Nalbufina para el tratamiento del dolor posoperatorio en niños

El dolor posoperatorio continúa siendo un problema importante tras una intervención quirúrgica en los niños. Actualmente hay pruebas claras de que el tratamiento multimodal del dolor posoperatorio es la mejor elección. Este enfoque puede incluir la administración de fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE) y de opioides. Sin embargo, debido al temor a los efectos secundarios como la depresión respiratoria (en la cual los pulmones no pueden proporcionar suficiente oxígeno), los opioides no se usan con frecuencia para el tratamiento del dolor posoperatorio en los niños. La nalbufina puede proporcionar un alivio efectivo del dolor sin causar depresión respiratoria. En esta revisión, se investigó la función de la nalbufina, en comparación con placebo y otros opioides, en niños con dolor posoperatorio. También se consideraron los efectos secundarios. Se realizó una búsqueda sistemática de la literatura en julio de 2013. Se incluyeron 10 ensayos controlados aleatorios con 658 pacientes. Los pacientes eran niños de 0 a 18 años de edad y la mayoría no presentaba otros trastornos médicos relevantes. La calidad general de las pruebas fue baja, de manera que esta revisión no pudo mostrar de forma definitiva que la nalbufina es mejor que el placebo. Lo mismo es válido para la comparación con otros opioides (morfina, tramadol, petidina, piritramida). No se pudieron hacer comentarios sobre los efectos secundarios debido al pequeño número de participantes en los ensayos. Los estudios futuros deben abordar estas cuestiones, incluyendo datos más sólidos para la efectividad y los efectos secundarios.

Conclusiones de los autores: 

Debido a que la calidad general de las pruebas disponibles fue baja, esta revisión sistemática no pudo indicar de forma definitiva que la eficacia analgésica de la nalbufina es superior en comparación con placebo. Además, debido a la ausencia de resultados significativos, tampoco se conoce sobre la comparación con otros opioides comunes. Lo mismo es válido para las pruebas que se centran en los eventos adversos después de la administración de nalbufina en comparación con placebo o la administración de otros opioides. Las pruebas son limitadas debido a que los estudios no informaron de forma concluyente sobre todos los resultados importantes relacionados con el dolor posoperatorio (p.ej. número de pacientes con necesidad de analgesia de rescate, puntuaciones del dolor posoperatorio). Por lo tanto, no fue posible realizar un análisis cuantitativo para muchos aspectos principales (p.ej. analgesia de rescate, puntuaciones del dolor) y no fue posible explorar aún más la heterogeneidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Varias encuestas durante los últimos años han demostrado que el dolor posoperatorio en los niños no recibe el tratamiento apropiado. Una opción de tratamiento farmacológico en un enfoque multimodal para el tratamiento del dolor posoperatorio es la administración sistémica de opioides. Sin embargo, los opioides se usan con poca frecuencia para el tratamiento del dolor posoperatorio en los niños debido al temor a los eventos adversos. Un opioide de uso sistémico que existe desde hace mucho tiempo es la nalbufina, un agonista del receptor kappa y antagonista del receptor µ. Se cree que la eficacia de la nalbufina es similar a la de la morfina. El aumento de la dosificación podría dar lugar a un efecto de techo y por lo tanto, a menos analgesia de la esperada. Además, podría haber un riesgo menor de efectos secundarios inducidos por opioides (náuseas, vómitos) y de eventos adversos graves (depresión respiratoria) debido al efecto antagonista del receptor µ. La nalbufina puede ser un opioide útil para el uso posoperatorio en los niños, aunque aún no se ha determinado la eficacia exacta (p.ej. en comparación con otros opioides utilizados comúnmente).

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y los eventos adversos de la nalbufina para el tratamiento del dolor posoperatorio agudo en niños sometidos a cirugía.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos de manera sistemática: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library 2013, número 7), MEDLINE vía Pubmed (enero 1966 hasta julio 2013) y en EMBASE vía Ovid (enero 1947 hasta julio 2013). No se aplicó ninguna restricción en relación al idioma o fecha de publicación. Se verificaron todas las listas de referencias de los artículos recuperados para obtener referencias adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) que investigaban nalbufina en comparación con placebo u otros opioides.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión examinaron de forma independiente los artículos recuperados y tomaron una decisión respecto a la inclusión o exclusión de los estudios para esta revisión. Los mismos autores también realizaron la extracción de datos y la evaluación del riesgo de sesgo.

Resultados principales: 

Diez ECA con 658 pacientes fueron incluidos en esta revisión sistemática. Cinco ensayos compararon nalbufina con placebo. Los datos de uno de cada cinco estudios para el resultado del dolor moderado/intenso posterior a la administración de nalbufina en comparación con placebo proporcionaron un cociente de riesgos (CR) una hora después de la cirugía (posoperatorio) de 0,1 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,01 a 0,71; pruebas de baja calidad) y un CR de 0,14 dos horas después de la cirugía (IC del 95%: 0,02 a 1,06; pruebas de baja calidad). El CR calculado basado en los datos de un único estudio indicó que la nalbufina redujo la necesidad de analgesia dos horas después de la cirugía (CR 0,47; IC del 95%: 0,27 a 0,84; pruebas de baja calidad). Dos ensayos incluidos compararon nalbufina con morfina y mostraron un CR inferior no significativo o equivalente para el dolor moderado/intenso una hora después de la cirugía (CR 0,84; IC del 95%: 0,12 a 5,74; pruebas de baja calidad) y dos horas después de la cirugía (CR 1,09; IC del 95%: 0,59 a 2,01; pruebas de baja calidad) para la nalbufina versus morfina. Cuatro ensayos compararon nalbufina con tramadol para el dolor posoperatorio; los datos de un ensayo (por resultado) revelaron un CR inferior pero no significativo para la necesidad de analgésicos de rescate adicionales en los niños que recibieron nalbufina (CR de 0,75 dos horas después de la cirugía; IC del 95%: 0,39 a 1,43; pruebas de baja calidad) (CR de 0,33 doce horas después de la cirugía; IC del 95%: 0,04 a 2,77; pruebas de baja calidad). Uno de cada tres ensayos que compararon nalbufina con petidina demostró que el CR no fue significativamente inferior tras la administración de nalbufina en comparación con petidina (CR 1,07 dos horas después de la cirugía; IC del 95%: 0,52 a 2,23; pruebas de baja calidad) (CR de 1,13 veinticuatro horas después de la cirugía; IC del 95%: 0,52 a 2,44; pruebas de muy baja calidad). Los eventos adversos más comunes fueron náuseas y vómitos posoperatorios (NVPO). Sólo un ensayo incluido informó que el CR para las NVPO en la unidad de atención posoperatoria no fue significativamente mayor tras la administración de nalbufina en comparación con placebo (CR 1,00; IC del 95%: 0,16 a 6,42; pruebas de baja calidad) o con morfina (CR 1,33; IC del 95%: 0,64 a 2,77; pruebas de baja calidad).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save