Dimebon para la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer (EA) es un trastorno degenerativo del cerebro. Se espera que sea cuatro veces más común en 2050 de lo que era en 2006. Los síntomas habituales de la EA incluyen pérdida de la memoria, dificultades para completar las tareas diarias y cambios en el estado de ánimo, el comportamiento y la personalidad. En la actualidad los tratamientos farmacológicos aprobados para la EA solo tienen efectos beneficiosos moderados y no han mostrado desacelerar la progresión de la enfermedad. Se necesitan fármacos más efectivos. La latrepirdina (también conocida como Dimebon) se ha indicado como un posible tratamiento para la EA y otras demencias. Los estudios clínicos han tenido resultados contradictorios, por lo que se realizó una revisión sistemática y se agruparon todos los datos disponibles para evaluar los efectos de la latrepirdina. Se buscaron estudios para ayudar a responder a esta pregunta mediante la realización de una búsqueda bibliográfica en junio de 2014. Se combinaron los datos de siete estudios con 1697 pacientes con EA. No fue posible determinar si la latrepirdina tiene algún efecto beneficioso sobre la cognición y la función en los pacientes con EA debido a las variaciones en los resultados entre los estudios y porque la estimación de los efectos fue demasiado imprecisa. Sin embargo, las pruebas indican que la latrepirdina puede tener un efecto positivo para tratar los síntomas conductuales y que no se asocia con efectos adversos en los pacientes con EA. Aunque se han realizado siete estudios, solamente estuvieron disponibles los datos de seis estudios y la mayoría de los estudios no se informó completamente. Se estableció contacto con los investigadores para obtener datos adicionales, pero no se recibió respuesta.

Conclusiones de los autores: 

El metanálisis está limitado por el escaso número de estudios, la falta de precisión, las inconsistencias entre los estudios y la probabilidad de sesgo. No obstante, las pruebas hasta la fecha indican que aunque no se asocia con un aumento en el riesgo de eventos adversos en comparación con placebo, no hay efectos de la latrepirdina sobre la cognición y la función en los pacientes con EA de leve a moderada, aunque parece haber un efecto beneficioso moderado en el comportamiento. Estudios adicionales deben investigar el posible efecto beneficioso de la latrepirdina sobre los síntomas neurosiquiátricos en la EA.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los tratamientos actuales para la enfermedad de Alzheimer (EA) proporcionan alivio sintomático moderado pero no desaceleran la progresión de la enfermedad. La latrepirdina puede modular varios objetivos involucrados en la patología de la EA, que incluyen la peroxidación de los lípidos, la permeabilidad mitocondrial, los canales de iones de calcio dependientes de voltaje, así como la actividad receptora del neurotransmisor y, por lo tanto, potencialmente representa una intervención que modifica los síntomas y la enfermedad. Varios ensayos aleatorios controlados con placebo han buscado evaluar el efecto de la latrepirdina en la cognición, la función y el comportamiento en los pacientes con EA.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y seguridad de la latrepirdina para el tratamiento de la EA.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group) el 4 junio 2014, utilizando los términos: latrepirdine OR dimebon OR dimebolin OR 2,3,4,5-tetrahydro-2,8-dimethyl-5- (2-(6-methyl-3-pyridyl)ethyl)-1H-pyrido(4,3-b)indole.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos aleatorios doble ciego y controlados con placebo que administraron latrepirdina a los pacientes con EA leve, moderada o grave.

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluó la calidad de los estudios y dos autores extrajeron los datos. Se calculó la diferencia de medias (DM), el cociente de riesgos (CR) y el intervalo de confianza (IC) del 95% de todas las medidas de resultado relevantes sobre una base por intención de tratar.

Resultados principales: 

Se encontraron siete ensayos con un total de 1697 participantes y seis fueron incluidos en los análisis cuantitativos. No hubo datos disponibles del séptimo ensayo. En los análisis de los resultados de eficacia se incluyeron tres ensayos con 1243 pacientes y en los análisis que incluyeron resultados de seguridad y de tolerabilidad se incluyeron cuatro ensayos con 1034 pacientes. Se consideró que cinco ensayos tuvieron alto riesgo de sesgo debido al informe de resultado selectivo y tres tuvieron alto riesgo de sesgo de desgaste. Hubo pruebas de calidad muy baja que favorecieron a la latrepirdina en la Clinician's Interview - Based Impression of Change Plus Caregiver Input (CIBIC-Plus) después de 26 semanas (DM -0,60; IC del 95%: -0,89 a -0,31; un estudio, p < 0,001). Debido a la falta de precisión en los resultados no fue posible determinar si la latrepirdina tuvo algún efecto sobre la cognición medida con la subescala cognitiva Alzheimer’s Disease Assessment Scale (ADAS-Cog) (DM -1,49; IC del 95%: -3,47 a 0,49; tres estudios, p = 0,14) o el Mini-Mental State Examination (MMSE) (DM 0,59; IC del 95%: -0,94 a 2,11; tres estudios, p = 0,45), o sobre la función medida con la Alzheimer’s Disease Co-operative Study - Activities of Daily Living scale (ADCS-ADL) (DM 1,00; IC del 95%: -1,15 a 3,15; tres estudios, p = 0,36) al final de los estudios (26 ó 52 semanas). Se consideró que las pruebas aportadas sobre estos resultados fueron en general de calidad baja. Sin embargo, hubo algunas pruebas de alta calidad que mostraron un efecto beneficioso muy pequeño de la latrepirdina en el Neuropsychiatric Inventory (NPI) (DM -1,77; IC del 95%: -3,09 a -0,45; tres estudios, p = 0,009) al final de los estudios (26 ó 52 semanas). Además, pruebas de calidad moderada indicaron que latrepirdina y placebo fueron equivalentes en cuanto a los eventos adversos (CR 1,03; IC del 95%: 0,93 a 1,14; p = 0,51), los eventos adversos graves (CR 0,86; IC del 95%: 0,55 a 1,35; p = 0,52), los abandonos (CR 0,91; IC del 95%: 0,65 a 1,27; p = 0,57) y los abandonos debido a los eventos adversos (CR 0,98; IC del 95%: 0,57 a 1,67; p = 0,93).

Tools
Information
Share/Save