Materiales no metálicos para las restauraciones prostodónticas fijas

Pregunta de la revisión

Comparar los efectos de los materiales no metálicos con los metálico-cerámicos u otros materiales convencionales totalmente metálicos para los tratamientos prostodónticos dirigidos a restaurar los dientes gravemente dañados o reemplazar los dientes perdidos.

Antecedentes

El tratamiento prostodóntico fijo es un procedimiento dental habitual en el que uno o más dientes perdidos o gravemente dañados se reemplazan con sustitutos artificiales. El material utilizado para hacer la prótesis puede ser un marco metálico con un enchapado de un material estético (cerámica) o totalmente metálico, o se puede hacer con diferentes estructuras no metálicas (materiales no metálicos). Todavía no existe seguridad con respecto al rendimiento a largo plazo de las coronas y los puentes no metálicos en comparación con los metálicos.

Características de los estudios

Esta revisión de estudios existentes fue realizada por autores del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group) y la evidencia está actualizada hasta el 3 de mayo de 2017. Se buscó en las bases de datos científicas los ensayos controlados aleatorios (estudios donde los pacientes se asignan al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento) que compararon diferentes tipos de materiales para el tratamiento prostodóntico en pacientes que se siguieron durante al menos un año.

De los nueve ensayos incluidos, tres se realizaron en Alemania, uno en Suecia, uno en España, uno en Suiza y los EE. UU., uno en Dinamarca, uno en Italia y uno en Suiza. Todos los ensayos incluidos se realizaron en centros únicos en consultorios dentales universitarios y tuvieron un diseño de estudio de grupos paralelos. Todos los ensayos incluidos recibieron apoyo de la industria.

Resultados clave

La revisión incluyó nueve estudios con 448 participantes en los que se utilizaron en total 224 coronas y 132 puentes en dientes naturales, y un total de 74 coronas y 25 puentes en implantes. Cada ensayo analizó un tipo diferente de intervención. Los estudios tuvieron duraciones de hasta diez años pero incluyeron números muy pequeños de participantes y se consideraron con riesgo de sesgo incierto o alto. Según estos estudios, actualmente no existe suficiente evidencia confiable para decidir cuál de estos materiales es más efectivo.

Calidad de la evidencia

Dos ensayos tenían un riesgo poco claro de sesgo y siete tenían un alto riesgo de sesgo. La calidad general de la evidencia fue muy baja, por lo que se debe tener precaución al generalizar los resultados de los ensayos incluidos. Los estudios de investigación futuros deben tener como objetivo proporcionar información más fiable que pueda ayudar a los dentistas a decidir los materiales apropiados para el tratamiento prostodóntico fijo, y a la vez considerar las circunstancias y las preferencias individuales de los pacientes.

Conclusiones de los autores: 

No hay evidencia suficiente para apoyar ni refutar la efectividad de los materiales no metálicos para el tratamiento prostodóntico fijo con respecto a los metálico-cerámicos u otros tipos de restauraciones habituales. La calidad general de la evidencia existente fue muy baja, por lo que hay que tener mucha precaución al generalizar los resultados de los ensayos incluidos. Hasta que se disponga de más evidencia los dentistas deben basar las decisiones sobre qué material utilizar para el tratamiento prostodóntico fijo en su propia experiencia y considerar las circunstancias individuales y las preferencias de los pacientes. Se necesitan con urgencia ECA adecuadamente diseñados.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El tratamiento prostodóntico fijo (coronas, prótesis dentales fijas [PDF], prótesis de arco completo) incluye el uso de varios materiales diferentes para reemplazar la estructura perdida del diente. Tradicionalmente se han utilizado marcos totalmente metálicos o marcos metálicos enchapados con cerámica (metálico-cerámico [MC]). En años recientes varios sistemas no metálicos diferentes han estado disponibles para los dentistas y los pacientes. En general, las restauraciones no metálicas deben permitirles a los dentistas reproducir mejor el color natural del diente, lo que evita las deficiencias de las restauraciones MC. No está clara la eficacia comparativa en la práctica del rendimiento clínico de los tratamientos prostodónticos fijos con diferentes materiales.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los materiales no metálicos para las restauraciones prostodónticas en comparación con el material metálico-cerámico u otros materiales completamente metálicos convencionales.

