Tratamientos para las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos en los niños

Las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos ocurren con frecuencia en los niños cuando las puntas de los dedos se aprisionan entre la puerta y el marco de la puerta cuando la puerta cierra. Este accidente lesiona la uña del dedo, el tejido circundante y el hueso, todas estructuras importantes en la protección de las puntas de los dedos y para el crecimiento de las uñas. Estas lesiones también son llamadas lesiones de dedos atrapados, lesiones por aplastamiento de las puntas de los dedos o lesiones de puerta batiente.

A veces estas lesiones se tratan sin cirugía ("de forma conservadora") mediante la limpieza y el vendaje de la herida. Alternativamente las lesiones se tratan con cirugía, que habitualmente incluye el uso de un anestésico general, limpieza de la herida y extracción del tejido lesionado, así como dar puntos para reparar cualquier herida en las puntas de los dedos o la uña.

Se buscaron en la bibliografía médica hasta el 30 de abril de 2013 los estudios que comparaban diferentes métodos de tratar las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos. Esta revisión incluye pruebas de dos estudios que asignaron a los participantes al azar a una de dos condiciones. Los estudios incluyeron a 191 niños, con resultados disponibles para 180 niños. Ambos estudios tuvieron defectos que podrían minar la confiabilidad de los resultados. Puesto que los estudios compararon diferentes métodos, no fue posible combinar los resultados.

Un estudio consideró el uso habitual de antibióticos en los niños con una lesión de las puntas de los dedos reparada quirúrgicamente para prevenir la infección. Debido al escaso número de niños que presentó infección, este estudio no aporta pruebas definitivas del efecto de administrar o diferir el uso de antibióticos. Sólo un niño en cada grupo presentó una infección después de una semana. Ambos niños habían tenido lesiones más graves.

El otro estudio comparó el uso de dos tipos de apósitos diferentes en las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos. El bajo número de complicaciones fue equivalente en los dos grupos de tratamiento. Debido al escaso número de participantes en el estudio no es posible tener certeza del período de tiempo que las lesiones tardaron en sanar y el número de cambios de apósito fue el mismo en los grupos de tratamiento. Sin embargo, este estudio también encontró que el apósito hecho de silicona causó menos molestias al niño cuando necesitó cambiarse después de la primera semana, probablemente porque se adhirió menos a la herida que el apósito de parafina.

En general no hay pruebas suficientes acerca de cómo tratar mejor las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos en los niños. Se recomienda realizar estudios de investigación adicionales, especialmente para observar si la cirugía provoca mejores resultados que la limpieza sencilla y colocar un apósito en las heridas. Estos estudios deben evaluar el efecto del tratamiento sobre la función de las puntas de los dedos, el crecimiento de la uña y la deformidad de la uña durante un mínimo de tres meses después del tratamiento.

Conclusiones de los autores: 

Hay falta de pruebas de ECA para informar todas las decisiones de tratamiento clave para el tratamiento de las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos en los niños.

Debido a que la calidad de las pruebas de un ensayo es baja, no hay pruebas definitivas de que el uso profiláctico de antibióticos después de la reparación quirúrgica no logre reducir el riesgo de infección. Los dos niños que presentaron infección tuvieron heridas más graves.

De manera similar, las pruebas de baja calidad de un ensayo no han permitido establecer conclusiones firmes con respecto al efecto sobre el tiempo de cicatrización o las complicaciones (infección, necrosis cutánea) al seguimiento de cuatro semanas entre un apósito de red de silicona y un apósito de gasa de parafina cuando se aplican después de la cirugía o después de la irrigación sencilla de la herida; sin embargo, el apósito de red de silicona puede ser más fácil de extraer a la primera semana.

