Selección de espermatozoides habitual (ICSI) versus con magnificación ultraalta (IMSI) para la reproducción asistida

Antecedentes: la micromanipulación de espermatozoides, como la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), es muy útil para tratar a las parejas en las cuales el compañero tiene una concentración de espermatozoides o movilidad reducidas, o ambas. Recientemente, se ha descrito un nuevo método de selección de espermatozoides nombrado "examen de la morfología de la organela de los espermatozoides móviles" (MSOME), que analiza los espermatozoides bajo magnificación ultraalta (6000x). Los estudios iniciales han mostrado que la inyección intracitoplasmática de espermatozoides seleccionados morfológicamente (IMSI), que utiliza espermatozoos seleccionados bajo magnificación alta, se asocia con tasas mayores de embarazo en parejas con fracasos repetidos de implantación.

Fecha de la búsqueda: en mayo de 2013, se buscaron en la bibliografía médica los estudios que evaluaron la efectividad y la seguridad del uso de la magnificación ultraalta (más de 6000x) para la selección de espermatozoides antes de la ICSI, en comparación con el uso de un procedimiento de ICSI convencional, con una magnificación de 200 a 400x.

Características de los estudios: se encontraron nueve ensayos controlados aleatorios que evaluaron a 2014 parejas y que compararon ICSI habitual con IMSI para la reproducción asistida. Estos estudios fueron financiados por centros de fertilidad y universidades.

Resultados clave y calidad de las pruebas: para nacidos vivos, hubo pruebas de baja calidad compatibles con efectos beneficiosos o perjudiciales: para las mujeres con el 38% de probabilidades de lograr un nacido vivo mediante ICSI habitual, las probabilidades de lograr un nacido vivo mediante la magnificación ultraalta (IMSI) estarían entre el 30% y el 63%. Para embarazo clínico, hubo pruebas de calidad muy baja compatibles con efectos beneficiosos: para las mujeres con el 33% de probabilidades de lograr un embarazo mediante ICSI habitual, las probabilidades de lograr un embarazo mediante la magnificación ultraalta (IMSI) estarían entre el 36% y el 52%; la calidad de estas pruebas se degradó debido a imprecisión e inconsistencia del efecto observado entre los estudios y al alto riesgo de sesgo de publicación. Para aborto espontáneo, hubo pruebas de calidad muy baja compatibles con efectos beneficiosos o perjudiciales: para las embarazadas con un riesgo del 22% de aborto espontáneo con el uso de ICSI habitual, el riesgo con el uso de IMSI estaría entre el 13% y el 25%. No hubo pruebas con respecto a las anomalías congénitas. Se concluye que las pruebas actuales no apoyan el uso de IMSI: no existen pruebas de efectos beneficiosos para los resultados nacidos vivos ni aborto espontáneo, no hay seguridad del efecto beneficioso de la IMSI en el embarazo clínico y no existen pruebas del efecto de esta intervención sobre las anomalías congénitas. Se necesitan más estudios para mejorar la calidad de las pruebas antes de recomendar la IMSI en la práctica clínica.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados de los ECA no apoyan el uso clínico de IMSI. No hay pruebas de efectos sobre los resultados nacidos vivos ni aborto espontáneo y las pruebas de que la IMSI mejora el embarazo clínico son de calidad muy baja. No hay indicación de que la IMSI aumente las anomalías congénitas. Se necesitan ensayos adicionales para mejorar la calidad de las pruebas antes de recomendar la IMSI en la práctica clínica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La subfertilidad es una afección que se encuentra hasta en el 15% de las parejas en edad fértil. La micromanipulación de gametos, como la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), es muy útil para tratar a las parejas con parámetros comprometidos de los espermatozoides. Recientemente, se ha descrito un nuevo método de selección de espermatozoides nombrado "examen de la morfología de la organela de los espermatozoides móviles" (MSOME) y los espermatozoos seleccionados bajo magnificación ultraalta (más de 6000x) se utilizan para la ICSI. Esta nueva técnica, nombrada inyección intracitoplasmática de espermatozoides seleccionados morfológicamente (IMSI), tiene un potencial teórico para mejorar los resultados reproductivos entre las parejas a las que se les realizan técnicas de reproducción asistida (TRA).

Objetivos: 

Comparar la efectividad y la seguridad de IMSI e ICSI en parejas a las que se les realizan TRA.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas de ensayos controlados aleatorios (ECA) en bases de datos electrónicas (Registro especializado del Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad [Cochrane Menstrual Disorders and Subfertility Group], Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados [Cochrane Central Register of Controlled Trials] [CENTRAL]), MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, CINAHL, LILACS), registros de ensayos (ClinicalTrials.gov, Current Controlled Trials, World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform), resúmenes de congresos (ISI Web of knowledge), y literatura gris (OpenGrey); además, se hicieron búsquedas manuales en las listas de referencias de los estudios incluidos y revisiones similares. La última búsqueda electrónica se realizó el 8 de mayo de 2013.

Criterios de selección: 

Se consideraron elegibles solamente los ensayos controlados verdaderamente aleatorios que compararon ICSI e IMSI; no se incluyeron ensayos con asignación cuasialeatoria ni pseudoaleatoria. Los estudios que permitieron la inclusión del mismo participante más de una vez (ensayos cruzados [crossover] o "por ciclo") se incluyeron solamente si estaban disponibles los datos con respecto al primer tratamiento de cada participante.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores realizaron de forma independiente la selección de los estudios, la extracción de datos y la evaluación del riesgo de sesgo y los desacuerdos se resolvieron mediante consulta con un revisor. Cuando fue necesario, se mantuvo correspondencia con los investigadores de los estudios para resolver las dudas.

Resultados principales: 

La búsqueda recuperó 294 registros; se incluyeron nueve estudios con diseño paralelo con 2014 parejas (IMSI = 1002; ICSI = 1012). El resultado nacidos vivos se evaluó solamente en un ensayo y no hubo pruebas significativas de una diferencia entre IMSI e ICSI (cociente de riesgos [CR] 1,14; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,79 a 1,64; un ECA; 168 mujeres; I2 = no aplicable; pruebas de baja calidad). La IMSI se asoció con una mejoría significativa en la tasa de embarazo clínico (CR 1,29; IC del 95%: 1,07 a 1,56; nueve ECA; 2014 mujeres; I2 = 57%; pruebas de calidad muy baja). La calidad de estas pruebas se degradó debido a imprecisión, inconsistencia y a la fuerte indicación de sesgo de publicación. No se encontraron diferencias significativas en la tasa de aborto espontáneo entre IMSI e ICSI (CR 0,82; IC del 95%: 0,59 a 1,14; seis ECA; 552 embarazos clínicos; I2 = 17%; pruebas de calidad muy baja). Ninguno de los estudios incluidos informó anomalías congénitas.

Tools
Information
Share/Save