Estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr) para el trastorno de pánico en adultos

¿Por qué es importante esta revisión?

El trastorno de pánico es un trastorno mental común y su prevalencia durante la vida es del 5,1%. La característica principal del trastorno de pánico es la aparición de ataques de pánico inesperados y la ansiedad consiguiente relacionada con la posibilidad de presentar otro ataque. A pesar de los adelantos importantes en el tratamiento, muchos pacientes con trastorno de pánico no responden bien a la medicación ni al tratamiento psicológico. En los años recientes, se encontró una asociación entre los síntomas de pánico y una mayor actividad en la región frontal derecha del cerebro. La estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr) es una técnica nueva para la estimulación del sistema nervioso central. Funciona mediante la colocación de un espiral electromagnético contra el cuero cabelludo, que genera un campo magnético que cambia rápidamente para inducir corrientes eléctricas localizadas. La EMTr de baja frecuencia puede reducir este aumento de la actividad en el cerebro y, por lo tanto, la EMTr está surgiendo como una nueva forma de tratamiento para los pacientes con trastorno de pánico. Algunos estudios investigaron el efecto de la EMTr en los pacientes con TP y observaron una reducción en los niveles de ansiedad. El objetivo de esta revisión fue combinar los resultados de todos los ensayos controlados aleatorios de la EMTr para el trastorno de pánico con objeto de investigar la efectividad y la seguridad de este tratamiento.

¿Quién estará interesado en esta revisión?

Las personas afectadas por el trastorno de pánico.

Médicos generales (MG).

Profesionales que trabajan en servicios de salud mental para adultos.

Familias y amigos de pacientes que presentan depresión mayor.

¿Qué preguntas pretende contestar esta revisión?

¿La EMTr es efectiva para tratar a adultos con trastorno de pánico, ya sea sola o en combinación con otros tratamientos?

¿Qué estudios se incluyeron en la revisión?

Se realizaron búsquedas de todos los estudios relevantes sobre la EMTr para el trastorno de pánico en pacientes de 18 a 65 años de edad. La búsqueda encontró sólo dos estudios que cumplieron los criterios de inclusión y fueron incluidos en esta revisión. La información acerca de la manera en que se realizaron los estudios no se detalló de forma muy adecuada y los datos de una gran parte de los pacientes de un estudio no se incorporaron en el análisis.

Los dos estudios incluyeron a un total de 40 pacientes con trastorno de pánico e informaron el efecto de la EMTr sobre los síntomas de pánico después de dos o cuatro semanas de EMTr. Ambos estudios utilizaron EMTr de baja frecuencia con una duración de 30 minutos, la cual se aplicó a una región del cerebro denominada sitio prefrontal derecho. La mayoría de los participantes también estaban tomando fármacos antidepresivos o recibiendo terapia psicológica. Ningún estudio comparó las diferencias entre la EMTr y cualquier otro tratamiento, como medicación, tratamiento psicológico y terapia electroconvulsiva (TEC).

¿Qué dicen las pruebas de la revisión?

Un estudio halló que todos los pacientes mejoraron durante el período de estudio, aunque el efecto del tratamiento no difirió entre el grupo que recibió EMTr y el grupo que recibió EMTr simulada. El otro estudio administró más sesiones e informó niveles más altos de mejoría de los síntomas de pánico en los pacientes que recibieron EMTr en comparación con los que recibieron EMTr simulada.

Aunque ningún ensayo informó efectos secundarios graves, proporcionaron sólo pruebas de calidad muy baja sobre los resultados de los eventos adversos. Sobre la base de la calidad limitada de las pruebas disponibles no fue posible determinar la seguridad de la EMTr.

La información limitada disponible a partir de estos dos estudios es insuficiente para establecer la conclusión de si la EMTr es efectiva para reducir la gravedad de los síntomas del trastorno de pánico. La principal limitación de esta revisión fue que el número de personas con trastorno de pánico que estuvo involucrado era demasiado pequeño.

¿Qué debe suceder a continuación?

Para averiguar más acerca de la EMTr para el trastorno de pánico, deben realizarse más estudios que incluyan a un mayor número de pacientes y comparen la EMTr simulada con la EMTr real.

