Corticosteroides inhalados para la tos subaguda y crónica en adultos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Antecedentes
A menudo, no se encuentra ninguna causa obvia de la tos que se prolonga durante más de tres semanas. La ausencia de una causa clara hace que la tos sea difícil de tratar. Las guías actuales recomiendan que en muchos casos los pacientes con tos durante más de tres semanas deben recibir corticosteroides inhalados (CSI), que comúnmente se utilizan para tratar el asma y otras enfermedades que incluyen la inflamación de las vías respiratorias.

Pregunta de la revisión
Se deseó determinar si la administración de esteroides inhalados en adultos con tos durante tres semanas o más fue beneficiosa.

Se observaron pruebas de ensayos clínicos. Se analizaron los efectos de los CSI en comparación con placebo en la gravedad de la tos, la función pulmonar, las complicaciones de la tos y la inflamación de las vías respiratorias, así como la seguridad de este tratamiento.

Características de los estudios
Se encontraron ocho estudios en 570 pacientes con tos durante más de tres semanas. Los estudios incluyeron diferentes tipos de participantes en cuanto a la edad, la duración de la tos y los factores de riesgo de la tos. Los estudios también variaron en cuanto a los tipos de CSI, las dosis, las duraciones del tratamiento y los tipos de inhalador utilizados. La gravedad de la tos se midió con diferentes escalas.

Resultados clave
Se consideró la proporción de pacientes que presentaron la curación clínica o que mostraron una mejoría significativa en la gravedad de la tos como el resultado primario, aunque los datos fueron demasiado contradictorios para poder establecer conclusiones. Estas diferencias entre los estudios también impidieron un agrupamiento significativo de los resultados del estudio para la proporción de pacientes que mostraron mejorías en la tos y la mejoría promedio en un tipo específico de escala de la tos. Hubo pruebas de baja calidad de que los CSI redujeron la puntuación de la gravedad de la tos. No hubo suficientes datos acerca de los cambios en la función pulmonar, las complicaciones de la tos y los marcadores de la inflamación para permitir el agrupamiento de los resultados. Hubo pruebas de calidad moderada de que el tratamiento con CSI no aumentó el riesgo de eventos adversos.

Conclusiones y futuro trabajo
Esta revisión indicó que los efectos de los CSI para la tos subaguda y crónica son inconsistentes. Se necesitan estudios adicionales con poblaciones de pacientes, intervenciones, medidas de resultado e informes más consistentes para determinar si los CSI son de ayuda en la tos subaguda y crónica en adultos.

Este resumen en términos sencillos Cochrane fue redactado en diciembre 2012.

Conclusiones de los autores: 

Los estudios fueron sumamente heterogéneos y los resultados fueron inconsistentes. La heterogeneidad en el diseño de estudio debe considerarse en la investigación futura para probar la eficacia de esta intervención. Las guías internacionales sobre la tos recomiendan que la realización de un ensayo de los CSI sólo debe considerarse en los pacientes después de la evaluación minuciosa incluida una radiografía de tórax y la consideración de la espirometría y otras investigaciones apropiadas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La tos persistente es un problema clínico común. A pesar de la investigación minuciosa y el tratamiento empírico, una proporción considerable de los pacientes con tos subaguda y crónica presentan tos idiopática, para la cual las opciones de tratamiento son limitadas. Aunque las guías actuales recomiendan los corticosteroides inhalados (CSI), las pruebas de investigación sobre esta intervención son conflictivas.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los CSI para la tos subaguda y crónica en adultos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE, EMBASE y en ClinicalTrials.gov en diciembre de 2012 y se realizaron búsquedas manuales.

Criterios de selección: 

Dos autores, de forma independiente, evaluaron todos los ensayos potencialmente relevantes. Se incluyeron todas las comparaciones aleatorias publicadas y no publicadas de los CSI versus placebo en adultos con tos subaguda o crónica. Se excluyó a los participantes con diagnóstico comprobado de enfermedad respiratoria crónica y asma. Los estudios de la variante del asma con tos y la bronquitis eosinofílica reunieron los requisitos para la inclusión.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron de forma independiente los datos relevantes a los resultados predefinidos. El resultado primario fue la proporción de participantes con curación clínica o mejoría significativa (reducción de más del 70% en la medida de la gravedad de la tos) al momento del seguimiento (éxito clínico). Los resultados secundarios incluyeron la proporción de participantes con curación clínica o una reducción de más del 50% en la medida de la gravedad de la tos al momento del seguimiento, el cambio medio en las medidas de la gravedad de la tos, las complicaciones de la tos, los biomarcadores de la inflamación y los efectos adversos. Se solicitaron datos adicionales a los autores de los ensayos.

Resultados principales: 

Se incluyeron ocho estudios principales en los que participaron 570 personas. En general, la calidad metodológica de los estudios fue buena. La heterogeneidad clínica significativa resultante de las diferencias en los participantes y las intervenciones, así como la variación en las medidas de resultado, limitaron la validez de las comparaciones entre los estudios para la mayoría de los resultados. Los datos del resultado primario de la curación clínica o la mejoría significativa (> 70%) estuvieron disponibles sólo para tres estudios, que no pudieron agruparse debido a la heterogeneidad excesiva. De igual manera, la heterogeneidad en las características del estudio limitó la validez del metanálisis para los resultados secundarios de la proporción de participantes con curación clínica o una reducción de más del 50% en la medida de la gravedad de la tos y la curación clínica. Un ensayo de grupos paralelos de la tos predominantemente crónica con “variante del asma con tos” identificó un efecto significativo del tratamiento y contribuyó a la mayoría de la heterogeneidad estadística para estos resultados. Aunque el tratamiento con CSI dio lugar a una disminución media en la puntuación de la tos de 0,34 desviaciones estándar (DME -0,34; IC del 95%: -0,56 a -0,13; 346 participantes), la calidad de las pruebas fue baja. La heterogeneidad también impidió la realización del metanálisis para el resultado del cambio medio en la puntuación de la escala analógica visual. El metanálisis no fue posible para los resultados de la función pulmonar, las complicaciones de la tos o los biomarcadores de la inflamación debido a que no hubo datos suficientes. Hubo pruebas de calidad moderada de que el tratamiento con CSI no aumentó significativamente las probabilidades de experimentar un evento adverso (OR 1,67; IC del 95%: 0,92 a 3,04).

Share/Save