Repercusión de las estrategias de financiamiento sanitario en el acceso a los servicios de salud en países de ingresos bajos y medios

Los investigadores de la Colaboración Cochrane realizaron una revisión de la repercusión de las estrategias de financiamiento sanitario para los usuarios en el acceso de los pacientes a los servicios de salud de los países de ingresos bajos y medios. Después de buscar todos los estudios relevantes, se encontraron 16 estudios. Sus hallazgos se resumen a continuación. 

Estrategias de financiamiento sanitario para los usuarios y el uso de los servicios de salud por los pacientes

En muchos países los pacientes pueden tener que pagar un costo, o un financiamiento sanitario, para obtener sus servicios de salud, por ejemplo, cuando visitan al médico o reciben fármacos y otros suministros médicos.

Las estrategias de financiamiento sanitario para los usuarios se introdujeron en muchos países de ingresos bajos y medios en los años ochenta con el apoyo de la UNICEF y el Banco Mundial. Se presentaron varios motivos para la introducción de estas estrategias de financiamiento sanitario. Una justificación es que se espera que las estrategias de financiamiento sanitario para los usuarios impidan que las personas soliciten asistencia sanitaria innecesaria. También son consideradas una forma de recaudar fondos extra que se pueden utilizar para mejorar la calidad de los servicios de salud. Estos fondos extra también se pueden utilizar para ampliar los servicios de salud y asegurar que toda la población tenga acceso a la asistencia sanitaria.

Sin embargo, los críticos han alegado que la introducción de estrategias de financiamiento sanitario para los usuarios impide que los pacientes pobres utilicen los servicios de salud necesarios. Recientemente varias campañas han propugnado la eliminación de las estrategias de financiamiento sanitario para los usuarios, especialmente en la atención primaria.

¿Qué sucede cuando se introduce o se elimina el financiamiento sanitario para los usuarios?

Los estudios de esta revisión se realizaron en 12 países diferentes. Estos estudios evaluaron los efectos de introducir el financiamiento sanitario para los usuarios; eliminar el financiamiento sanitario; o aumentar o disminuir el financiamiento sanitario. Los estudios variaron según el tipo de servicios de salud y el nivel y la naturaleza del pago. Mientras algunos de los estudios analizaron la repercusión de reformas nacionales a gran escala, otros estudios analizaron proyectos piloto a pequeña escala.

Todas las pruebas fueron de calidad muy deficiente y los estudios mostraron resultados mixtos:

Cuando se introdujo o aumentó al financiamiento sanitario para los usuarios:

- Disminuyó el uso de las personas de los servicios de asistencia sanitaria preventiva.

- Generalmente disminuyó el uso de los servicios curativos por los pacientes. Sin embargo, al mejorarse la calidad a los servicios de salud cuando se introdujo el financiamiento sanitario, aumentó el uso de los servicios curativos por los pacientes. Además, los grupos menos favorecidos de la población empezaron a utilizar más los servicios de asistencia sanitaria.

Cuando se eliminó el financiamiento sanitario para los usuarios:

- Generalmente no hubo una repercusión inmediata sobre el uso de los servicios de asistencia sanitaria preventiva por las personas. Pero en algunos casos el uso de estos servicios por las personas aumentó después de algún tiempo.

- Se produjo algún aumento del número de visitas a servicios ambulatorios, pero no hubo un aumento del número de visitas a servicios de hospitalización.

Cuando disminuyó el financiamiento sanitario para los usuarios:

- Se produjo un aumento del uso de los servicios de asistencia sanitaria preventivos y curativos, que varió desde un aumento muy pequeño a un aumento grande.

Para resumir, los resultados fueron mixtos y la calidad de las pruebas fue deficiente. Por lo tanto, no hay certeza acerca de los efectos de las estrategias de financiamiento sanitario para los usuarios sobre el uso de los servicios de salud.

Conclusiones de los autores: 

La revisión indica que la reducción o la eliminación del financiamiento sanitario para los usuarios aumentan la utilización de algunos servicios de asistencia sanitaria. Sin embargo, las pruebas emergentes indican que tal cambio puede tener consecuencias no planificadas sobre la utilización de los servicios preventivos y la calidad de los servicios. La revisión también encontró que la introducción o el aumento del financiamiento sanitario pueden tener una repercusión negativa sobre la utilización de los servicios de salud, aunque algunas pruebas indican que cuando se implementan con mejorías en la calidad estas intervenciones podrían ser beneficiosas. La mayoría de los estudios incluidos presentaron deficiencias metodológicas importantes. Se necesitan investigaciones más rigurosas que aporten información a los debates sobre la conveniencia y los efectos de las estrategias de financiamiento sanitario para los usuarios.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Después de presiones a nivel internacional sobre reformas de financiamiento, muchos países de ingresos bajos y medios introdujeron estrategias de financiamiento sanitario para los usuarios con el objetivo de aumentar los ingresos adicionales de los sistemas de salud. Las estrategias de financiamiento sanitario para los usuarios son los costos exigidos en el momento de utilizar los servicios y se supone que ayudan a reducir el consumo "frívolo" de los servicios de salud, aumentar la calidad de los servicios disponibles y, como resultado, aumentar el uso de los servicios.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de introducir, eliminar o cambiar las estrategias de financiamiento sanitario en los usuarios para mejorar el acceso a los servicios de salud en los países de ingresos bajos y medios

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en 25 bases de datos internacionales, incluyendo el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Cochrane Effective Practice and Organisation of Care, EPOC), CENTRAL, MEDLINE y EMBASE. También se buscó en los sitios web y en recursos en línea de organismos internacionales, organizaciones y universidades para encontrar literatura gris pertinente. Se realizaron las búsquedas originales entre noviembre 2005 y abril 2006 y la búsqueda actualizada en CENTRAL (DVD-ROM 2011, número 1); MEDLINE In-Process & Other Non-Indexed Citations, Ovid (25 enero, 2011); MEDLINE, Ovid (1948 hasta enero, semana 2, 2011); EMBASE, Ovid (1980 hasta 2011, semana 03) y en EconLit, CSA Illumina (1969 - presente) el 26 de enero 2011.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios, estudios de series de tiempo interrumpido y estudios controlados tipo antes y después (before and after studies) que informaron una medida objetiva de al menos uno de los resultados siguientes: utilización de la asistencia sanitaria, gastos sanitarios o resultados de salud.

Obtención y análisis de los datos: 

Se volvieron a analizar los estudios con datos longitudinales. En los estudios controlados del tipo antes y después (before and after studies), la elasticidad de los precios de la demanda de servicios de salud se computaron como una medida estandarizada. No se realizó un metanálisis debido a la diversidad de contextos y medidas de resultado. En su lugar se realizó un resumen narrativo de las pruebas.

Resultados principales: 

Se incluyeron 16 estudios de 243 identificados. La mayoría de los estudios incluidos mostró deficiencias metodológicas que afectan la fortaleza y la confiabilidad de sus resultados. Cuando se introdujo o se aumentó el financiamiento sanitario se encontró que el uso de los servicios de salud se redujo significativamente en la mayoría de los estudios. Dos estudios encontraron un aumento del uso de los servicios de salud cuando se introdujeron mejorías en la calidad al mismo tiempo que las estrategias de financiamiento sanitario para los usuarios. Sin embargo, estos estudios tienen un alto riesgo de sesgo. No se encontraron pruebas de los efectos sobre los resultados sanitarios ni sobre el gasto sanitario.

Tools
Information
Share/Save