Estrategia de búsqueda: 

El especialista en información del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health's Information Specialist) buscó en las siguientes bases de datos: Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health's Trials Register) (búsqueda 3 mayo 2017), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; 2017, número 4) en la Cochrane Library (búsqueda 3 mayo 2017), MEDLINE Ovid (1946 hasta 3 mayo 2017) y en Embase Ovid (1980 hasta 3 mayo 2017). Se hicieron búsquedas de ensayos en curso en el US National Institutes of Health Trials Registry (ClinicalTrials.gov) y en la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform (búsqueda 3 mayo 2017). No se impusieron restricciones de idioma o fecha de publicación en la búsqueda en las bases de datos electrónicas.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon el rendimiento clínico de las restauraciones prostodónticas fijas no metálicas con las restauraciones con material metálico-cerámico (MC) u otras restauraciones convencionales en pacientes adultos que requerían tratamiento prostodóntico. También se consideraron los ECA que compararon el rendimiento clínico de diferentes clases de sistemas no metálicos entre sí.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane. La revisión de los estudios elegibles, la evaluación de la calidad metodológica de los ensayos y la extracción de los datos se realizaron de forma independiente y por duplicado. Se estableció contacto con los autores de los ensayos en busca de información faltante. Los hallazgos disponibles en los estudios incluidos para los resultados de interés de la revisión sistemática se tabularon, ya que no fue posible incluirlos en un metanálisis formal.

Resultados principales: 

Se incluyeron nueve ensayos con un total de 448 participantes. Se consideró que dos ensayos tenían un riesgo de sesgo poco claro y siete tenían un alto riesgo de sesgo. La mayoría de los ítems del riesgo de sesgo se consideraron con un nivel de riesgo incierto o alto en más del 50% de los ensayos incluidos. En cada ensayo, excepto en dos, se analizó una intervención diferente. Toda la evidencia se consideró de muy baja calidad debido a problemas con el riesgo de sesgo y la imprecisión de los resultados, esta última debido a los tamaños muy pequeños de la muestra, las tasas bajas de eventos, los intervalos de confianza del 95% que incluyeron la posibilidad de beneficio de los grupos de estudio y control, o combinaciones de estos problemas. Lo anterior significa que no hay mucha seguridad con respecto a los resultados presentados en esta revisión.

Un ensayo comparó coronas únicas no metálicas (contorno totalmente de zirconia) con coronas únicas con molde de oro en 224 participantes y no encontró evidencia suficiente de una diferencia en la tasa de fracaso después de un año, pero después de cinco años hubo alguna evidencia de un efecto beneficioso de las coronas de oro. No hubo evidencia suficiente de una diferencia en las complicaciones de las coronas en cualquier momento de evaluación.

Un ensayo comparó PDF no metálicas (disilicato de litio) de tres unidades con PDF metálico-cerámicas de tres unidades en 37 participantes. No hubo evidencia suficiente de una diferencia en el deterioro del puente al año y los seis años, pero hubo alguna evidencia de un beneficio en el grupo de disilicato de litio con respecto a las complicaciones del puente a los seis años. Un ensayo comparó PDF de zirconia-cerámica con PDF metálico-cerámico en 34 participantes, pero no se encontró evidencia suficiente de una diferencia en el deterioro del puente (es decir, ningún deterioro en cualquiera de los grupos de tratamiento), las complicaciones del puente ni la evaluación estética de los pacientes en cualquier momento de evaluación hasta los tres años.

Un ensayo comparó PDF en cantiléver no metálico con PDF en cantiléver metálico-cerámico en 21 participantes. No hubo evidencia suficiente de una diferencia en ninguno de los resultados primarios: deterioros del puente (es decir, ningún deterioro en ninguno de los grupos de tratamiento), complicaciones del puente o evaluación estética de los pacientes en cualquier momento de evaluación hasta los tres años.

Un ensayo comparó coronas únicas retenidas por tornillos sostenidos por implantes no metálicos (zirconia enchapada con cerámica feldespática) con coronas únicas retenidas por tornillos sostenidos por implantes metálico-cerámicos en 20 participantes. No hubo evidencia suficiente de una diferencia en ninguno de los resultados primarios: deterioro de la corona (es decir, ningún deterioro en ninguno de los grupos de tratamiento), complicaciones de la corona o evaluación de la satisfacción/estética en cualquier momento de evaluación hasta los dos años.

Dos ensayos compararon pilares de implantes no metálicos (zirconia) con pilares de implantes metálicos, ambos como sostén de coronas únicas, en 50 participantes. No hubo evidencia suficiente de una diferencia en el deterioro del pilar al año.

Un ensayo comparó PDF no metálicos sostenidos por implantes no metálicos hechos de dos tipos diferentes de cerámica de zirconia en 18 participantes. No hubo evidencia suficiente de una diferencia en el deterioro en ningún momento de evaluación hasta los diez años (es decir, ningún deterioro en ninguno de los grupos de tratamiento). Hubo cierta evidencia de un efecto beneficioso en el grupo de alúmina endurecida con zirconia en cuanto a las complicaciones (astillado).

Un ensayo comparó PDF no metálicos sostenidos por el diente hechos con dos técnicas diferentes de enchapado (a presión versus en capas) en 40 participantes. No hubo evidencia suficiente de una diferencia en el deterioro (es decir, ningún deterioro en ninguno de los grupos de tratamiento) ni en las complicaciones en ningún momento de evaluación hasta los tres años.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save