Frecuencia de cambios de apósito para los dispositivos de acceso venoso central en las infecciones relacionadas con el catéter

Antecedentes
Un dispositivo de acceso venoso central (DAVC, también conocido como un catéter venoso central) es un tubo hueco que se coloca en una vena grande con la punta situada cerca del corazón. Los DAVC permiten que los fármacos, los líquidos y los productos sanguíneos se administren directamente en la sangre y permiten tomar muestras de sangre para análisis. Una de las consecuencias negativas del DAVC puede ser una infección de la sangre que se llama infección hematógena relacionada con el catéter o IHRC, que puede ser grave e incluso potencialmente mortal. Algunos DAVC pueden permanecer insertados durante semanas, meses o años. La mayoría de los pacientes ingresados en una unidad de cuidados intensivos tendrá un DAVC insertado y a los pacientes con venas deficientes o que requieren tratamiento a largo plazo se les ofrecerá un DAVC. Los apósitos se colocan sobre el sitio de inserción del catéter donde se introduce en la vena, generalmente en el tórax, el cuello o el brazo, para proteger la piel circundante. Los apósitos ayudan a impedir las infecciones a partir de la colocación e impiden que el DAVC se mueva. Los apósitos se cambian cuando se ensucian o comienzan a caerse. Los cambios de apósito frecuente pueden causar daño a la piel circundante, por lo que los pacientes pueden presentar dolor o daño en la piel cuando el apósito se retira. El cambio del apósito con frecuencia también es costoso.

Se deseaba determinar si hubo ventajas o desventajas con los intervalos más largos o más cortos entre los cambios de apósito para los DAVC. Algunos hospitales o instalaciones de atención sanitaria recomiendan cambiar los apósitos cada pocos días, mientras otros mantienen los apósitos en el lugar por más tiempo.

Pregunta de la revisión
Se revisaron las pruebas disponibles acerca del efecto de diferentes intervalos entre los cambios de apósito para los DAVC y si tuvieron un efecto sobre el riesgo de IHRC y otras complicaciones. Se encontraron cinco estudios que proporcionan información para la revisión.

Características de los estudios
Los cinco estudios incluidos en la revisión se publicaron entre 1995 y 2009 e involucraron a un total de 2277 participantes. Estuvieron representados cuatro países (dos estudios de Francia y uno de Italia, otro de Suecia y otro de la República Checa). En un estudio participaron niños y los restantes cuatro ensayos sólo incluyeron adultos. Cuatro de los estudios incluyeron a pacientes con cáncer y uno incluyó a pacientes de una unidad de cuidados intensivos.

Los intervalos entre los cambios de apósito se clasificaron como corto (2 a 5 días) en el grupo de cambios de apósitos con mayor frecuencia y largo (5 a 15 días) en el grupo de cambios con menor frecuencia. Todos los estudios utilizaron apósitos transparentes hechos de materiales sintéticos y dos estudios utilizaron gasa (un apósito de tela que no se adhiere a la piel) asegurado con cinta cuando la piel estaba dañada. Los apósitos para los DAVC se monitorizaron diariamente en todos los ensayos y los participantes se siguieron al menos hasta que se extrajo el DAVC o hasta el alta. En un estudio el fabricante proporcionó uno de los productos, pero no tuvo influencias en el diseño ni en cómo se analizaron e informaron los resultados.

Resultados clave
Las pruebas actuales no están claras acerca de si la frecuencia de cambios de apósito para los DAVC influye en el riesgo de IHRC o muerte. De interés particular para los pacientes son los problemas que se pueden asociar con el apósito en sí, como el dolor cuando se retiran y el daño de la piel que el apósito puede causar. No se encontraron pruebas claras de que el dolor, que se evaluó diariamente, estuviera afectado por la frecuencia de cambios de apósito.

Calidad de la evidencia
La calidad de las pruebas fue muy baja o baja. La calidad de las pruebas se disminuyó debido a que los estudios fueron pequeños y pocos, los diseños de los estudios fueron deficientes y a las diferencias en los resultados entre los estudios. Todavía se necesitan estudios mejor diseñados para mostrar si el intervalo más largo o los intervalos más cortos entre los cambios de apósito son más efectivos para prevenir las infecciones relacionadas con el catéter, la mortalidad, el daño cutáneo, el dolor debido al retiro de los apósitos, la calidad de vida y el costo.

Este resumen en términos sencillos se actualizó el 10 junio 2015.

