Selección de esperma regular (ICSI) frente a la selección de esperma de aumento ultra alto (IMSI) para la reproducción asistida

Antecedentes: La micromanipulación de espermatozoides, como la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), es muy útil para el tratamiento de parejas en las que el hombre tiene una concentración o movilidad reducida de espermatozoides, o ambos. En el último decenio se ha descrito un enfoque diferente para la selección de espermatozoides, que analiza los espermatozoides con un aumento de potencia ultra alto (6000x). Los estudios iniciales demostraron que la inyección intracitoplasmática de espermatozoides morfológicamente seleccionados (IMSI), utilizando espermatozoides seleccionados bajo alto aumento, se asociaba con tasas de embarazo más altas que las seleccionadas con la ICSI convencional en parejas con repetidos fracasos de implantación. Sin embargo, la evidencia de la anterior revisión Cochrane de los efectos beneficiosos reales de esta intervención era incierta.

Fecha de la búsqueda: Se actualizó la búsqueda de la literatura médica en noviembre de 2019, buscando estudios que evaluaran la efectividad y seguridad de los procedimientos de IMSI (usando un aumento de 6000x) en comparación con los procedimientos convencionales de ICSI (usando un aumento de 200x a 400x).

Características de los estudios: Se encontraron 13 ensayos controlados aleatorizados (cuatro más que en la versión anterior), que evaluaban a 2775 parejas, que comparaban la ICSI regular con la IMSI para la reproducción asistida. Estos estudios fueron financiados por centros de fertilidad y universidades.

Resultados clave: En base a la evidencia de muy baja calidad que se encontró, el beneficio del IMSI sobre el ICSI es incierto. La probabilidad de tener un nacido vivo con IMSI era entre el 20% y el 32%, comparado con el 25% con ICSI. Para las mujeres con un 7% de riesgo de aborto con ICSI regular, el riesgo con IMSI fue entre el 5% y el 10%. La tasa de embarazo clínico con IMSI fue entre el 35% y el 44%, comparado con el 32% con ICSI.

Calidad de la evidencia: Se redujo la calidad de la evidencia debido a las limitaciones de los estudios incluidos (riesgo de sesgo), la incoherencia del efecto observado en los estudios y el alto riesgo de sesgo de publicación. No hubo evidencia con respecto a las anomalías congénitas. Se llegó a la conclusión de que la evidencia actual era muy limitada para sugerir el uso de IMSI en lugar de ICSI en la práctica clínica.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia actual de los ensayos controlados aleatorizados no apoya ni refuta el uso clínico de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (inyección intracitoplasmática de espermatozoides morfológicamente seleccionados (IMSI)). Existe mucha incerteza de las posibilidades de tener un nacido vivo y del riesgo de tener un aborto. Se encontró evidencia de muy baja calidad de que el IMSI puede aumentar las posibilidades de un embarazo clínico, lo que significa que todavía existe incerteza sobre cualquier diferencia real.

No se encontró ningún ensayo que informara sobre el riesgo de anomalías congénitas. Todavía se necesitan ensayos bien diseñados y con suficiente potencia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La subfertilidad es una enfermedad que se encuentra en hasta el 15% de las parejas en edad reproductiva. La micromanipulación de gametos, como la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), es muy útil para tratar a las parejas con parámetros comprometidos de los espermatozoides. Se ha descrito un método alternativo de selección de espermatozoides; los espermatozoides se seleccionan con gran aumento (más de 6000x) y se utilizan para la ICSI. Esta técnica, denominada inyección intracitoplasmática de espermatozoides morfológicamente seleccionados (IMSI), tiene el potencial teórico de mejorar los resultados reproductivos de las parejas que se someten a técnicas de reproducción asistida (TRA). Sin embargo, la versión anterior de esta revisión Cochrane no pudo encontrar evidencia que apoyara este posible efecto beneficioso. Esta es una actualización de Teixeira 2013.

Objetivos: 

Identificar, evaluar y resumir la evidencia disponibles sobre la eficacia y la seguridad de la IMSI en comparación con la ICSI en las parejas que se someten TRA.

Métodos de búsqueda: 

Se buscaron ensayos controlados aleatorizados (ECA) en estas bases de datos electrónicas: el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Ginecología y Fertilidad (Cochrane Gynaecology and Fertility Group), CENTRAL, MEDLINE, Embase, PsycINFO, CINAHL, LILACS, y en estos registros de ensayos: ClinicalTrials.gov y la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform. También se realizaron búsquedas manuales en las listas de referencias de los estudios incluidos y en revisiones similares. La última búsqueda electrónica se realizó el 18 de noviembre de 2019.

Criterios de selección: 

Sólo se consideraron los ECA que comparaban el ICSI y el IMSI; no se incluyeron ensayos cuasi-aleatorizados. Se consideraron los estudios que permitían la inclusión del mismo participante más de una vez (ensayos cruzados o por ciclos) sólo si se disponía de datos relativos al primer tratamiento de cada participante.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión realizaron de forma independiente la selección de estudios, la extracción de datos y la evaluación del riesgo de sesgo y la calidad de la evidencia; se resolvieron los desacuerdos consultando a un tercer autor de la revisión. Cuando fue necesario, se mantuvo correspondencia con los investigadores de los estudios para resolver las dudas.

Resultados principales: 

La búsqueda actualizada recuperó 535 registros; se incluyeron 13 ECA de diseño paralelo que comparaban el IMSI y el ICSI (se agregaron cuatro estudios desde la versión anterior), que comprendían 2775 parejas (IMSI = 1256; ICSI = 1519).

No se sabe con certeza si el IMSI mejora las tasas de nacidos vivos (riesgo relativo (RR) 1,11, intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,89 a 1,39; 5 estudios, 929 parejas; I² = 1%), las tasas de aborto por pareja (RR 1,07, IC del 95%: 0.78 a 1,48; 10 estudios, 2.297 parejas; I² = 0%, evidencia de muy baja calidad), y la tasa de aborto espontáneo por embarazo (RR 0,90, IC del 95% 0,68 a 1,20; 10 estudios, 783 parejas; I² = 0%, evidencia de muy baja calidad). No se sabe si el IMSI mejora las tasas de embarazo clínico (RR 1,23; IC del 95%: 1,11 a 1,37; 13 estudios, 2775 parejas; I² = 47%, evidencia de muy baja calidad). Ninguno de los estudios incluidos informó sobre anomalías congénitas. La evidencia para todos los resultados se consideró de calidad muy baja. Se redujo la calidad de la evidencia debido a las limitaciones de los estudios incluidos (riesgo de sesgo), la inconsistencia del efecto observado en los estudios y el alto riesgo de sesgo de publicación.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save