Sulfato de magnesio para embarazadas a término para la neuroprotección del feto

Los lactantes de madres que presentaron complicaciones durante el embarazo como el parto prematuro (parto antes de las 37 semanas de embarazo) y la infección intrauterina (infecciones en el útero) tienen un riesgo mayor de presentar un trastorno del movimiento denominado parálisis cerebral. La parálisis cerebral es un término amplio que se utiliza para describir un trastorno físico no progresivo del movimiento o de la postura adquirido en los primeros años de vida y que es provocada por complicaciones en el desarrollo del cerebro. También se puede asociar con discapacidades intelectuales, trastornos conductuales, defectos sensoriales (ceguera y sordera) y crisis convulsivas.

Otra revisión Cochrane encontró que el sulfato de magnesio administrado a las madres antes del parto prematuro podría proteger el cerebro del feto y mejoraría los resultados a largo plazo durante la niñez. Esta revisión tuvo como objetivo evaluar si el sulfato de magnesio administrado a las madres antes del parto a término (parto a las 37 semanas de embarazo o posterior) también podría proteger el cerebro del feto y mejorar los resultados a largo plazo.

Esta revisión incluyó un estudio controlado aleatorio con 135 embarazadas con preeclampsia leve (hipertensión arterial o proteinuria). Este estudio no aportó pruebas suficientes para determinar los efectos del sulfato de magnesio en los lactantes nacidos a término. Las embarazadas de este estudio que recibieron sulfato de magnesio tuvieron mayores probabilidades de sentir calor y presentar rubor que las embarazadas que recibieron placebo, pero no tuvieron mayores probabilidades de interrumpir el tratamiento debido a los efectos secundarios. Las tasas de hemorragia después del parto y las tasas de partos por cesárea fueron similares entre las embarazadas que recibieron sulfato de magnesio y las que recibieron placebo.

Se necesitan más estudios para establecer si el sulfato de magnesio administrado a la madre a término protege el cerebro del feto. Se debe realizar un seguimiento prolongado de los lactantes incluidos en estos ensayos para poder monitorizar los efectos del magnesio sobre el desarrollo infantil.

Se espera información adicional de otros seis estudios para proceder a su evaluación.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente no se dispone de pruebas suficientes para evaluar la eficacia y la seguridad del sulfato de magnesio administrado a embarazadas para la neuroprotección del feto a término. Como han surgido pruebas nuevas sobre el uso del sulfato de magnesio para la neuroprotección del feto prematuro se necesitan ensayos controlados aleatorios de alta calidad para determinar el perfil de seguridad y los resultados neurológicos para el feto a término. También se deben evaluar estrategias para reducir los efectos secundarios maternos durante el tratamiento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El sulfato de magnesio se utiliza ampliamente en obstetricia para el tratamiento y la prevención de la eclampsia. Un metanálisis reciente indicó que el sulfato de magnesio es un neuroprotector fetal efectivo cuando se administra prenatalmente a embarazadas con riesgo de parto muy prematuro. Los lactantes a término representan más de la mitad de todos los casos de parálisis cerebral y la incidencia se ha mantenido bastante constante. Es importante evaluar si la administración prenatal de sulfato de magnesio a embarazadas a término protege al feto de la lesión cerebral y las discapacidades neurosensoriales asociadas como la parálisis cerebral.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad del sulfato de magnesio en embarazadas a término como agente neuroprotector para el feto.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group, 31 de julio de 2012) y en las listas de referencias de otras revisiones Cochrane que evaluaron el sulfato de magnesio en el embarazo.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararon el sulfato de magnesio administrado prenatalmente en embarazadas a término con placebo, ningún tratamiento o un neuroprotector diferente. También se planificó incluir ensayos aleatorios grupales y excluir los ensayos cruzados (crossover) y los ensayos cuasialeatorios. Se planificó excluir los estudios informados exclusivamente como resúmenes.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente la eligibilidad y el riesgo de sesgo de los ensayos. Dos revisores extrajeron los datos de forma independiente. Se verificó la exactitud de los datos.

Resultados principales: 

Se incluyó un ensayo (con 135 embarazadas a término con preeclampsia leve). Se espera hacer una evaluación adicional de otros seis estudios.

El ensayo incluido comparó sulfato de magnesio con placebo y tuvo un riesgo de sesgo bajo. El ensayo no informó los resultados primarios preespecificados de esta revisión. No hubo diferencias significativas entre sulfato de magnesio y placebo en la puntuación de Apgar menor de 7 a los cinco minutos (cociente de riesgos [CR] 0,51; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,05 a 5,46; 135 lactantes), ni en la edad gestacional al nacer (diferencia de medias [DM] -0,20 semanas; IC del 95%: -0,62 a 0,22; 135 lactantes).

Hubo un número significativamente mayor de efectos secundarios maternos (rubor y sensación de calor) en el grupo de sulfato de magnesio que en el grupo placebo (CR 3,81; IC del 95%: 2,22 a 6,53; 135 embarazadas). Sin embargo, no se observaron diferencias significativas en los efectos adversos suficientemente graves para interrumpir el tratamiento (CR 3,04; IC del 95%: 0,13 a 73,42; 135 embarazadas). No se observaron diferencias significativas entre los grupos en las tasas de hemorragia posparto (CR 4,06; IC del 95%: 0,47 a 35,38; 135 embarazadas) ni de cesárea (CR 0,80; IC del 95%: 0,39 a 1,63; 135 embarazadas).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save