Resonancia magnética, artrografía por resonancia magnética y ecografía para la evaluación de los desgarros del manguito rotador en pacientes con dolor de hombro para quienes se considera la cirugía

Conclusiones de los autores: 

La RM, la ARM y la ecografía presentan buena exactitud de diagnóstico y cualquiera de estas pruebas podría utilizarse por igual para la detección de los desgarros de espesor total en pacientes con dolor de hombro para quienes se considera la cirugía. El rendimiento del diagnóstico de la RM y la ecografía puede ser similar para la detección de cualquier desgarro del manguito rotador. Sin embargo, la RM y la ecografía pueden presentar una sensibilidad deficiente para detectar desgarros de espesor parcial, y la sensibilidad de la ecografía puede ser mucho menor que la de la RM. La solidez de las pruebas para todas las comparaciones de las pruebas es limitada debido a que la mayoría de los estudios fueron pequeños y heterogéneos y presentaron deficiencias metodológicas, y hubo pocos estudios comparativos. Se necesitan estudios bien diseñados que comparen directamente la RM, la ARM y la ecografía para la detección de los desgarros del manguito rotador.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El dolor de hombro es un síntoma muy frecuente. Los trastornos de los tendones del manguito rotador debido al desgaste o a desgarros se encuentran entre las causas más frecuentes de dolor de hombro y discapacidad. La resonancia magnética (RM), la artrografía por resonancia magnética (ARM) y la ecografía se utilizan cada vez más para evaluar la presencia y el tamaño de los desgarros del manguito rotador con el objetivo de ayudar a planificar el tratamiento quirúrgico. No se conoce si un método de diagnóstico por imágenes es superior a cualquiera de los otros.

Objetivos: 

Comparar la exactitud de la prueba de diagnóstico con RM, ARM y ecografía para detectar cualquier desgarro del manguito rotador (es decir, de espesor parcial o total) en pacientes con sospechas de desgarros del manguito rotador para quienes se considera la cirugía.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane de Estudios de Exactitud de las Pruebas de Diagnóstico (Cochrane Register of Diagnostic Test Accuracy Studies), MEDLINE, EMBASE y LILACS desde su inicio hasta febrero de 2011. También se buscó en los registros de ensayos, resúmenes de congresos y listas de referencias de los artículos para identificar estudios adicionales. No se aplicaron restricciones de idioma ni de publicación.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los estudios prospectivos de exactitud de diagnóstico que evaluaron la RM, la ARM o la ecografía en comparación con artroscopia o cirugía abierta como el estándar de referencia, en pacientes con sospecha de desgarro del manguito rotador de espesor parcial o total. Se excluyeron los estudios que seleccionaron un grupo control sano, o a participantes con diagnóstico previo de otras causas específicas de dolor de hombro como osteoartritis o artritis reumatoide. También se excluyeron los estudios con un período excesivamente largo (un año o más) entre las pruebas índice y de referencia.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos sobre las características de los estudios y los resultados de los estudios incluidos y realizaron la evaluación de la calidad de acuerdo a los criterios QUADAS de forma independiente. La unidad de análisis fue el hombro. Para cada prueba se confeccionaron gráficos de los cálculos de sensibilidad y especificidad de cada estudio en el espacio ROC y se construyeron diagramas de bosque para el examen visual de la variación en la exactitud de las pruebas. Los metanálisis se realizaron mediante el modelo bivariado para producir estimaciones resumidas de la sensibilidad y la especificidad. No fue posible investigar formalmente las posibles fuentes de heterogeneidad debido al escaso número de estudios.

Resultados principales: 

Se incluyeron 20 estudios de pacientes con sospecha de desgarros del manguito rotador (1147 hombros), de los cuales seis evaluaron la RM y la ecografía (252 hombros), o la ARM y la ecografía (127 hombros) en los mismos pacientes. Muchos estudios presentaron deficiencias en el diseño, con la posibilidad de sesgo, lo que limitó la confiabilidad de los hallazgos. En general, la calidad metodológica de los estudios se consideró deficiente o incierta. Para cada prueba se observó una heterogeneidad considerable en los resultados de los estudios, especialmente entre los estudios que evaluaron la ecografía para la detección de los desgarros de espesor total y los estudios que evaluaron la ARM para la detección de los desgarros de espesor parcial. Los criterios para una prueba de diagnóstico positiva (pruebas índice y estándar de referencia) variaron entre los estudios.

No fue posible realizar metanálisis de los estudios que evaluaron la ARM para la detección de cualquier desgarro del manguito rotador o de los desgarros de espesor parcial. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en la sensibilidad o la especificidad entre la RM y la ecografía para la detección de cualquier desgarro del manguito rotador (p = 0,13), ni para la detección de los desgarros de espesor parcial (p = 1,0). De manera similar, para la comparación entre la RM, la ARM y la ecografía para la detección de los desgarros de espesor total, no hubo diferencias estadísticamente significativas en el rendimiento del diagnóstico (p = 0,7). Para cualquier desgarro del manguito rotador, la sensibilidad y la especificidad resumidas fueron del 98% (IC del 95%: 92% a 99%) y del 79% (IC del 95%: 68% a 87%) respectivamente para la RM (seis estudios, 347 hombros), y del 91% (IC del 95%: 83% a 95%) y del 85% (IC del 95%: 74% a 92%) respectivamente para la ecografía (13 estudios, 854 hombros). Para los desgarros de espesor total, la sensibilidad y la especificidad resumidas fueron del 94% (IC del 95%: 85% a 98%) y del 93% (IC del 95%: 83% a 97%) respectivamente para la RM (siete estudios, 368 hombros); del 94% (IC del 95%: 80% a 98%) y del 92% (IC del 95%: 83% a 97%) respectivamente para la ARM (tres estudios, 183 hombros); y del 92% (IC del 95%: 82% a 96%) y del 93% (IC del 95%: 81% a 97%) respectivamente para la ecografía (diez estudios, 729 hombros).

Debido a que pocos estudios incluyeron comparaciones directas, no fue posible realizar metanálisis limitados a estos estudios. Por lo tanto, las comparaciones de las pruebas para cada una de las tres clasificaciones de la afección objetivo se basaron en comparaciones indirectas que pueden ser propensas al sesgo debido a factores de confusión.

Tools
Information
Share/Save