Conclusiones de los autores: 

Sólo hubo dos ECA de la EMTr disponibles y los tamaños de la muestra fueron pequeños. Los datos disponibles fueron insuficientes para establecer cualquier conclusión acerca de la eficacia de la EMTr para el TP. Se necesitan ensayos adicionales con tamaños de la muestra grandes y una metodología adecuada para confirmar la efectividad de la EMTr para el TP.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El trastorno de pánico (TP) es un tipo común de trastorno de ansiedad, caracterizado por ataques de pánico inesperados y repetidos o por el temor a los ataques de pánico futuros, o ambos. Los individuos con TP suelen ser resistentes a los tratamientos farmacológicos o psicológicos, lo cual puede dar lugar a que el trastorno se resulte en una enfermedad crónica e incapacitante. La estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr) puede administrar corriente sostenida y espacialmente selectiva para suprimir o inducir la excitabilidad cortical, y su efecto terapéutico sobre la actividad neuronal patológica en los pacientes con TP ya se ha examinado en estudios de casos y ensayos clínicos. Sin embargo, se necesita una revisión sistemática para evaluar la eficacia y la seguridad de la EMTr para el TP.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr) para el trastorno de pánico (TP) en adultos de 18 a 65 años de edad, ya sea como monoterapia o como una estrategia de intensificación.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizó una búsqueda electrónica en el registro de ensayos controlados del Grupo de Revisión Cochrane de Depresión, Ansiedad y Neurosis (Cochrane Depression, Anxiety and Neurosis Review Group Controlled Trials Register, CCDANCTR) hasta el 19 febrero 2014. El CCDANCTR incluye informes de ensayos controlados relevantes (RCT) de MEDLINE (1950 hasta la fecha), EMBASE (1974 hasta la fecha), PsycINFO (1967 hasta la fecha) y en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (todos los años). Se hicieron búsquedas adicionales en Psyndex y en las principales bases de datos médicas chinas.

Criterios de selección: 

ECA o ensayos cuasialeatorios que evaluaran la EMTr para el TP en pacientes de entre 18 y 65 de edad, ya sea como monoterapia o como una estrategia de intensificación.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron los estudios independientemente, extrajeron los datos y verificaron los datos de forma cruzada. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión. Para los datos binarios, se calculó el cociente de riesgos (CR) de efectos fijos y su intervalo de confianza (IC) del 95%. Para los datos continuos, se calculó la diferencia de medias estandarizada (DME) con el modelo de efectos fijos e IC del 95%.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos ECA (n = 40) en esta revisión. Los ensayos incluidos compararon la EMTr con EMTr simulada; ningún ensayo que comparara la EMTr con tratamientos activos (terapia electroconvulsiva [TEC], farmacoterapia, psicoterapia) reunió los criterios de inclusión. Ambos estudios incluidos utilizaron EMTr de 1 Hz sobre la corteza prefrontal dorso-lateral (CPFDL) derecha durante dos o cuatro semanas como un tratamiento de intensificación para el TP. Sin embargo, en ambos estudios los datos del resultado primario, los síntomas de pánico según lo medido en la Panic Disorder Severity Scale (PDSS), fueron asimétricos y no pudieron agruparse para realizar un análisis cuantitativo. En cuanto a este resultado primario, un ensayo con 25 participantes informó un efecto superior de la EMTr en la reducción de los síntomas de pánico en comparación con la EMTr simulada (t = 3,04; gl = 16,57; p = 0,007), aunque este ensayo tuvo una tasa de abandonos del 16% y por lo tanto se consideró como en riesgo alto de sesgo de deserción. El otro ensayo halló que los 15 participantes presentaron una reducción en los síntomas de pánico aunque no hubo diferencias significativas entre la EMTr y la EMTr simulada (prueba Mann Whitney U, p > 0,05). Con respecto a la aceptabilidad de la EMTr, no se encontró ninguna diferencia significativa entre la EMTr y la EMTr simulada en las tasas de abandonos ni en los informes de los efectos secundarios. La calidad de las pruebas que contribuyen a esta revisión se evaluó como muy baja. Las evaluaciones del riesgo de sesgo para los dos estudios fueron obstaculizadas por la falta de información proporcionada en los informes, especialmente sobre los métodos de generación de la secuencia y si se había aplicado la ocultación de la asignación. En cuanto a las fuentes de sesgo restantes, se consideró que uno de los estudios estuvo en riesgo de sesgo de deserción.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save