Ambroxol en pacientes en riesgo de parto prematuro para la prevención del síndrome de dificultad respiratoria neonatal

Faltan pruebas de estudios de investigación científica para el uso sistemático del ambroxol en pacientes en riesgo de parto prematuro para prevenir el síndrome de dificultad respiratoria (SDR) neonatal.

El SDR es una enfermedad causada por una deficiencia de los agentes tensioactivos (sustancias que disminuyen la tensión superficial) en los pulmones de los recién nacidos. Estas sustancias mantienen abiertos los alvéolos en el final de las vías respiratorias y permiten la entrada de aire en los pulmones para que el recién nacido pueda respirar y oxigenar su cuerpo. El SDR se presenta principalmente en recién nacidos prematuros. Se utilizan varias intervenciones, como administrar al bebé agente tensioactivo y corticosteroides prenatales, para prevenir el SDR. El ambroxol facilita la extracción de las secreciones bronquiales y puede estimular la producción del agente tensioactivo. La administración de ambroxol a pacientes embarazadas durante el trabajo de parto prematuro puede tener un efecto protector para los recién nacidos, y hay menos efectos adversos maternos con los esteroides prenatales. Los efectos secundarios principales del ambroxol son: diarrea, irritación gástrica, náuseas, vómitos y cefalea.

No se identificaron ensayos que compararan el ambroxol con la dexametasona (corticosteroide) en esta revisión. Tampoco se identificaron ensayos que compararan el ambroxol combinado con corticosteroide versus corticosteroide solo o placebo/ningún tratamiento. La revisión identificó 14 estudios pequeños con un total de 1047 pacientes (y sus 1077 recién nacidos), que compararon el ambroxol con un corticosteroide (betametasona) o con placebo/ningún tratamiento. Tres de los estudios no informaron los resultados de interés para esta revisión. Los resultados de la revisión se basan en pruebas de calidad muy baja a moderada.

No hubo pruebas claras de diferencias en la incidencia del SDR o la mortalidad perinatal en los recién nacidos de pacientes que recibieron ambroxol comparados con los recién nacidos de pacientes que recibieron un corticosteroide (betametasona) o placebo/ningún tratamiento. De igual manera, no hubo diferencias claras entre los grupos en cuanto a las náuseas y los vómitos (los únicos efectos adversos maternos que se informaron).

Para los resultados secundarios de la revisión, ninguno de los estudios incluidos informó la incidencia de displasia broncopulmonar, hemorragia periventricular, enterocolitis necrosante o la tasa de mortalidad materna. Un estudio pequeño (que comparó ambroxol con placebo/ningún tratamiento) no encontró ninguna diferencia entre los grupos para los resultados neonatales de "necesidad de respiración asistida" o "administración de agente tensioactivo pulmonar".

Hay pruebas insuficientes para apoyar o refutar la práctica de la administración de ambroxol a pacientes embarazadas en riesgo de parto prematuro para prevenir el SDR neonatal. Es necesaria más investigación en esta área con el fin de evaluar la efectividad y seguridad de esta intervención.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión se basa en pruebas de calidad muy baja a moderada de 14 ensayos pequeños (muchos se publican en forma de resúmenes de congresos con mínimos detalles metodológicos). Hay pruebas insuficientes para apoyar o refutar la práctica de la administración de ambroxol a pacientes en riesgo de parto prematuro para prevenir el SDR neonatal, la mortalidad perinatal y los efectos adversos. Se necesita más investigación con el fin de evaluar plenamente los beneficios y riesgos de esta intervención.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El síndrome de dificultad respiratoria (SDR) se produce por una deficiencia del agente tensioactivo pulmonar (un agente activo que mantiene los alvéolos pulmonares abiertos y facilita la entrada de aire a los pulmones, mejorando así la oxigenación del recién nacido).

Se utilizan varias intervenciones, como el agente tensioactivo pulmonar y los corticosteroides prenatales, para prevenir el SDR. El ambroxol se ha estudiado como un agente potencial para prevenir el SDR, aunque aún no han sido evaluadas la efectividad y la seguridad.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de la administración de ambroxol a pacientes embarazadas en riesgo de parto prematuro para la prevención del SDR neonatal.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (29 noviembre 2013), CENTRAL (The Cochrane Library 2013, número 11), Embase (1988 hasta noviembre 2013), MEDLINE (PubMed 1970 hasta noviembre 2013), LILACS (1982 hasta noviembre 2013), la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (noviembre 2013) y en las listas de referencias de los estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararan la administración de ambroxol a pacientes embarazadas en riesgo de parto prematuro versus placebo, corticosteroides prenatales (betametasona o dexametasona) o ningún tratamiento.

