¿Qué tratamientos son eficaces para el tratamiento del síndrome de dolor regional complejo en adultos?

El síndrome de dolor regional complejo (SDRC) se caracteriza por dolor persistente, generalmente en las manos o los pies, que no es proporcional en intensidad a ninguna lesión subyacente. A menudo incluye otros varios síntomas como edema, decoloración, contracción, debilidad y cambios en la piel. Este resumen intentó resumir e informar todas las pruebas disponibles que surgieron de las revisiones sistemáticas de todos los tratamientos para esta afección con respecto a cuán bien funcionan y a cualquier daño potencial que podrían causar.

Se identificaron seis revisiones Cochrane y 13 revisiones sistemáticas no Cochrane que incluyeron pruebas con respecto a un amplio rango de tratamientos, desde fármacos hasta procedimientos quirúrgicos, rehabilitación y terapias alternativas. Para la mayoría de los tratamientos, solamente hubo un escaso número de ensayos publicados y la calidad de estos ensayos fue mixta. La mayoría de las pruebas de la mayoría de los tratamientos es de calidad deficiente o muy deficiente y no se pueden considerar confiables.

Se encontraron pruebas de calidad muy deficiente de que un ciclo diario del fármaco ketamina administrado por vía intravenosa puede aliviar eficazmente el dolor, aunque también se asocia con efectos secundarios diversos. Se encontraron pruebas de calidad muy deficiente de que la clase de fármacos bisfosfonatos, la calcitonina y los programas de imágenes motrices calificadas pueden ser eficaces para el SDRC y que la terapia del espejo puede ser eficaz en los pacientes que desarrollan el SDRC después de presentar un accidente cerebrovascular. Pruebas de calidad muy deficiente indicaron que la fisioterapia y la terapia ocupacional no dieron lugar a efectos beneficiosos clínicamente importantes al año de seguimiento y que el bloqueo de los nervios simpáticos con anestésico local no es efectivo. Hay pruebas de calidad moderada de que un bloqueo regional intravenoso con el fármaco guanetidina no es eficaz y se puede asociar con complicaciones.

Para un rango de otras intervenciones, solamente se encontraron pruebas de calidad deficiente o ninguna prueba. Según este nivel de pruebas, no es posible establecer conclusiones con respecto al valor de estas intervenciones.

Según las pruebas existentes, es difícil establecer conclusiones firmes sobre qué tratamientos se deben ofrecer a los pacientes con SDRC. Son vitales estudios de investigación de mejor calidad para reducir la incertidumbre en esta área y se necesitan antes de hacer recomendaciones confiables.

Conclusiones de los autores: 

Hay una falta crítica de pruebas de alta calidad de la efectividad de la mayoría de los tratamientos para el SDRC. Hasta que se realicen ensayos adicionales más grandes, es difícil formular un enfoque basado en la evidencia para tratar el SDRC.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Actualmente, no hay consenso sólido con respecto al tratamiento óptimo del síndrome de dolor regional complejo, aunque una multitud de intervenciones se han descrito y se utilizan habitualmente.

Objetivos: 

Resumir las pruebas de revisiones sistemáticas Cochrane y no Cochrane de la efectividad de cualquier intervención terapéutica utilizada para aliviar el dolor, la discapacidad o ambos en adultos con síndrome de dolor regional complejo (SDRC).

Resultados principales: 

Se incluyeron seis revisiones Cochrane y 13 revisiones sistemáticas no Cochrane. Las revisiones Cochrane demostraron mejor calidad metodológica que las revisiones no Cochrane. Los ensayos fueron generalmente pequeños y de calidad variable.

Hay pruebas de calidad moderada de que el bloqueo regional intravenoso con guanetidina no es eficaz en el SDRC y que el procedimiento parece asociarse con riesgo de eventos adversos significativos.

Hay pruebas de calidad muy deficiente de que los bisfosfonatos, la calcitonina o un ciclo diario de ketamina intravenosa pueden ser eficaces para el dolor en comparación con placebo; que las imágenes motrices calificadas pueden ser eficaces para el dolor y la función en comparación con la atención habitual; y que la terapia del espejo puede ser efectiva para el dolor en el SDRC posterior al accidente cerebrovascular en comparación con un control "espejo cubierto". Estas pruebas deben interpretarse con precaución. Hay pruebas de calidad deficiente de que el bloqueo simpático con anestésico local no es eficaz. Pruebas de calidad deficiente indican que la fisioterapia o la terapia ocupacional se asocian con efectos positivos pequeños que es poco probable que sean clínicamente importantes al año de seguimiento, cuando se compararon con un control de atención pasiva de trabajo social.

Para un gran rango de otras intervenciones, no hay pruebas disponibles o son de calidad muy deficiente, por lo que no se pueden establecer conclusiones.

Tools
Information
Share/Save