Tratamientos médicos para controlar el sangrado menstrual abundante en las mujeres con trastornos hemorrágicos

Pregunta de la revisión

Se revisó la evidencia sobre el efecto y la seguridad de tratamientos no quirúrgicos comparados entre sí, con placebo o con ningún tratamiento para la reducción de la pérdida sanguínea menstrual en mujeres con trastornos hemorrágicos. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada anteriormente.

Antecedentes

El sangrado menstrual abundante es uno de los síntomas más frecuentes en las mujeres con trastornos hemorrágicos. Una población considerable de mujeres con sangrado menstrual abundante están afectadas por trastornos hemorrágicos, ya sea hereditarios o contraídos, y en el momento de su presentación estas mujeres son considerablemente más jóvenes que las mujeres que presentan esta afección por otros motivos. Debido a que el sangrado menstrual abundante comienza con la aparición de la menarquia y se mantiene durante la vida reproductiva, la calidad de vida de estas mujeres se ve gravemente afectada y tienen un mayor riesgo de presentar anemia por carencia de hierro.

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta: 25 de agosto de 2016.

Características de los estudios

La revisión incluyó tres estudios sobre tratamientos no quirúrgicos en 175 mujeres con un trastorno hemorrágico que experimentaban sangrado menstrual abundante. Dos estudios compararon desmopresina con placebo y un estudio comparó desmopresina con ácido tranexámico. Las mujeres incluidas en los estudios fueron seleccionadas al azar para un tratamiento o el otro. Los estudios duraron de dos a cuatro meses.

Resultados clave

Dos de los tres estudios (con 59 mujeres) no encontraron evidencia clara de una diferencia de la desmopresina (vasopresina 1-deamino-8-D-arginina) para reducir la pérdida sanguínea menstrual en comparación con placebo. Uno de estos estudios continuó con una comparación abierta no aleatoria de una combinación de desmopresina con ácido tranexámico versus placebo y encontró una reducción significativa de la pérdida sanguínea menstrual. Sin embargo, el diseño no aleatorizado de esta comparación es una posible fuente adicional de sesgo.

El tercer estudio (116 mujeres), que tuvo más participantes que los otros dos estudios combinados, encontró una mayor reducción de la pérdida sanguínea menstrual con la administración de ácido tranexámico que con desmopresina. No fue posible presentar datos sobre la calidad de vida de este estudio, ya que no se informaron diferencias entre los dos grupos de intervención. No hubo evidencia clara de diferencias en el riesgo de efectos secundarios con la desmopresina en comparación con el ácido tranexámico. Ninguno de los estudios analizó la relación entre coste y efectividad.

Calidad de la evidencia

No fue posible evaluar suficientemente los estudios con relación a cómo se asignaron las mujeres a los grupos de tratamiento,u se consideró que la calidad global de la evidencia fue baja.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia obtenidas de estudios controlados aleatorizados sobre el efecto de la desmopresina comparada con placebo para reducir la pérdida sanguínea menstrual son muy limitadas y no concluyentes. Dos estudios, cada uno con un número muy limitado de participantes, han mostrado efectos poco claros en la pérdida sanguínea menstrual y los efectos adversos. Una comparación no aleatoria en uno de los estudios señala el valor de combinar la desmopresina y el ácido tranexámico, lo cual se debe probar en una comparación formal en un estudio controlado aleatorizado.

Cuando el ácido tranexámico se comparó con la desmopresina, un único estudio mostró una reducción en la pérdida sanguínea menstrual con la administración de ácido tranexámico en comparación con desmopresina.

