Inhibidores de interleuquina 1 para la gota aguda

Antecedentes: ¿qué es un ataque de gota aguda y qué son los inhibidores de interleuquina 1?

La gota es el resultado del depósito de cristales de ácido úrico en las articulaciones y alrededor de las mismas. Los tratamientos principales para la gota incluyen fármacos que reducen los niveles sanguíneos de ácido úrico y resuelven los depósitos de cristales. Los ataques de gota aguda causan dolor y discapacidad significativos y el tratamiento procura aliviar el dolor y resolver la artritis rápidamente.

Los inhibidores de interleuquina 1 (canakinumab, rilonacept y anakinra) modifican el sistema inmunológico y reducen la inflamación. Pueden inyectarse en una dosis única o en dosis repetidas.

Características de los estudios

Este resumen de una revisión Cochrane presenta los datos conocidos a partir de los estudios de investigación sobre el efecto de los inhibidores de la interleuquina 1 para el tratamiento de los ataques de gota aguda. Después de realizar búsquedas de todos los estudios relevantes hasta el 19 de junio de 2013 se incluyeron cuatro estudios (806 participantes, media de edad de 52 años, 92% hombres). Tres estudios evaluaron la administración de una inyección individual de canakinumab (10 a 150 mg) en comparación con una inyección intramuscular única subóptima de 40 mg de acetónido de triamcinolona (inyección de esteroide) y un estudio evaluó la administración de una única inyección subcutánea de rilonacept 320 mg en comparación con dosis máximas de indometacina oral (50 mg tres veces al día durante tres días) (un fármaco antiinflamatorio no esteroide [AINE]) en pacientes con gota aguda.

Resultados clave: lo que les sucede a los pacientes con un ataque de gota aguda que reciben inyecciones de canakinumab en comparación con acetónido de triamcinolona

Dolor en una escala de 0 a 100 puntos (puntuaciones inferiores indican reducción del dolor)

- los pacientes que recibieron canakinumab calificaron su dolor como 11 puntos inferior a los tres días en comparación con los pacientes que recibieron una inyección de acetónido de triamcinolona.

- Los pacientes que recibieron una inyección subcutánea de canakinumab calificaron su dolor como 25 en una escala de 0 a 100.

- Los pacientes que recibieron una inyección de acetónido de triamcinolona calificaron su dolor como 36 en una escala de 0 a 100.

Inflamación de la articulación

- 12 pacientes más de 100 no informaron ninguna inflamación en las articulaciones tres días después del tratamiento con canakinumab en comparación con los pacientes que recibieron una inyección de acetónido de triamcinolona.

- 44 pacientes de 100 que recibieron canakinumab no informaron ninguna inflamación.

- 32 pacientes de 100 que recibieron triamcinolona no informaron ninguna inflamación.

Evaluación del participante de una respuesta buena o excelente al tratamiento

- 17 pacientes más de 100 calificaron su tratamiento como bueno o excelente después de tres días de tratamiento con canakinumab en comparación con los pacientes que recibieron una inyección de triamcinolona.

- 64 pacientes de 100 que recibieron canakinumab informaron una respuesta buena o excelente al tratamiento.

- 47 pacientes de 100 que recibieron triamcinolona informaron una respuesta buena o excelente al tratamiento.

Retiro del estudio debido a los efectos secundarios

Retiro de los participantes debido a los efectos secundarios

- 1 de cada 100 pacientes se retiró debido a los efectos secundarios después del tratamiento con canakinumab o inyección de triamcinolona.

Efectos secundarios

- 10 pacientes más de 100 presentaron un efecto secundario después del tratamiento con canakinumab en comparación con los pacientes que recibieron una inyección de triamcinolona.

- 61 pacientes de 100 que recibieron canakinumab presentaron un efecto secundario.

- 51 pacientes de 100 que recibieron triamcinolona presentaron un efecto secundario.

