Evaluación a cargo del profesional de enfermería de la aptitud para la cirugía

Antes de que a los pacientes se les realice la cirugía deben ser examinados para que el médico pueda confirmar que están suficientemente aptos para tolerar el procedimiento. Tradicionalmente, los médicos han realizado esta evaluación después del ingreso al hospital y antes de la cirugía, pero como actualmente a tantos pacientes se les realizan cirugías ambulatorias, con frecuencia el estado es evaluado en consultorios de pacientes ambulatorios a cargo del profesional de enfermería. Estos cambios tienen muchos efectos beneficiosos potenciales, pero es importante examinar la repercusión sobre resultados como la cancelación de la cirugía y las complicaciones perioperatorias. En febrero de 2013, se efectuaron búsquedas en bases de datos médicas de ensayos controlados de participantes a los que se les había realizado cirugía y se habían asignado al azar a evaluación preoperatoria (EPO) a cargo del profesional de enfermería o a cargo del médico. Se encontraron dos ensayos, uno aleatorio y uno cuasialeatorio. Ambos estudios se realizaron en el Reino Unido y compararon EPO a cargo de un profesional de enfermería con EPO a cargo de un médico no especialista. Uno estudió a 1874 participantes adultos a los que se les realizó cirugía electiva y el otro estudió a 595 niños a los que se les realizó cirugía ambulatoria. Ningún estudio informó las cancelaciones de la cirugía, la mejoría en la información o el conocimiento del participante ni las complicaciones perioperatorias. Los resultados informados se centraron en la exactitud de la evaluación. Como actualmente no hay pruebas de ensayos con respecto a la repercusión de la EPO a cargo del profesional de enfermería sobre los resultados del paciente, no es posible hacer recomendaciones para la práctica sobre la base de esta revisión.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente, no hay pruebas disponibles de ECA que permitan evaluar si la EPO a cargo del profesional de enfermería aumenta o disminuye las cancelaciones o las complicaciones perioperatorias, o el conocimiento o la satisfacción entre los participantes quirúrgicos. Un estudio que se realizó en el Reino Unido informó costos equivalentes de los modelos económicos. Actualmente, la EPO a cargo del profesional de enfermería se ha generalizado y no está claro si es posible la realización de ECA futuros de esta estrategia de EPO. Una revisión de exactitud de la prueba de diagnóstico puede proporcionar información útil.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La organización de los servicios quirúrgicos electivos ha cambiado en años recientes con el aumento del uso de la cirugía ambulatoria, la reducción de la estancia hospitalaria y la evaluación preoperatoria (EPO) realizada en un consultorio de pacientes ambulatorios en lugar de por un médico en una sala de hospital después del ingreso. Con frecuencia, profesionales de enfermería especializados están a cargo de estos servicios ambulatorios de EPO y tienen la responsabilidad de evaluar el estado del paciente para la anestesia y la cirugía, así como organizar cualquier investigación o derivación necesaria. Estos cambios tienen muchos efectos beneficiosos potenciales para los pacientes, pero es importante demostrar que se mantienen las normas de la atención al paciente cuando los profesionales de enfermería asumen estas responsabilidades.

Objetivos: 

Se deseó examinar si el servicio a cargo del profesional de enfermería en lugar del servicio a cargo del médico afecta a la calidad y el resultado de la evaluación preoperatoria (EPO) en participantes de todas las edades con cirugía electiva que requieren anestesia regional o general. Se consideraron las pruebas de que la EPO a cargo de profesionales de enfermería es equivalente a la EPO a cargo de médicos en los siguiente resultados: cancelación de la operación por motivos clínicos; cancelación de la operación por el participante; satisfacción del participante con la EPO; mejoría en el conocimiento o la información del participante; complicaciones perioperatorias en el transcurso de 28 días de la cirugía, incluida la mortalidad; y costos de la EPO. Se planificó investigar si hay diferencias en la calidad y el resultado según la edad del participante, el entrenamiento del personal o el tipo de cirugía o la anestesia proporcionada.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE y en dos registros de ensayos el 13 de febrero de 2013, y se realizó la verificación de referencias y búsquedas de citas para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) de participantes (adultos o niños) programados para cirugía electiva que requerían anestesia general, espinal o epidural que compararon la EPO, que incluyó la evaluación del estado físico y el riesgo anestésico, realizada o a cargo del personal de enfermería con la realizada o a cargo de médicos. Esta evaluación podría haber tenido lugar en cualquier contexto, como en una sala de hospital o en un consultorio. Se incluyeron los estudios en los que la evaluación de la comparación había tenido lugar en un contexto diferente. Debido a la variación en la prestación de servicios, se incluyeron dos grupos de comparación separados: médicos especialistas, como los anestesistas; y médicos no especialistas, como los internos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron enfoques metodológicos estándar según lo previsto por la Colaboración Cochrane, que incluyeron la revisión independiente de los títulos, la extracción de los datos y la evaluación del riesgo de sesgo por dos autores de la revisión.

Resultados principales: 

Se identificaron dos estudios elegibles con 2469 participantes; ambos compararon la EPO a cargo del profesional de enfermería con la EPO a cargo de médicos no especialistas. Un estudio fue aleatorio y el otro cuasialeatorio. No fue posible el cegamiento del personal y los participantes a la asignación. En ambos estudios, todos los participantes fueron evaluados además por un médico especialista (anestesista en adiestramiento) que actuó como la referencia estándar. En ningún estudio los participantes fueron evaluados para la cirugía por profesionales de enfermería o médicos auxiliares. Ningún estudio informó las cancelaciones de la cirugía, la mejoría en la información o el conocimiento del participante ni las complicaciones perioperatorias. Los resultados informados se centraron en la exactitud de la evaluación. Un estudio realizó la evaluación cualitativa de la satisfacción del participante con las dos formas de EPO en un escaso número de participantes seleccionados de forma no aleatoria (42 participantes entrevistados), y ambos grupos de participantes expresaron niveles altos de satisfacción con la atención recibida. Este estudio también examinó el modelaje económico de los costos de la EPO a cargo del profesional de enfermería y por el médico no especialista según la completitud de la evaluación, como se señaló en el estudio, y no encontró diferencias en el costo.

Tools
Information
Share/Save