Bisfosfonatos para la osteoporosis en la cirrosis biliar primaria

La cirrosis biliar primaria es una enfermedad autoinmune del hígado que afecta principalmente a las mujeres de mediana edad y se asocia con osteoporosis. La masa ósea disminuida es una causa importante de morbilidad en las pacientes con cirrosis biliar primaria, lo que da lugar a un mayor riesgo de fracturas, dolor y deformidad. La osteoporosis en las pacientes con cirrosis biliar primaria se puede deber a osteoporosis posmenopáusica y a osteoporosis secundaria debida a enfermedad hepática

Los bisfosfonatos como el etidronato, el alendronato o el ibandronato son fármacos que se utilizan habitualmente para el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica. En esta revisión, se analizó el efecto de los bisfosfonatos para la osteoporosis en pacientes con cirrosis biliar primaria. Seis ensayos aleatorios, con 200 participantes incluidos, proporcionaron información para la revisión. Estos ensayos compararon etidronato o alendronato con placebo o ninguna intervención; etidronato o alendronato con alendronato o ibandronato; y etidronato con fluoruro de sodio.

Según los análisis estadísticos realizados, no se encontraron pruebas del efecto de cualquiera de los tres bisfosfonatos mencionados sobre la mortalidad, las fracturas, los eventos adversos, la calidad de vida ni la densidad mineral ósea en pacientes con cirrosis biliar primaria.

Para tener pruebas sobre si los bisfosfonatos se deben utilizar para tratar la osteoporosis en la cirrosis biliar primaria, se necesitan ensayos clínicos aleatorios grandes, multicéntricos y con calidad metodológica alta, es decir, bajo riesgo de sesgo, lo que proporcionaría datos a largo plazo sobre los efectos beneficiosos y perjudiciales que son relevantes para las pacientes.

Conclusiones de los autores: 

No se encontraron pruebas para apoyar o rechazar el uso de los bisfosfonatos en las pacientes con cirrosis biliar primaria. Los datos parecen indicar un posible efecto positivo de la intervención con bisfosfonatos sobre la reducción de la concentración de telopéptidos amino urinarios de colágeno I en comparación con placebo o ninguna intervención, sin riesgo de error aleatorio. Se necesitan más ensayos clínicos aleatorios que evalúen los efectos de los bisfosfonatos para la osteoporosis sobre resultados relevantes para las pacientes con cirrosis biliar primaria.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los bisfosfonatos se utilizan ampliamente para el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica. Las pacientes con cirrosis biliar primaria a menudo presentan osteoporosis posmenopáusica o secundaria a la enfermedad hepática. Ninguna revisión sistemática o metanálisis ha evaluado los efectos de los bisfosfonatos para la osteoporosis en pacientes con cirrosis biliar primaria.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de los bisfosfonatos para la osteoporosis en pacientes con cirrosis biliar primaria.

Estrategia de búsqueda (: 

Registro de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepato-Biliary Group) Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) en The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, Science Citation Index Expanded, LILACS, clinicaltrials.gov, la WHO International Clinical Trials Registry Platform, y las búsquedas en textos completos fueron realizadas hasta noviembre 2011. Durante la realización de la revisión, se estableció contacto con fabricantes y autores en busca de estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos clínicos aleatorios de bisfosfonatos en la cirrosis biliar primaria en comparación con placebo o ninguna intervención, otro bisfosfonato o cualquier otro fármaco.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron los datos. Para el análisis estadístico de los datos dicotómicos, se utilizó RevMan Analysis con el cociente de riesgos (CR) o la diferencia de riesgos (DR), y para los resultados continuos, se utilizó la diferencia de medias (DM) o la diferencia de medias estandarizada (DME), todos con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se utilizaron los componentes metodológicos para evaluar el riesgo de errores sistemáticos (sesgo). También se utilizó el análisis secuencial de los ensayos para controlar los errores aleatorios (influencia del azar).

