Bloqueo nervioso anestésico local para el tratamiento del dolor en el trabajo de parto

La mayoría de las mujeres encuentran que el trabajo de parto es doloroso, aunque unas pocas no. Las mujeres que dan a luz más de una vez pueden encontrar niveles de dolor muy diversos en los diferentes trabajos de parto. Las mujeres en general buscan formas que las ayuden a enfrentar el trabajo de parto, y algunas mujeres buscan ayuda adicional para controlar el dolor.

Se analizaron diferentes tipos de bloqueo nervioso anestésico local para el control del dolor en el trabajo de parto. Se consideró el bloqueo paracervical, que es una inyección de solución anestésica local cerca del cuello uterino utilizada principalmente durante el período dilatante. Además, se consideró el bloqueo pudendo, que es una inyección de solución anestésica local en el área del nervio pudendo en la pelvis, que generalmente se utiliza en la segunda etapa del trabajo de parto.

Se incluyeron 12 estudios con 1.549 mujeres. Los estudios fueron pequeños y de pobre calidad, por lo que no pueden asegurarse los resultados.Los datos sugieren que estos dos anestésicos locales fueron más eficaces para el alivio del dolor que el placebo. No hubo diferencias en cuanto al alivio del dolor con el uso de diferentes soluciones anestésicas locales al realizar el bloqueo nervioso anestésico local. Los efectos secundarios de la disminución de la frecuencia cardíaca fetal, mareos, sudoración y hormigueo en las piernas sólo duraron poco tiempo y se informaron en un estudio de bloqueo nervioso anestésico local versus placebo.

Se necesitan estudios adicionales de buena calidad para confirmar los hallazgos, evaluar otros resultados y comparar el bloqueo nervioso anestésico local con otras formas de alivio del dolor en el trabajo de parto.

Conclusiones de los autores: 

El bloqueo nervioso anestésico local es más efectivo que el placebo, los opiáceos y la analgesia no opiácea para el tratamiento del dolor en el trabajo de parto sobre la base de ECA de calidad incierta y números limitados. Los efectos secundarios son más frecuentes después del bloqueo nervioso anestésico local en comparación con placebo. Los diferentes agentes anestésicos locales usados para el alivio del dolor proporcionan una satisfacción similar en cuanto al alivio del dolor. Se necesitan estudios adicionales de alta calidad para confirmar los hallazgos, evaluar otros resultados y comparar el bloqueo nervioso anestésico local con diversas modalidades para el alivio del dolor en el trabajo de parto.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El bloqueo nervioso anestésico local es una modalidad importante para el tratamiento del dolor en el trabajo de parto. El bloqueo pudendo y el bloqueo paracervical (BPC) son los bloqueos nerviosos anestésicos locales realizados más comúnmente y se han usado durante décadas.

Objetivos: 

Establecer la eficacia y la seguridad del bloqueo nervioso anestésico local para el alivio del dolor en el trabajo de parto.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (28 de febrero de 2012).

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que evaluaban el tratamiento del dolor en el trabajo de parto con el uso de bloqueo nervioso anestésico local. No se incluyeron los resultados de los cuasi-ECA.

Obtención y análisis de los datos: 

Se diseñó un formulario para extraer los datos. Para los estudios elegibles, dos autores de la revisión extrajeron los datos mediante el formulario acordado. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión o, de ser necesario, se consultó a un tercero. Los datos se introdujeron y se analizaron en el programa informático Review Manager y se verificó su exactitud.

Resultados principales: 

Se encontraron 41 ensayos para considerar su inclusión en esta revisión. Sólo se incluyeron 12 ECA (1.549 participantes) de calidad incierta. Se excluyeron 29 estudios (30 informes). La mayoría de los estudios excluidos no eran relevantes para esta revisión, y algunos no fueron aleatorios.

Bloqueo nervioso anestésico local versus placebo o ningún tratamiento

Se encontró que más mujeres estuvieron satisfechas con el alivio del dolor después del bloqueo nervioso anestésico local (en particular con el BPC con lidocaína al 2%) que después del placebo (un estudio, 198 participantes, cociente de riesgos [CR] 32,31; intervalo de confianza [IC] del 95%: 10,60 a 98,54). El bloqueo nervioso anestésico local se asoció con más efectos secundarios (un estudio, 200 participantes, CR 29; IC del 95%: 1,75 a 479,61).

Bloqueo nervioso anestésico local (en particular BPC) versus opiáceos

Se encontró que el bloqueo nervioso anestésico local (en particular el BPC) en comparación con opiáceos (en particular, petidina intramuscular o analgesia con fentanil controlada por la paciente) fue más efectivo para el alivio del dolor (un estudio, 109 participantes, CR 2,52; IC del 95%: 1,65 a 3,83) y no se asoció con una tasa más alta de parto vaginal asistido (dos estudios, 129 participantes, CR 1,02; IC del 95%: 0,56 a 1,87) o con una tasa más alta de cesárea (dos estudios, 129 participantes, CR 0,23; IC del 95%: 0,03 a 1,87).

Bloqueo nervioso anestésico local versus agentes no opiáceos

Se encontró que la satisfacción con el alivio del dolor y la tasa de cesáreas fueron iguales en las mujeres que recibieron bloqueo nervioso anestésico local y agentes no opiáceos (un estudio, 100 participantes, CR 1,11; IC del 95%: 0,67 a 1,84; CR 2,0; IC del 95%: 0,19 a 21,36; respectivamente). Más mujeres que recibieron agentes no opiáceos en comparación con las mujeres que recibieron bloqueo nervioso anestésico local requirieron intervenciones adicionales para el alivio del dolor (un estudio, 100 participantes, CR 0,06; IC del 95%: 0,02 a 0,25).

Bloqueo nervioso anestésico local mediante diferentes agentes anestésicos

No hubo diferencias en la satisfacción con el alivio del dolor, el parto vaginal asistido, la cesárea, los efectos secundarios para la madre, la puntuación de Apgar o el ingreso en la unidad de cuidados intensivos neonatales entre los diferentes agentes anestésicos, p.ej. bupivacaína, carbocaína, lidocaína y cloroprocaína.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save