Calidad de la evidencia

Se encontraron pruebas de calidad moderada de que, en comparación con una única inyección intramuscular del esteroide acetónido de triamcinolona, la inyección de canakinumab probablemente mejora el dolor, la inflamación y el número de respuestas buenas o excelentes al tratamiento, aunque probablemente resulta en más efectos secundarios. Los efectos secundarios posibles incluyeron dolor lumbar, cefalea, hipertensión, dolor articular y un aumento en el nivel de la enzima hepática gamma-glutamil transpeptidasa. No se midió la función ni la calidad de vida. Los estudios de investigación adicionales pueden cambiar las estimaciones.

Hubo pruebas de baja calidad de un estudio de que la inyección de rilonacept puede mejorar menos el dolor que la indometacina y podría no asociarse con un aumento de los efectos secundarios. No se midió la inflamación, la discapacidad, la calidad de vida ni la evaluación del participante del éxito del tratamiento. Es probable que la investigación adicional cambie estas estimaciones.

No se encontró ningún estudio que comparara canakinumab con tratamientos utilizados más comúnmente para los ataques de gota aguda como los AINE o la colchicina.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas de calidad moderada indicaron que en comparación con una dosis subóptima única de 40 mg de acetónido de triamcinolona mediante inyección intramuscular, una dosis subcutánea única de 150 mg de canakinumab probablemente da lugar a mejorías en el alivio del dolor, la inflamación articular y la evaluación global del participante de la respuesta al tratamiento en los pacientes con un ataque de gota aguda aunque probablemente se asocia con un mayor riesgo de eventos adversos. El costo del canakinumab es 5000 veces mayor que el del acetónido de triamcinolona; Sin embargo, no hay datos sobre el coste-efectividad de este enfoque. No se encontró ningún estudio que comparara canakinumab con tratamientos de primera línea utilizados más comúnmente para los ataques de gota aguda como los AINE o la colchicina. Las pruebas de baja calidad indicaron que en comparación con las dosis máximas de indometacina (50 mg tres veces al día), 320 mg de rilonacept pueden proporcionar menos alivio del dolor con una tasa similar de eventos adversos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los ataques de gota aguda causan dolor y discapacidad significativos y es importante proporcionar un alivio del dolor rápido y efectivo. Las opciones tradicionales para controlar los ataques agudos incluyen colchicina, fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE) y glucocorticoides.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de los inhibidores de interleuquina 1 (anakinra, canakinumab, rilonacept) en la gota aguda.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en The Cochrane Library, MEDLINE y EMBASE el 19 junio 2013. No se aplicaron restricciones de fecha o de idioma. Se realizó una búsqueda manual de los resúmenes de los congresos de la European League Against Rheumatism (EULAR) (2009 a 2012) y del American College of Rheumatology (ACR) (2009 a 2011) y de las referencias de todos los ensayos incluidos. También se examinaron la Clinical Trials Registry Platform of the World Health Organization y la Clinical Trials Registry Platform of the US National Institutes of Health.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y ensayos clínicos cuasialeatorios (ensayos clínicos controlados [ECC]) que evaluaban un inhibidor de interleuquina 1 (anakinra, canakinumab o rilonacept) versus placebo u otro tratamiento activo (colchicina, paracetamol, AINE, glucocorticoides [sistémicos o intraarticulares], hormona adrenocorticotropina, un agente bloqueador de interleuquina 1 diferente o una combinación de cualquiera de los anteriores) en adultos con gota aguda.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron de forma independiente los ensayos para la inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Si fue apropiado, se agruparon los datos en un metanálisis. La calidad de las pruebas se evaluó mediante el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro estudios en la revisión (806 participantes). Los estudios presentaron un riesgo incierto de sesgo de selección y un riesgo bajo de sesgo de realización y de deserción. Cada estudio tuvo un riesgo incierto de sesgo de detección y de selección.

