto estadísticamente significativo a largo plazo. Hubo pruebas de un efecto estadísticamente significativo, pero no así desde el punto de vista clínico, sobre el beneficio del audífono a largo plazo (dos estudios, 69 participantes, DM 0,30; IC del 95%: 0,02 a 0,58 [escala de 1 a 5]), aunque no hubo pruebas de efectos a plazo corto a medio. Hubo pruebas de un efecto estadísticamente significativo, pero no así desde el punto de vista clínico, sobre el uso de estrategias de comunicación verbal a corto plazo (cuatro estudios, 223 participantes, DM 0,45; IC del 95%: 0,15 a 0,74 [escala de 0 a 5]), pero no a largo plazo. La confianza en la calidad de estas pruebas fue baja o muy baja.

No se encontraron estudios que evaluaran el efecto de otras intervenciones del CCM (apoyo a las decisiones, el sistema clínico de información, recursos de la comunidad o cambios en el sistema de salud).

Share/Save