Tapentadol para el dolor musculoesquelético crónico en adultos

El dolor en los huesos, las articulaciones y los músculos es muy común y a menudo puede ser persistente. Se espera que el 50% de la población general presente este tipo de dolor durante al menos tres meses o más a lo largo de la vida. Este trastorno se denomina dolor musculoesquelético crónico.

Los opiáceos son un tipo de fármaco analgésico potente que se utiliza para tratar a los pacientes que presentan dolor crónico moderado a grave. Los pacientes que toman estos fármacos suelen presentar efectos secundarios, incluidos efectos secundarios graves.

Esta revisión Cochrane tuvo como objetivo evaluar la efectividad (reducción de la intensidad del dolor) y la seguridad del tapentadol (un nuevo opiáceo) en el dolor musculoesquelético crónico de moderado a grave, en comparación con placebo (un fármaco falso) y otros fármacos que actúan en dicho dolor.

En marzo de 2014 se realizó una búsqueda bibliográfica de estudios que compararan el tapentadol con placebo u otros fármacos en pacientes adultos con dolor musculoesquelético.

Se encontraron cuatro estudios que compararon el tapentadol con placebo u oxicodona (otro opiáceo) en 4094 adultos.

Hubo evidencia de calidad moderada de que tres de diez pacientes tratados con tapentadol tuvieron al menos una reducción del dolor del 50% (respondieron al tratamiento), mientras que sólo dos de diez pacientes tratados con oxicodona y placebo respondieron al tratamiento.

También hubo evidencia de calidad moderada de que los pacientes tratados con tapentadol tuvieron un mayor riesgo de retirarse del ensayo debido a los efectos secundarios en comparación con placebo (dos de diez pacientes tratados con tapentadol y uno de diez pacientes tratados con placebo). En los pacientes tratados con oxicodona, cuatro de diez se retiraron debido a los efectos secundarios. El estreñimiento, las náuseas y los vómitos y el picor (prurito) fueron menores con el tapentadol que con la oxicodona, pero no hubo diferencias en cuanto a la fatiga, el insomnio, la somnolencia ni el dolor de cabeza.

El efecto clínico beneficioso general del tapentadol en el dolor musculoesquelético crónico moderado a grave encontrado en los ensayos clínicos aleatorizados es relativamente pequeño (una conclusión común encontrada en todos los ensayos de opiáceos para el dolor crónico). Se necesitan más estudios para determinar qué pacientes con dolor musculoesquelético crónico se beneficiarían más de este nuevo opiáceo.

Conclusiones de los autores: 

El tapentadol de liberación prolongada se asocia con una reducción en la intensidad del dolor en comparación con placebo y oxicodona. Sin embargo, la significación clínica de los resultados no está clara debido a las siguientes razones: diferencia modesta entre las intervenciones en los resultados de eficacia, alta heterogeneidad en algunas comparaciones y resultados, altas tasas de retiros, falta de datos del resultado primario en algunos estudios y la imposibilidad de utilizar la BOCF como método de imputación. El tapentadol se asocia con un perfil de seguridad y tolerabilidad más favorable que la oxicodona.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El dolor musculoesquelético crónico es un trastorno prevalente y una causa principal de discapacidad y ausentismo laboral en todo el mundo. Los opiáceos se utilizan con frecuencia para el tratamiento del dolor crónico, aunque los efectos adversos a menudo restringen sus efectos beneficiosos a largo plazo. El tapentadol es un opiáceo y un inhibidor de la recaptación de norepinefrina que puede provocar una menor incidencia (y gravedad) de efectos adversos en comparación con otros opiáceos fuertes.

