Intervenciones psicológicas para el dolor agudo después de la cirugía a corazón abierto

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El dolor posoperatorio agudo es una de las quejas más preocupantes en la cirugía a corazón abierto, y está relacionado con un riesgo de consecuencias negativas como deficiencias en la curación de la herida, dolor crónico o depresión. El tratamiento psicológico está diseñado para mejorar el conocimiento de los pacientes y alterar la ansiedad relacionada con la cirugía, las creencias negativas y el incumplimiento. Procura aliviar el dolor y la ansiedad, y mejorar la recuperación posoperatoria después de la cirugía a corazón abierto. El tratamiento psicológico comprende la provisión de información acerca de los procedimientos médicos y las respuestas emocionales y las sensaciones asociadas antes, durante y después de la cirugía e instrucciones acerca de cómo cumplir con las recomendaciones médicas para apoyar la recuperación; enseñanza o instrucción de los pacientes sobre diferentes técnicas de relajación; o ayuda a los pacientes para comprender los pensamientos y sentimientos que influyen en sus comportamientos.

Esta revisión investigó si el tratamiento psicológico podría aliviar de forma exitosa el dolor posoperatorio agudo y mejorar el curso de la recuperación física y psicológica de los pacientes sometidos a cirugía a corazón abierto. Se encontraron 19 estudios con un total de 2164 participantes que informaban los efectos del tratamiento psicológico en comparación con un grupo de control sobre la intensidad del dolor, el uso de medicación para el dolor, la ansiedad, la movilidad y la duración de la intubación después de la cirugía. No se encontraron pruebas de que el tratamiento psicológico redujera la intensidad del dolor o mejorara la movilidad después de la cirugía a corazón abierto. El tratamiento psicológico resultó ser levemente mejor que la atención estándar para reducir la ansiedad. No se encontraron pruebas claras de que el tratamiento psicológico diera lugar a una reducción en el tiempo de intubación después de la cirugía. No se describió ningún efecto adverso del tratamiento psicológico en ningún estudio primario.

Sin embargo, los estudios fueron de baja calidad en general, y también hubo variación entre los resultados de los estudios. La última búsqueda se realizó en septiembre 2013. Los estudios se realizaron principalmente sin apoyo económico externo o fueron financiados por asociaciones de investigación no comerciales nacionales o regionales o agrupaciones de estudiantes. Los conflictos de interés no se mencionaron en ningún estudio.

Se necesita investigación adicional de alta calidad para responder a la pregunta de si el tratamiento psicológico tiene el potencial de aliviar el dolor posoperatorio y mejorar la recuperación después de la cirugía a corazón abierto.

Conclusiones de los autores: 

Para la mayoría de los resultados (dos tercios) no fue posible realizar un metanálisis debido a que no se midieron los resultados, o los datos fueron proporcionados sólo por un ensayo. Las intervenciones psicológicas no presentan efectos beneficiosos sobre la reducción de la intensidad del dolor posoperatorio o la mejora de la movilidad. Hay pruebas de muy baja calidad de que las intervenciones psicológicas reducen la dificultad mental posoperatoria. Debido a las limitaciones en la calidad metodológica, el número pequeño de estudios y la gran heterogeneidad, la calidad del grupo de pruebas se consideró baja. Los ensayos futuros deben medir resultados cruciales (p.ej. el número de participantes con una reducción de la intensidad del dolor de al menos un 50% desde el inicio) y deben centrarse en la mejora de la calidad del grupo de pruebas en general. En conjunto, las pruebas actuales no apoyan de forma clara el uso de intervenciones psicológicas para aliviar el dolor en pacientes sometidos a cirugía a corazón abierto.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El dolor posoperatorio agudo es una de las quejas más preocupantes en la cirugía a corazón abierto, y se asocia con un riesgo de consecuencias negativas. Varios ensayos investigaron los efectos de las intervenciones psicológicas para aliviar el dolor posoperatorio agudo y mejorar el curso de la recuperación física y psicológica en pacientes sometidos a cirugía a corazón abierto.

Objetivos: 

Comparar la eficacia de las intervenciones psicológicas como un complemento de la atención estándar versus atención estándar sola o atención estándar más otro tipo de atención en adultos sometidos a cirugía a corazón abierto en cuanto al dolor, la medicación para el dolor, la ansiedad, la movilidad y el tiempo hasta la extubación.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas de estudios elegibles en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library 2013, número 8), MEDLINE (1946 hasta septiembre 2013), EMBASE (1980 hasta septiembre 2013), Web of Science (todos los años hasta septiembre 2013), y en PsycINFO (todos los años hasta septiembre 2013). Se utilizaron las opciones “artículos relacionados” y “citado por” de los estudios aptos para identificar estudios relevantes adicionales. También se verificaron las listas de referencias de los artículos relevantes y revisiones anteriores. También se buscó en ProQuest Dissertations and Theses Full Text Database (todos los años hasta septiembre de 2013) y se estableció contacto con los autores de los estudios primarios para identificar cualquier material inédito.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararan intervenciones psicológicas como un complemento de la atención estándar versus atención estándar sola o atención estándar más otro tipo de atención en adultos sometidos a cirugía a corazón abierto.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión (SK y JR) evaluaron de forma independiente la elegibilidad de los ensayos, el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se calcularon los tamaños del efecto para cada comparación (g de Hedges) y se metaanalizaron los datos mediante un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Se incluyeron 19 ensayos (2164 participantes).

Ningún estudio informó datos sobre el número de participantes que presentó una reducción de la intensidad del dolor de al menos un 50% desde el inicio. Sólo un estudio informó datos sobre el número de participantes por debajo de 30/100 mm en la escala analógica visual (EAV) en la intensidad del dolor. Las intervenciones psicológicas no presentan ningún efecto beneficioso en la reducción de la intensidad del dolor medida con escalas continuas en el intervalo a plazo medio (g -0,02; IC del 95%: -0,24 a 0,20; cuatro estudios, 413 participantes, pruebas de calidad moderada) ni en el intervalo a largo plazo (g 0,12; IC del 95%: -0,09 a 0,33; tres estudios, 280 participantes, pruebas de baja calidad).

Ningún estudio informó datos sobre la mediana de tiempo hasta la nueva medicación o sobre el número de participantes que recibieron nueva medicación. Sólo un estudio proporcionó datos sobre el uso posoperatorio de analgésicos.Los estudios que informaron datos sobre la angustia en el intervalo a plazo medio revelaron un efecto beneficioso pequeño de las intervenciones psicológicas (g 0,36; IC del 95%: 0,10 a 0,62; 12 estudios, 1144 participantes, pruebas de baja calidad). Asimismo, se obtuvo un efecto beneficioso pequeño de las intervenciones psicológicas en la angustia en el intervalo a largo plazo (0,28 g, IC del 95%: 0,05 a 0,51; 11 estudios, 1320 participantes, pruebas de baja calidad). No hubo efectos beneficiosos de las intervenciones psicológicas sobre la movilidad en el intervalo a plazo medio (0,23 g, IC del 95%: -0,22 a 0,67; tres estudios, 444 participantes, pruebas de baja calidad) ni en el intervalo a largo plazo (0,29 g, IC del 95%: -0,14 a 0,71; cuatro estudios, 423 participantes, pruebas de baja calidad). Sólo un estudio informó datos sobre el tiempo hasta la extubación.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save