Se necesitan ECA adicionales en esta área que comparen preferentemente métodos quirúrgicos con métodos conservadores para el tratamiento de las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos. La evaluación de resultado debe incluir la función de las puntas de los dedos, el crecimiento de la uña y la deformidad de la uña durante un mínimo de tres meses después del tratamiento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos, que incluyen los desgarros de la pulpa y la uña y a menudo una fractura del hueso subyacente, ocurren con frecuencia en los niños, generalmente como resultado de una lesión por aplastamiento. El tratamiento es conservador (limpieza de la herida y vendaje de las puntas de los dedos) o quirúrgico (reparación del desgarro, reducción y estabilización de las fracturas); sin embargo, actualmente no existe consenso con respecto a la forma de tratamiento más apropiada.

Objetivos: 

Evaluar los efectos (beneficiosos y perjudiciales) de las intervenciones quirúrgicas y conservadoras para las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos en los niños. El objetivo fue comparar: diferentes métodos de tratamiento conservador; tratamiento quirúrgico versus tratamiento conservador; diferentes métodos de tratamiento quirúrgico; y diferentes métodos de tratamiento después del tratamiento conservador o quirúrgico inicial.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones Óseas, Articulares y Musculares (Cochrane Bone, Joint and Muscle Trauma Group), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library), MEDLINE, EMBASE, la World Health Organization Clinical Trials Registry Platform y en listas de referencias de artículos hasta el 30 de abril de 2013. No se aplicaron restricciones en cuanto al idioma o el estado de publicación.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) y cuasialeatorios que compararan intervenciones para tratar las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos en los niños. Los resultados primarios fueron la función de las puntas de los dedos, el crecimiento de la uña, la deformidad de la uña y eventos adversos como la infección.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente seleccionaron los estudios para inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo de cada estudio incluido y extrajeron los datos. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos ECA que examinaron 191 niños pequeños e incluyeron 180 en los análisis. Los dos ensayos evaluaron diferentes comparaciones. Ambos ensayos tuvieron alto riesgo de sesgo, en particular por la falta de cegamiento de los participantes y el personal y de la evaluación de resultado. Los ensayos no registraron la función de las puntas de los dedos, el crecimiento de la uña ni la deformidad de la uña. La calidad de las pruebas de los resultados informados se calificó "baja" mediante el enfoque GRADE (es decir, es muy probable que los estudios de investigación adicionales tengan una repercusión importante sobre la confianza en la estimación del efecto y es probable que cambie la estimación).

Un ensayo comparó un ciclo de antibióticos por siete días con ningún antibiótico tras la reparación quirúrgica formal de las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos. Un niño de cada grupo presentó infección al séptimo día (1/66 grupo de antibiótico versus 1/69 grupo ningún antibiótico; CR 1,05; IC del 95%: 0,07 a 16,37). Ambos participantes con infecciones presentaron una lesión más grave (amputación parcial de las puntas de los dedos).

El otro ensayo comparó el uso de dos apósitos diferentes (red de silicona y gasa de parafina) después del tratamiento quirúrgico o conservador inicial de las lesiones por atrapamiento de las puntas de los dedos. Informó que dos de 20 niños del grupo de silicona versus uno de 25 del grupo de parafina presentaron complicaciones por infección de la herida (CR 2,50; IC del 95%: 0,24 a 25,63) y que uno de 20 niños del grupo de silicona versus dos de 25 del grupo de parafina presentaron necrosis cutánea (CR 0,63; IC del 95%: 0,06 a 6,41). Todas las complicaciones sanaron con el tratamiento conservador. Los resultados del tiempo medio de cicatrización y el número medio de cambios de apósito fueron similares entre los grupos, pero no fue posible excluir los beneficios de los apósitos de silicona o parafina (media con silicona 4,1 semanas versus media con parafina 4,0 semanas; DM 0,10 semanas; IC del 95%: -0,61 a 0,81); (media de cambios de apósito con silicona 4,3 versus media de cambios de apósito con parafina 4,2; DM 0,10; IC del 95%: -0,57 a 0,77). El ensayo encontró que fue menos probable que el apósito de silicona se adhiriera a la herida o causara malestar al niño al realizar el cambio de apósito a la semana.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save