Conclusiones de los autores: 

Las mejores pruebas disponibles actualmente no son concluyentes con respecto a si los intervalos más largos entre los cambios de apósito para los DAVC se asocian con más o menos infección relacionada con el catéter, mortalidad o dolor que los intervalos más cortos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos y los que presentan problemas crónicos de atención sanitaria a menudo requieren acceso vascular a largo plazo. Los dispositivos de acceso venoso central (DAVC) se utilizan para administrar fármacos intravenosos y tomar muestras de sangre. Los DAVC se cubren con un apósito y se aseguran con un adhesivo o cinta adhesiva para protegerlos de la infección y reducir el movimiento. Los apósitos se cambian cuando se ensucian con sangre o comienzan a separarse de la piel. El retiro y la aplicación repetidos de los apósitos pueden causar daño a la piel. La piel es una barrera importante que protege al cuerpo contra la infección. Los cambios de apósito menos frecuentes pueden reducir el daño cutáneo, pero no está claro si esta práctica afecta la frecuencia de infecciones relacionadas con el catéter.

Objetivos: 

Evaluar el efecto de la frecuencia de cambios de apósito para los DAVC sobre la incidencia de infecciones relacionadas con el catéter y otros resultados que incluyen dolor y daño cutáneo.

Estrategia de búsqueda (: 

En junio 2015, se hicieron búsquedas en: registro especializado del Grupo Cochrane de Heridas (Cochrane Wounds Group); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library); Ovid MEDLINE; Ovid MEDLINE (In-Process & Other Non-Indexed Citations); Ovid EMBASE y EBSCO CINAHL. También se realizaron búsquedas de ensayos registrados en registros de ensayos clínicos. No hubo restricciones con respecto al idioma, la fecha de publicación ni el ámbito de estudio.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) que evaluaron el efecto de la frecuencia de cambios de apósito para los DAVC sobre la incidencia de infecciones relacionadas con el catéter en todos los pacientes en cualquier ámbito de atención sanitaria.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizó la metodología de revisión Cochrane estándar. Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los estudios para su inclusión, realizaron la evaluación del riesgo de sesgo y la extracción de datos. Cuando fue apropiado se realizó un metanálisis, de lo contrario los datos se resumieron descriptivamente cuando fueron heterogéneos.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco ECA (2277 participantes) que compararon diferentes frecuencias de cambios de apósito para los DAVC. Todos los estudios se realizaron en Europa y se publicaron entre 1995 y 2009. Los participantes se reclutaron de cuidados intensivos y de departamentos de atención del cáncer de un hospital de niños y cuatro hospitales de adultos. Los estudios utilizaron diversos apósitos transparentes y compararon un intervalo más largo entre los cambios de apósito (5 a 15 días; intervención) con un intervalo más corto entre los cambios (2 a 5 días; control). En cada estudio los participantes se siguieron hasta que el DAVC se extrajo o hasta el alta de la UCI o el hospital.

Infección hematógena relacionada con el catéter (IHRC) confirmada

Un ensayo asignó al azar a 995 pacientes que tenían insertados catéteres venosos centrales a un intervalo más largo o más corto entre los cambios de apósito y midió la IHRC. No está claro si hay una diferencia en el riesgo de IHRC entre los pacientes con intervalos largos o cortos entre los cambios de apósito (CR 1,42; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,40 a 4,98) (pruebas de calidad baja).

Infección hematógena relacionada con el catéter presunta

Dos ensayos asignaron al azar a 151 participantes a intervalos de apósito más largos o más cortos y midieron la IHRC presunta. No está claro si hay una diferencia en el riesgo de IHRC presunta entre los pacientes con intervalos largos o cortos entre los cambios de apósito (CR 0,70; IC del 95%: 0,23 a 2,10) (pruebas de calidad baja).

Mortalidad por todas las causas

Tres ensayos asignaron al azar a 896 participantes a intervalos de apósito más largos o más cortos y midieron la mortalidad por todas las causas. No está claro si hay una diferencia en el riesgo de muerte por cualquier causa entre los pacientes con intervalos largos o cortos entre los cambios de apósito (CR 1,06; IC del 95%: 0,90 a 1,25) (pruebas de calidad baja).

Infección en el sitio del catéter

Dos ensayos asignaron al azar a 371 participantes a intervalos de apósito más largos o más cortos y midieron la infección en el sitio del catéter. No está claro si hay una diferencia en el riesgo de infección en el sitio del catéter entre los pacientes con intervalos largos o cortos entre los cambios de apósito (CR 1,07; IC del 95%: 0,71 a 1,63) (pruebas de calidad baja).

Daño cutáneo

Un ensayo pequeño (112 niños) y tres ensayos (1475 adultos) midieron el daño cutáneo. Hubo pruebas de calidad muy baja del efecto de los intervalos largos entre los cambios de apósito en el daño cutáneo en comparación con los intervalos cortos (niños: CR de la calificación ≥ 2 en la escala de daño cutáneo 0,33; IC del 95%: 0,16 a 0,68; los datos de los adultos no se agruparon).

Dolor

Dos estudios con 193 participantes midieron el dolor. No está claro si hay una diferencia entre los cambios de apósito entre los intervalos largos y cortos en el dolor durante el retiro del apósito (CR 0,80; IC del 95%: 0,46 a 1,38) (pruebas de calidad baja).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save