Es necesario evaluar los métodos no quirúrgicos para tratar la menorragia en las mujeres con trastornos hemorrágicos mediante estudios controlados aleatorizados. Dichos métodos serían más aceptables que la cirugía para las mujeres que desean preservar la fertilidad. Debido a que las mujeres pueden necesitar utilizar estos tratamientos durante toda su vida reproductiva, se deben evaluar los efectos secundarios a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El sangrado menstrual abundante sin una lesión orgánica se debe principalmente al desequilibrio de varias hormonas que tienen un efecto regulatorio sobre el ciclo menstrual. Otra causa de sangrado menstrual abundante sin una afección pelviana es la presencia de un trastorno hemorrágico adquirido o hereditario. El sistema hemostático tiene una función muy importante en el control de la cantidad y la duración de la hemorragia menstrual, por lo que en la mayoría de las mujeres afectadas por trastornos hemorrágicos se produce un sangrado anormalmente prolongado o abundante. Aunque el sangrado uterino irregular previo a la menarquia o posmenopáusico es poco frecuente en los trastornos hemorrágicos hereditarios o contraídos, el sangrado agudo grave y el sangrado menstrual abundante en la menarquia y el sangrado menstrual abundante crónico durante toda la vida reproductiva son frecuentes. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada anteriormente.

Objetivos: 

Determinar la eficacia y la seguridad de intervenciones no quirúrgicas comparadas entre sí, con placebo o con ningún tratamiento para la reducción de la pérdida sanguínea menstrual en mujeres con trastornos hemorrágicos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos de Hemoglobinopatías del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística y Enfermedades Genéticas (Cochrane Cystic Fibrosis Haemoglobinopathies Trials Register) (25 de agosto de 2016), Embase (mayo de 2013), LILACS (febrero de 2013) y en el International Clinical Trial registry de la OMS (febrero de 2013).

Criterios de selección: 

Estudios controlados aleatorizados de intervenciones no quirúrgicas para el tratamiento del sangrado menstrual abundante (menorragia) en mujeres en edad reproductiva que presentan un trastorno hemorrágico congénito o contraído.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de forma independiente evaluaron los estudios para la inclusión, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo.

Resultados principales: 

En la revisión se incluyeron tres estudios cruzados (crossover) con 175 mujeres. Los tres estudios tuvieron riesgo incierto de sesgo con respecto al diseño del ensayo y en general la calidad de la evidencia generada se consideró deficiente.

Dos de los estudios (n = 59) compararon desmopresina (vasopresina 1-deamino-8-D-arginina) con placebo. La pérdida sanguínea menstrual fue el resultado primario de ambos estudios. Ningún estudio encontró evidencia clara de una diferencia entre los grupos. El primero de estos informó una diferencia media en la pérdida sanguínea menstrual en el grupo de desmopresina versus placebo de 21,20 ml (intervalo de confianza del 95%: -19,00 a 61,50)

El segundo estudio informó que aunque hubo una mejoría en las puntuaciones del gráfico pictórico de evaluación del sangrado con desmopresina y placebo en comparación con la evaluación pretratamiento, no hubo evidencia clara de diferencias en estas puntuaciones cuando los dos se compararon entre sí (resultados presentados gráficamente; p = 0,51). No fue posible combinar los datos de estos estudios.

El tercer estudio (n = 116) comparó desmopresina con ácido tranexámico (n = 116). Este estudio encontró una disminución en las puntuaciones del gráfico pictórico de evaluación del sangrado después de ambos tratamientos en comparación con el valor inicial. La disminución en estas puntuaciones fue mayor para el ácido tranexámico que para la desmopresina, con una diferencia media de 41,6 ml (intervalo de confianza del 95%: 19,6 a 63) (p < 0,0002).

Con relación a los eventos adversos, en dos estudios no hubo evidencia clara de una diferencia cuando se comparó placebo con desmopresina, riesgo relativo 1,17 (intervalo de confianza del 95%: 0,41 a 3,34). Lo anterior también ocurrió cuando se comparó desmopresina con ácido tranexámico; riesgo relativo 1,17 (intervalo de confianza del 95%: 0,41 a 3,34).

Solamente el estudio que comparó desmopresina con ácido tranexámico evaluó la calidad de vida. Sin embargo, no fue posible presentar los datos de este estudio, ya que no se registraron diferencias en este resultado entre los dos grupos de intervención.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save