Ducha o baño posoperatorios tempranos versus tardíos para prevenir las complicaciones de las heridas

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

A muchos pacientes se les realizan cirugías durante su vida. Después de una cirugía la herida quirúrgica se cierra mediante puntos, grapas, cintas quirúrgicas o una goma adhesiva. Generalmente, al final del procedimiento quirúrgico y antes de que el paciente se retire del salón de operaciones, el cirujano cubre la herida quirúrgica cerrada mediante una gasa y cinta adhesiva o con una cinta adhesiva que contiene una almohadilla que cubre la herida quirúrgica. Lo anterior se denomina apósito para la herida. Actualmente no existe asesoramiento acerca del momento en el que la herida se puede humedecer mediante una ducha o baño posoperatorios. El baño temprano puede promover la movilización temprana del paciente, que es buena después de la mayoría de los tipos de cirugías. Evitar la ducha o baño posoperatorios por dos a tres días puede dar lugar a la acumulación de sudor y suciedad en el cuerpo, pero el lavado temprano de la herida puede tener un efecto perjudicial en la cicatrización al irritar la misma y perturbar el ambiente de cicatrización. Se examinaron todas las pruebas disponibles de la bibliografía médica (hasta junio de 2013) sobre este tema. En particular se buscó información de los ensayos controlados aleatorios, los que si se realizan bien proporcionan la información más precisa.

Solamente se identificó un ensayo controlado aleatorio. Este ensayo tuvo alto riesgo de sesgo, es decir hubo deficiencias en la forma de realización que podrían haber proporcionado resultados incorrectos. Este ensayo incluyó 857 pacientes a los que se les realizaron cirugías menores de escisión de la piel realizadas por un médico general. En este ensayo no se utilizaron cintas quirúrgicas porque se utilizaron puntos para cerrar las heridas. Los responsables del ensayo utilizaron un método similar al de arrojar una moneda para decidir a qué grupo asignaban a los participantes. A un grupo de 415 pacientes se le recomendó que retiraran el apósito 12 horas después de la cirugía y que luego se bañaran normalmente, mientras que al otro grupo de 442 pacientes se le recomendó que mantuvieran el apósito durante al menos 48 horas y luego que se bañaran normalmente. El único resultado de interés informado en este ensayo fue la infección de la herida. Los revisores no informaron diferencias estadísticamente significativas en la proporción de pacientes que desarrollaron infección de la herida en los dos grupos (8,5% en el grupo con baño temprano y 8,8% en grupo con baño tardío).

Actualmente no hay pruebas definitivas disponibles a partir de ensayos aleatorios acerca de los efectos beneficiosos o perjudiciales con respecto a las complicaciones del baño o ducha posoperatorios tempranos o tardíos. Se recomienda realizar ensayos controlados aleatorios adicionales para comparar la ducha o baño posoperatorios tempranos versus tardíos.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente no hay pruebas definitivas disponibles a partir de ensayos aleatorios con respecto a los efectos beneficiosos o perjudiciales de la ducha o baño posoperatorios tempranos versus tardíos para la prevención de las complicaciones de las heridas ya que los intervalos de confianza alrededor de las estimaciones puntuales son amplios y, por lo tanto, no se puede descartar un aumento o disminución clínicamente significativo en la ICQ debido al baño posoperatorio temprano. Se requieren ensayos controlados aleatorios adicionales para comparar la ducha o baño posoperatorios tempranos versus tardíos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

A muchos pacientes se les realizan cirugías durante su vida que dan lugar a heridas quirúrgicas. Después de la operación la incisión se cierra mediante puntos, grapas, cintas quirúrgicas o una goma adhesiva. Generalmente, al final del procedimiento quirúrgico y antes de que el paciente se retire del salón de operaciones, el cirujano cubre la herida quirúrgica cerrada con una gasa y cinta adhesiva o con una cinta adhesiva que contiene una almohadilla (apósito para la herida) que cubre la herida quirúrgica. Actualmente no existe asesoramiento acerca del momento en que la herida se puede humedecer mediante una ducha o baño posoperatorios. El baño temprano puede promover la movilización temprana del paciente, que es buena después de la mayoría de los tipos de cirugías. Evitar la ducha o baño posoperatorios por dos a tres días puede dar lugar a la acumulación de sudor y suciedad en el cuerpo. Por el contrario, el lavado temprano de la herida quirúrgica puede tener un efecto adverso en la cicatrización, por ejemplo al irritar o macerar la herida y perturbar el ambiente de cicatrización.

Objetivos: 

Comparar los efectos beneficiosos (como mejorías potenciales en la calidad de vida) y los efectos perjudiciales (aumentar potencialmente la morbilidad relacionada con la herida) de la ducha o baño posoperatorios tempranos (es decir, en el transcurso de 48 horas después de la cirugía, período en el que ocurre la epitelialización de la misma), en comparación con ducha o baño posoperatorios tardíos (es decir, ningún baño o ducha hasta más de 48 horas después de la cirugía) en pacientes con heridas quirúrgicas cerradas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Heridas (Cochrane Wounds Group); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library); en la Database of Abstracts of Reviews of Effects (DARE) (The Cochrane Library); Ovid MEDLINE; Ovid MEDLINE (In-Process & Other Non-Indexed Citations); Ovid EMBASE; EBSCO CINAHL; en el metaRegister of Controlled Trials (mRCT) y en la International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP).

Criterios de selección: 

Se consideraron todos los ensayos aleatorios realizados en pacientes a los que se les realizó cualquier cirugía con cierre quirúrgico de las heridas, independientemente de la ubicación de la herida y si la misma se cubrió o no. Se excluyeron los ensayos con pacientes con heridas contaminadas, sucias o infectadas y los que incluyeron heridas abiertas. También se excluyeron los ensayos cuasialeatorios, los estudios de cohortes y los estudios de casos y controles.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron datos sobre las características de los pacientes incluidos en los ensayos, el riesgo de sesgo de los ensayos y los resultados de cada ensayo. Para los resultados binarios se calculó el cociente de riegos (CR) con los intervalos de confianza (IC) del 95%. Para las variables continuas se planificó calcular la diferencia de medias (DM) o la diferencia de medias estandarizada (DME) con el IC del 95%. Para los resultados de los datos de recuento se planificó calcular el cociente de tasas (CT) con el IC del 95%. Se utilizó el programa RevMan 5 para realizar estos cálculos.

Resultados principales: 

Solamente se identificó un ensayo para su inclusión en esta revisión. Este ensayo tuvo alto riesgo de sesgo. El ensayo incluyó 857 pacientes a los que se les realizó cirugía menor de escisión de la piel en el contexto de la atención primaria. Las heridas se suturaron después de la escisión. Los pacientes se asignaron al azar a baños posoperatorios tempranos (eliminación del apósito después de 12 horas y reanudación del baño habitual) (n = 415) o baños posoperatorios tardíos (retención del apósito por al menos 48 horas antes de la extracción del mismo y reanudación del baño habitual) (n = 442). El único resultado de interés informado en este ensayo fue la infección del campo quirúrgico (ICQ). No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en la proporción de pacientes que desarrollaron ICQ entre los dos grupos (857 pacientes; CR 0,96; IC del 95%: 0,62 a 1,48). Las proporciones de pacientes que desarrollaron ICQ fueron del 8,5% en el grupo con baño temprano y del 8,8% en el grupo con baño tardío.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save