Tres estudios (654 participantes) compararon canakinumab subcutáneo versus acetónido de triamcinolona intramuscular de 40 mg en el tratamiento de los ataques de gota aguda de una duración de no más de cinco días. Las dosis de canakinumab fue variable (10 a 150 mg), aunque la mayoría de los pacientes (255/368) recibió tratamiento con canakinumab 150 mg. Ninguno de los estudios proporcionó datos sobre el alivio del dolor informado por el participante del 30% o mayor. Las pruebas de calidad moderada indicaron que el canakinumab 150 mg probablemente fue superior al acetónido de triamcinolona 40 mg en cuanto al alivio del dolor, la resolución de la inflamación articular y el logro de una buena respuesta al tratamiento a las 72 horas luego del tratamiento, aunque probablemente se asoció con un aumento del riesgo de eventos adversos.

El dolor medio (escala analógica visual de 0 a 100 mm [EAV], en la que 0 mm significa ningún dolor) fue de 36 mm después del tratamiento con acetónido de triamcinolona; el dolor se redujo aún más en una media de 11 mm con el tratamiento con canakinumab (diferencia de medias [DM] -10,6 mm, intervalo de confianza [IC] del 95%: -15,2 a -5,9). Un 44% de los participantes tratados con canakinumab presentaron la resolución de la inflamación articular a las 72 horas en comparación con un 32% de los participantes tratados con triamcinolona (cociente de riesgos [CR] 1,39; IC del 95%: 1,11 a 1,74; número necesario a tratar para lograr un resultado beneficioso adicional [NNTB] 9); un 65% de los participantes tratados con canakinumab evaluaron la respuesta al tratamiento como buena o excelente en comparación con un 47% de los participantes tratados con acetónido de triamcinolona (CR 1,37; IC del 95%: 1,16 a 1,61; NNTB 6). No se midió la función ni la calidad de vida relacionada con la salud. En ambos grupos, el 0,7% de los participantes se retiró del tratamiento (CR 1,1; IC del 95%: 0,2 a 7,2); hubo una muerte y una alteración de los resultados de laboratorio en cada uno de los grupos de tratamiento. Los eventos adversos fueron más frecuentes en los participantes que recibieron canakinumab (61%) en comparación con acetónido de triamcinolona (51%; CR 1,2; IC del 95%: 1,1 a 1,4; número necesario a tratar para lograr un resultado perjudicial adicional [NNTD] 10).

Las pruebas de baja calidad de un estudio (152 participantes con un ataque de gota aguda de no más de 48 horas de duración y que afectó a menos de cuatro articulaciones) que comparó rilonacept 320 mg con indometacina (50 mg tres veces al día durante tres días seguido de 25 mg tres veces al día durante hasta nueve días) indicó que la indometacina puede mejorar el dolor más que el rilonacept a las 24 a 72 horas, y puede no haber pruebas de una diferencia en las tasas de retiros o los eventos adversos. El cambio medio (mejoría) en el dolor desde el inicio con indometacina fue de 4,3 puntos (medido en una escala de calificación numérica de 0 a 10 en la que 0 significa ningún dolor); el dolor presentó una mejoría media de sólo 2,5 puntos con rilonacept (DM 2,52; IC del 95%: 0,29 a 4,75; mejoría 25% menor en el dolor absoluto con rilonacept). No se midió la inflamación, la función, la calidad de vida relacionada con la salud ni la evaluación global del participante del éxito del tratamiento. Las tasas de retiros de los estudios debido a los eventos adversos fueron bajas en ambos grupos: 1/75 (1%) participantes en el grupo de rilonacept en comparación con 2/76 (3%) participantes en el grupo de indometacina (CR 0,5; IC del 95%: 0,05 a 5,5). Se informaron eventos adversos en 27/75 participantes (36%) en el grupo de rilonacept y en 23/76 (30%) en el grupo de indometacina (CR 1,2; IC del 95%: 0,8 a 1,9).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save