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ensayos. Tres ensayos con 106 participantes, de los cuales dos tuvieron alto riesgo de sesgo, no mostraron efectos significativos de los bisfosfonatos (etidronato o alendronato) versus placebo o ninguna intervención con respecto a la mortalidad (DR 0,00; IC del 95%: -0,12 a 0,12; I² = 0%), las fracturas (CR 0,87; IC del 95%: 0,29 a 2,66; I² = 0%) ni los eventos adversos (CR 1,00; IC del 95%: 0,49 a 2,04). Dos ensayos con 62 participantes con alto riesgo de sesgo compararon un bisfosfonato (etidronato o alendronato) versus otro (alendronato o ibandronato) y no encontraron diferencias significativas con respecto a la mortalidad (DR -0,03; IC del 95%: -0,14 a 0,07; I² = 0%), las fracturas (CR 0,95; IC del 95%: 0,18 a 5,06; I² = 0%) ni los eventos adversos (CR 1,00; IC del 95%: 0,49 a 2,04; I² = 0%). Los bisfosfonatos no tuvieron efectos significativos sobre la mortalidad relacionada con el hígado, el trasplante hepático ni la morbilidad relacionada con el hígado en comparación con placebo o ninguna intervención u otro bisfosfonato. Los bisfosfonatos no tuvieron efectos significativos sobre la densidad mineral ósea en comparación con placebo o ninguna intervención u otro bisfosfonato. Al parecer, los bisfosfonatos en comparación con placebo o ninguna intervención disminuyen la concentración de los telopéptidos amino urinarios de colágeno I (NTx) (DM -16,93 nmol equivalentes de colágeno óseo/mmol creatinina; IC del 95%: -23,77 a -10,10; dos ensayos con 88 pacientes; I² = 0%) y la concentración de osteocalcina sérica (DME -0,81; IC del 95%: -1,22 a -0,39; tres ensayos con 100 pacientes; I² = 34%). El análisis secuencial de los ensayos apoyó el primer resultado, pero no el último. El alendronato en comparación con otro bisfosfonato (ibandronato) no tuvo efectos significativos sobre la concentración de osteocalcina sérica (DM -3,61 ng/ml; IC del 95%: -9,41 a 2,18; dos ensayos con 47 pacientes; I² = 82%) en un metanálisis de efectos aleatorios, pero disminuyó significativamente la osteocalcina sérica (DM -4,40 ng/ml; IC del 95%: -6,75 a -2,05; dos ensayos con 47 pacientes; I² = 82%), el propéptido N-terminal tipo I de procolágeno (DM -8,79 ng/ml; IC del 95%: -15,96 a -1,63; dos ensayos con 47 pacientes; I² = 38%), y la concentración de NTx (DM -14,07 nmol equivalentes de colágeno óseo/mmol creatinina; IC del 95%: -24,23 a -3,90; dos ensayos con 46 pacientes; I² = 0%) en un modelo de efectos fijos. Los análisis secuenciales de los ensayos no apoyaron los dos últimos resultados. No hubo diferencias estadísticamente significativas en el número de pacientes que recibieron bisfosfonatos que se retiraron del estudio debido a eventos adversos en comparación con placebo o ninguna intervención (DR -0,04; IC del 95%: -0,21 a -0,12; dos ensayos con 46 pacientes; I² = 0%) u otro bisfosfonato (CR 0,56; IC del 95%: 0,14 a 2,17; dos ensayos con 62 pacientes; I² = 0%). Un ensayo con 32 participantes y alto riesgo de sesgo comparó etidronato versus fluoruro de sodio y no encontró diferencias significativas con respecto a la mortalidad, las fracturas, los eventos adversos ni la densidad mineral ósea. El etidronato en comparación con el fluoruro de sodio redujo significativamente la concentración de la osteocalcina sérica, la hidroxiprolina urinaria y la hormona paratiroidea.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save