Flupentixol versus fármacos antipsicóticos de primera generación de baja potencia para la esquizofrenia

El flupentixol estuvo disponible por primera vez en el Reino Unido en 1965 y se ha utilizado para tratar la esquizofrenia durante casi cinco décadas. Está disponible en forma de comprimido y como una inyección de acción prolongada. Tras investigarlo en numerosos estudios, se encontró que el flupentixol era efectivo y bien tolerado por los pacientes con esquizofrenia. Los efectos secundarios principales son temblores, estremecimiento o incapacidad de permanecer quieto, sequedad bucal y aumento de peso. Aunque este fármaco ha estado disponible durante décadas, existen pocas revisiones sistemáticas sobre el flupentixol. Actualmente no se conocen los efectos de este fármaco para ayudar a los pacientes a enfrentar los síntomas de la esquizofrenia, los mismos no se han medido ni cuantificado. Esta revisión solo pudo incluir un ensayo pequeño y limitado, realizado hace 13 años.El número de estudios fue reducido, y su calidad fue baja; para los resultados principales de interés los autores no pudieron calificar la calidad de las pruebas, debido a que el estudio no informó los resultados de interés para la tabla de “Resumen de los hallazgos”. El flupentixol se comparó con clorpromazina. No hubo diferencias claras en cuanto a la eficacia, ni hubo información clara sobre: aumento en el uso de los servicios; satisfacción de los pacientes con el tratamiento; calidad de vida; o costos y relación entre costo y eficacia. El flupentixol está ampliamente disponible y es económico. Tal vez sea comprensible que siga siendo uno de los muchos fármacos utilizados para el tratamiento de pacientes con enfermedades mentales graves. Esto se debe a que el uso de flupentixol se basa más en la experiencia clínica y en la decisión de los psiquiatras que en los resultados de estudios de investigación de gran escala e información basada en pruebas. La efectividad y los beneficios del flupentixol en comparación con la clorpromazina se desconocen ampliamente y son incompletos. Ensayos aleatorios amplios podrían ser útiles para aumentar el conocimiento acerca de este fármaco.

Este resumen en términos sencillos ha sido redactado por Benjamin Gray, usuario experto de servicios, Rethink Mental Illness.

Conclusiones de los autores: 

La base de pruebas del flupentixol versus antipsicóticos de primera generación de baja potencia actualmente está restringida a una comparación aleatoria con clorpromazina. Los pocos datos informados no indican una diferencia en cuanto a la eficacia, aunque el flupentixol pareció producir más trastornos del movimiento y mareos, mientras que la clorpromazina se asoció con un efecto secundario anticolinérgico - sequedad bucal. Se necesitan más ensayos para establecer conclusiones acerca de los efectos relativos del flupentixol y los antipsicóticos de baja potencia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los fármacos antipsicóticos son los pilares del tratamiento de la esquizofrenia. Las guías terapéuticas establecen que no hay ninguna diferencia en cuanto a la eficacia entre los fármacos antipsicóticos; sin embargo, los fármacos antipsicóticos de baja potencia suelen ser percibidos por los médicos como menos eficaces que los compuestos de alta potencia y también parecen diferir en cuanto a los efectos secundarios.

Objetivos: 

Examinar los efectos en la respuesta clínica del flupentixol y los antipsicóticos de baja potencia para los pacientes con esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (julio de 2010).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararan flupentixol con fármacos antipsicóticos de primera generación de baja potencia para los pacientes con esquizofrenia o psicosis similar a la esquizofrenia.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se extrajeron de forma independiente. Para los datos continuos, se calcularon las diferencias de medias (DM) sobre la base de un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

La revisión actualmente incluye un ensayo aleatorio de China continental con 153 participantes que duró dos meses y comparó flupentixol con clorpromazina. No se informaron los métodos exactos de generación de la secuencia y la ocultación de la asignación, y la medicación se proporcionó de una manera abierta. No hubo datos sobre los resultados que se habían seleccionado a priori para una tabla de “Resumen de los hallazgos”.

No hubo diferencias significativas entre el flupentixol y la clorpromazina en el estado mental general de los participantes al final del estudio según lo medido con la puntuación total Brief Psychiatric Rating Scale (BPRS) (1 ensayo controlado aleatorio [ECA], n = 153; DM 2,20; intervalo de confianza [IC] del 95%: -1,25 a 5,65). La clorpromazina se asoció con significativamente menos mareos (1 ECA, n = 153; DM 0,12; IC del 95%: 0,01 a 0,23); distonía (1 ECA, n = 153; DM 0,29; IC del 95%: 0,13 a 0,45); marcha inestable (1 ECA, n = 153; DM 0,46; IC del 95%: 0,28 a 0,64); expresión facial reducida (1 ECA, n = 153; DM 0,27; IC del 95%: 0,09 a 0,45); agitación (1 ECA, n = 153; DM 0,69; IC del 95%: 0,45 a 0,93); rigidez (codo) (1 ECA, n = 153; DM 0,48; IC del 95%: 0,28 a 0,68); y temblores (1 ECA, n = 153; DM 0,56; IC del 95%: 0,34 a 0,78); La clorpromazina produjo más sequedad bucal que el flupentixol (1 ECA, n = 153; DM -0,14; IC del 95%: -0,25 a -0,03).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save