Objetivos: 

Determinar la eficacia, la seguridad y la tolerabilidad del tapentadol de liberación prolongada para el dolor moderado a grave durante al menos tres meses por cualquier causa musculoesquelética.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en las bases de datos electrónicas (el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE, EMBASE y Web of Science) hasta marzo de 2014, sin restricciones de idioma, así como en los registros de ensayos y las listas de referencias de los estudios recuperados. Se estableció contacto con los fabricantes del fármaco para obtener mayor información.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) del tapentadol en pacientes con dolor musculoesquelético crónico, en comparación con placebo o control activo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los ensayos para inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos y extrajeron los datos. Se realizaron dos metanálisis para las comparaciones de tapentadol de liberación prolongada versus placebo y tapentadol de liberación prolongada versus control activo (oxicodona). Se utilizaron los modelos de efectos aleatorios cuando hubo heterogeneidad y los modelos de efectos fijos cuando no la hubo. Además, se realizaron análisis de subgrupos. El resultado primario de eficacia fue el control del dolor evaluado por el cambio en las puntuaciones de la intensidad del dolor y la tasa de respuesta (al menos un alivio del dolor del 50%). El resultado primario de seguridad fue la tasa de retiros debido a los efectos adversos.

Resultados principales: 

Cuatro ECA de diseño paralelo de calidad moderada que incluyeron a 4094 pacientes con osteoartritis o dolor lumbar, o ambos, cumplieron los criterios de inclusión. Tres ensayos fueron estudios de fase III con un seguimiento de 12 semanas y el cuarto ensayo fue un estudio de seguridad abierto con un seguimiento de 52 semanas. Todos los ensayos fueron controlados con oxicodona y tres también fueron controlados con placebo. Dos ensayos incluyeron a pacientes con osteoartritis de rodilla, uno evaluó a pacientes con dolor lumbar y uno reclutó a ambos. Todos los estudios informaron la última observación realizada (LOCF, por sus siglas en inglés) como el método de imputación. Se solicitaron a los fabricantes los análisis imputados de la observación inicial realizada (BOCF, por sus siglas en inglés) y cualquier dato no publicado, pero rechazaron la solicitud. Dos de los cuatro estudios controlados con oxicodona y uno de los tres estudios controlados con placebo no proporcionaron datos sobre la tasa de pacientes que respondieron al tratamiento. Se consideró que dos estudios tuvieron un alto riesgo de sesgo.

En comparación con placebo, el tapentadol se asoció con una reducción media de 0,56 puntos (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,92 a 0,20) en la Numerical Rating Scale (NRS) de 11 puntos a las 12 semanas y con un aumento de 1,36 (IC del 95%: 1,13 a 1,64) en el riesgo de responder al tratamiento (número necesario a tratar para lograr un resultado beneficioso adicional [NNTB] 16; IC del 95%: 9 a 57, durante 12 semanas). Hubo una heterogeneidad de moderada a alta en las estimaciones de los resultados de eficacia. El tapentadol se asoció con un aumento de 2,7 veces (IC del 95%: 2,05 a 3,52) en el riesgo de interrupción del tratamiento debido a los efectos adversos (número necesario a tratar para lograr un resultado perjudicial adicional [NNTD] 10; IC del 95%: 7 a 12, durante 12 semanas).

En comparación con la oxicodona, los datos agrupados indicaron una reducción de 0,24 puntos (IC del 95%: 0,43 a 0,05) en la intensidad del dolor a partir del inicio en la NRS de 11 puntos. Los dos estudios que evaluaron la tasa de pacientes que respondieron al tratamiento mostraron un aumento no significativo de 1,46 (IC del 95%: 0,92 a 2,32) en el riesgo de respuesta al tratamiento entre los pacientes tratados con tapentadol. El tapentadol se asoció con una reducción del riesgo del 50% (IC del 95%: 42% a 60%) de interrupción del tratamiento debido a los efectos adversos (NNTB 6; IC del 95%: 5 a 7, durante 12 semanas). El tapentadol también se asoció con una reducción del 9% (IC del 95%: 4% a 15%) en el riesgo general de efectos adversos (NNTH 18; IC del 95%: 12 a 35, durante 12 semanas) y con una reducción no significativa del 43% (IC del 95%: 33% a 76%) en el riesgo de efectos adversos graves. Hubo una heterogeneidad de moderada a alta en la mayoría de las estimaciones de eficacia (excepto en el caso del resultado primario) y de seguridad. El análisis de subgrupos mostró una mejoría mayor con tapentadol entre los pacientes con osteoartritis de la rodilla y entre los resultados agrupados de los estudios de calidad más alta y con un período de seguimiento más corto, aunque no hubo diferencias estadísticamente significativas en el tamaño del efecto entre estos subgrupos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save