No se identificaron ensayos que compararan el ambroxol con la dexametasona (corticosteroide) en esta revisión. Tampoco se identificaron ensayos que compararan el ambroxol combinado con corticosteroide versus corticosteroide solo o placebo/ningún tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los ensayos para la inclusión y la calidad de los mismos. Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente. Se verificó la exactitud de los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 14 estudios (en 18 informes de ensayos) con 1047 embarazadas en riesgo de parto prematuro y 1077 recién nacidos. Sin embargo, tres de los estudios incluidos no informaron los resultados de interés de esta revisión. Se realizaron dos comparaciones principales: ambroxol versus corticosteroides prenatales (betametasona); y ambroxol versus placebo o ningún tratamiento. Siete ECA aportaron datos para la comparación de ambroxol versus corticosteroide (betametasona), y dos aportaron datos a la comparación de ambroxol con placebo o ningún tratamiento.

Por lo general, se consideró que los estudios incluidos tenían un riesgo de sesgo "bajo" o "incierto" (porque los informes de los ensayos no presentaron detalles suficientes acerca de métodos de generación de secuencias, ocultación de la asignación y cegamiento).

Medidas de resultado principales

No hubo pruebas claras de una diferencia en la incidencia del SDR en los recién nacidos de pacientes que recibieron ambroxol comparados con los recién nacidos de pacientes que recibieron el corticosteroide betametasona (cociente de riesgos [CR] 0,79; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,59 a 1,07; siete ECA, 728 pacientes/758 recién nacidos, pruebas de calidad moderada e) o placebo/ningún tratamiento (CR promedio 0,74; IC del 95%: 0,46 a 1,20; dos estudios, 204 pacientes/204 recién nacidos,T2 = 0,07; I2= 53%, pruebas de baja calidad). Los resultados fueron imprecisos y compatibles con un beneficio apreciable, así como un efecto insignificante.

De igual manera, no hubo pruebas claras de una diferencia en las tasas de mortalidad perinatal entre el grupo de pacientes que recibieron ambroxol y el grupo que recibió el corticosteroide (betametasona) (CR 0,51; IC del 95%: 0,23 a 1,12; seis estudios, 648 pacientes/657 recién nacidos, pruebas de calidad moderada) o el grupo de placebo/ningún tratamiento (CR 0,61; IC del 95%: 0,19 a 1,98; un estudio, 116 pacientes/116 recién nacidos, pruebas de baja calidad).

En cuanto a los efectos adversos maternos, no hubo diferencias claras (en las náuseas o los vómitos) entre las pacientes que recibieron ambroxol comparadas con las que recibieron corticosteroides (betametasona) (CR promedio 3,45; IC del 95%: 0,34 a 35,51; tres estudios, 305 pacientes, T2= 2,82; I2= 67%, pruebas de muy baja calidad) o las que recibieron placebo o ningún tratamiento (CR 1,79; IC del 95%: 0,45 a 7,13; un estudio, 116 pacientes, pruebas de baja calidad). No se informaron otros efectos adversos (p.ej., diarrea, irritación gástrica y dolor de cabeza) en los estudios incluidos.

Medidas de resultado secundarias

Para los resultados secundarios de la revisión, ninguno de los estudios incluidos informó la incidencia de displasia broncopulmonar, hemorragia periventricular, enterocolitis necrosante o la tasa de mortalidad materna.

Un ensayo pequeño (con 88 pacientes), que comparó el ambroxol con el placebo o ningún tratamiento, no informó ninguna diferencia entre los grupos en cuanto a la necesidad de respiración asistida en el recién nacido (CR 0,94; IC del 95%: 0,73 a 1,21; 88 pacientes/88 recién nacidos, pruebas de baja calidad) o la administración del agente tensioactivo pulmonar (CR 1,19; IC del 95%: 0,61 a 2,30; un ECA, 88 pacientes/88 recién nacidos, pruebas de baja calidad).

Tools
Information
Share/Save